Solicitar un crédito: 5 requisitos básicos

Tags: Solicitar crédito requisitos

A veces tenemos la idea de que pedir un crédito puede significar un proceso muy largo.

Sin embargo, realizar el trámite no es lo que toma tiempo, sino la corroboración de la información que estamos brindando a la entidad financiera que nos dará ese crédito.

Porque hay que tener todo listo cuando necesites solicitar un crédito, a continuación te decimos cuáles son los 4 requisitos básicos que una institución financiera te va a pedir para tu proceso de crédito:

1.- Datos básicos

No importa el tipo de crédito que pienses solicitar ni cuánto vas a pedir, los datos básicos es algo que debes tener a la mano en el momento en que te hayas decidido a pedir uno.

Se trata de documentos que seguramente tienes, pues te los piden para todo. Los documentos principales que te pedirán son:

  • Identificación: se trata ni más ni menos que de tu identificación personal como puede ser: la credencial para votar o INE, pasaporte, cartilla de servicio militar, cédula profesional o licencia de conducir.
  • Acta de nacimiento: en algunos casos las instituciones financieras te pedirán que presentes tu acta de nacimiento, por lo que es importante tenerla a la mano.
  • Comprobante de domicilio: es muy probable que te soliciten que presentes algún documento que corrobore tu domicilio, como pueden ser los recibos de luz, teléfono y agua. Te pedirán que no sean mayores a 3 meses de antigüedad.
Estos documentos son los requisitos más básicos e infaltables que deberás reunir y presentar ante la persona encargada de tramitar tu crédito.

¡Tenlos a la mano!. Ponlos en un lugar en donde los puedas encontrar fácilmente, de lo contrario podrías dar vueltas y retrasar tu proceso de solicitud.

2.- Solicitud de crédito

Además de entregar tus datos básicos, también tendrás que llenar una solicitud de crédito. (Algunas entidades financieras tienen solicitudes en línea, lo que hace más fácil el proceso).

Este requisito te lo va a dar la empresa otorgadora a la que hayas decidido pedirle el préstamo. Lee y pon mucha atención en el documento que vas a llenar; al igual que el contrato que vas a firmar.

3.-Contrato

De igual manera, el contrato lo provee la organización financiera a la que acudiste.

¡Abusado! Es muy importante que leas con cuidado cualquier documento que vas a firmar. Tomate tu tiempo para revisarlo y pregunta si tienes dudas. No repares en volver a cuestionar y pon especial atención en:

  • Plazos de crédito
  • Intereses
  • Periodos de pago

También ponte trucha con los avisos de privacidad, para que sepas el manejo que le van a dar la información personal que les estás dando y estar seguro que no tendrán un mal uso.

¡Adiós a la pena! Si algo no queda completamente claro hay que preguntar, el ejecutivo encargado de realizar tu trámite debe despejar todas tus dudas para que te sientas totalmente seguro.

Si la persona encargada de tu proceso de crédito no te ayuda, mejor acude a otra institución.

4.- Garantías

¿Qué onda con las garantías? Este es uno de lo requisitos que tienen mayor variación, se trata de lo que la entidad financiera pedirá a cambio del dinero que te va a prestar.

Todos te van a pedir este requisito, que va a cambiar dependiendo de la institución a la que vayas y el tipo de crédito que estás buscando.

Un ejemplo es el comprobante de ingresos, que prácticamente todos te van a pedir sin importar el lugar. Hay que demostrar que eres trabajador y que vas a pagar.

Esto también ayudará a definir el monto que te van a prestar.

El estado de cuenta y los recibos de nómina son documentos que te piden para que compruebes tu capacidad de pago.

Otro tipo de garantía puede ser un aval , que es una persona que está dispuesta a asumir la responsabilidad de hacerse cargo de los pagos en caso de que tú no lo hagas.

Esta figura del aval se aplica cuando se trata de créditos muy grandes, por lo que debe ser una persona de absoluta confianza.

En créditos hipotecarios, por ejemplo, la propiedad que estás adquiriendo con el crédito se queda como garantía de pago.

Lo mismo sucede con los financiamientos de autos, en donde además de pedirte varios avales también tendrás que dejar el coche como garantía.

Como ves, las garantías dependerán del tipo de crédito que estás buscando.

Si te vas a aventar por un préstamo así de grande, ve considerando a la persona que está dispuesta a ayudarte con el requisito y sé responsable con los pagos para que no sea necesario que alguien más cargue con tus responsabilidades.

Si es necesario, pídele a tu aval que te acompañe para que la persona encargada de llevar a cabo tu proceso de solicitud les despeje sus dudas a los dos y así tu aval esté informado sobre la responsabilidad que va a asumir.

5.- Historial crediticio

Este requisito te puede ayudar a obtener mejores opciones al momento de solicitar tu crédito, es decir, a que te presten más dinero, con intereses más bajos.

Tu historial crediticio será consultado por la institución a la que te acerques a solicitar el crédito.

Revisará tu conducta en el buró de crédito. Por lo que debes tomar en cuenta el impacto que tendrá tu comportamiento financiero en los últimos años.

Si no tienes deudas atrasadas y las líquidas en los tiempos establecidos, tendrás una buena calificación.

Esto te da una ventaja en comparación con quienes no llevan un buen manejo de sus créditos o de los que nunca han pedido uno.

Mantén un buen historial, se constante y disciplinado con tus pagos, aprende a manejar tus finanzas personales y usa los créditos a tu favor, son muy útiles si los sabes cuidar.

Los requisitos para pedir un préstamo pueden variar dependiendo de la empresa otorgadora a la que te vas a acercar, así como del tipo de crédito que estás buscando: hipotecario, empresarial, automotriz o de nómina.

También recuerda que todas las instituciones tienen forma de contacto, ya sea por teléfono, correo electrónico o en su página web.

De esta manera puedes corroborar la información y documentos que te piden para solicitar un crédito y así no andes como alma en pena, dando vueltas.

Si trabajas en el gobierno, es posible que tu institución tenga una alianza con Credifiel.

Nuevo llamado a la acción 

Los mejores tips en tu mail