¿Se puede pedir un préstamo teniendo otro?

¿Deudas? Una de las cosas que más miedo nos da a las personas son las deudas, muchas veces se generan por desconocimiento del producto financiero con el que contamos o por falta de información para la óptima administración de nuestras finanzas. Cuando esto sucede, lo más seguro es que pensemos “¿se puede pedir un préstamo teniendo otro?

Cuando hablamos de créditos siempre pensamos que nuestra única opción son las instituciones financieras y, entonces, acudimos fielmente a ellas para hacer nuestra solicitud. En el caso de ser aceptada y que posteriormente tengamos el crédito, ya sabemos que con los intereses y las reglas del banco no se juega, por lo que ni siquiera podemos pensar en tener atrasos. Pero, ¿qué sucede cuando tenemos una falla en nuestras finanzas personales que nos impiden continuar con nuestros pagos de forma correcta?

Además de quitarnos el sueño, la desesperación nos lleva a pensar en solicitar más dinero prestado, ya sea con el mismo banco o con la persona a quien más confianza le tenemos y que sabemos que cuenta con una economía sólida para brindarnos la ayuda que necesitamos.

En este caso, solicitar un segundo crédito es una posibilidad que sí podemos considerar cuando contamos con un préstamo activo. Sin embargo, para que ésta sea una buena idea, debemos revisar cuáles son las condiciones para que lo podamos solicitar. Habrá que hacer un análisis de nuestra situación financiera actual y el panorama que se pinta en el caso de tener un segundo préstamo. Todo esto nos llevará a una conclusión que será el primer paso para tomar la mejor decisión.

Recuerda que hacer la solicitud de un segundo crédito debe de ser una gran oportunidad para sanar tus finanzas. Conocer los productos financieros existentes en el mercado facilitará la toma de decisión y te permitirá elegir la alternativa que más te convenga en todo momento. Siempre ten en cuenta que los créditos son un compromiso, por lo que te recomendamos no solicitar uno que de antemano consideras complicado de cumplir.

Solicita tu crédito

A continuación te contaremos algunas de las condiciones bajo las cuales se puede pedir un préstamo teniendo otro:

Unificar deudas: una de las situaciones bajo la que se puede pedir un préstamo teniendo otro activo es cuando las deudas se juntan y se hacen una sola. Es común que las personas que tienen un crédito que se ha vuelto complicado de pagar soliciten otro producto financiero o pidan algún tipo de préstamo con los amigos o familiares para pagar la primera deuda.

La desesperación suele complicarnos la visibilidad y no nos permite ver que en lugar de estar acabando con las deudas estamos incrementándolas más, y que ahora, posiblemente, en lugar de tener solo una, tenemos dos que siguen haciéndose grandes. Si este es tu caso, no te preocupes, dentro del mercado financiero hay opciones que te permiten unificar tus deudas. Uno de estos productos es el “saneamiento financiero”, donde a través de un crédito puedes pagar todas tus deudas y únicamente pagar una sola cuenta.

Tener al menos el 50% de tu primer crédito cubierto: si crees que únicamente puedes solicitar un segundo crédito cuando las deudas te están martirizando, estás en un grave error ya que también puedes hacerlo cuando gran parte de tu primer crédito está cubierta. Uno de los beneficios que puedes obtener es que el segundo crédito se adapte para el momento en el que termines de pagar el primero, para que no tengas que dar mayores pagos mensuales o quincenales, según sea la periodicidad de tu crédito.

Esto significa que podrías comenzar a invertir el segundo crédito lo antes posible, así puedes pagar alguna deuda si es que la tienes, o podrías utilizar el dinero para alguna urgencia o negocio. Este tipo de productos financieros son conocidos como “refinanciamiento” y pueden ser una gran oportunidad si necesitas saber si se puede pedir un préstamo teniendo otro.

Solicitarlo en distintas instituciones: en caso de tener un crédito con una institución financiera y después querer solicitar algún otro, es común que este proceso se vuelva complicado y que el segundo crédito no sea aceptado. Sabemos que los bancos son instituciones que cuidan y deben asegurar el dinero de terceros, por lo que, si no cuentas con un buen historial dentro del buró de crédito, lo más seguro es que no te darán la oportunidad de tener acceso a una segunda opción de préstamo. Pero no te desanimes, esta no es la única opción que tienes para solicitar un crédito.

Los Diez Mandamientos Infalibles para Obtener un CréditoEn realidad, fuera de los bancos puedes tener acceso a grandes oportunidades que ofrecen las instituciones crediticias que sí te pueden brindar un refinanciamiento aun si no has consolidado tu primer préstamo.

Algo importante que nos deben enseñar las deudas y las situaciones que nos llevan a pedir un segundo crédito es la administración de nuestro dinero. Esta es una parte fundamental para el crecimiento de nuestras finanzas personales y familiares. El tema financiero consta de buenas y malas decisiones, por lo que si tienes problemas económicos deberías de voltear a ver qué es lo que has estado haciendo con cada uno de tus pesos.

Una buena opción para solicitar un segundo préstamo es obtener uno con descuentos vía nómina para trabajadores de gobierno. Detrás de este tipo de productos existe la posibilidad de unificar tus cuentas bajo el concepto de “saneamiento financiero”. Por otro lado, los descuentos, al ser vía nómina, harán que los intereses se reduzcan y puedas terminar de pagar tu crédito en un lapso menor de tiempo.

Los préstamos para trabajadores de gobierno son como un globo que se abre y te elevan cuando estás a punto de caer en un pantano lleno de deudas. Si eres profesor de educación pública puedes solicitar uno de estos créditos y, además, obtener el dinero de manera rápida para poner tus finanzas en orden.

Nuevo llamado a la acción

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario