Diferencias entre domiciliación y descuento a nómina

Tags: crédito, credito nomina

Conoce lo que debes saber de cada una de ellas y escoge la que más te convenga

Solicitar créditos es la  mejor opción cuando te enfrentas a dificultades económicas, así como para apoyarte en la realización de tus sueños o cubrir algunas necesidades que tienen un costo extra.

Siempre y cuando se mantengan tus finanzas sanas, un crédito es una alternativa adecuada y versátil para todo tipo de personas.

Entre las recomendaciones de rigor en este tema, se encuentra el pago de deudas en tiempo y forma.

Sin embargo, también es común encontrarnos con fechas de pago vencidas, debido a las múltiples ocupaciones y pendientes.

Prevenir y no lamentar

Los retrasos en pagos de créditos o cuentas, suelen ocasionar más complicaciones, desde llamadas de cobranza hasta el aumento en la deuda como consecuencia de los intereses y las penalizaciones.

No obstante, aunque hacer depósitos o transferencias manuales resulta conveniente en algunas situaciones, la automatización de procesos ayuda a las fallas de memoria.

La automatización de pagos es sumamente beneficiosa pues permite una mejor administración personal, de la mano de gran comodidad.

Dos de las maneras que existen para facilitar los pagos de créditos son la domiciliación y el descuento a nómina: te explicamos para que escojas la que más te convenga.

Domiciliación

Consiste en el descuento periódico a una cuenta de banco registrada para ello. El monto es el acordado para cubrir la deuda y la fecha se establece casi siempre de forma mensual y se fija al momento de solicitar el crédito.

En el banco donde tengas tu dinero, darás de alta (autorización) a la institución financiera que te otorgó el crédito, para que pueda retirar tus pagos.

La única condición específica es contar con el saldo necesario para cubrir el pago.

En caso de no contar con el dinero en la cuenta en alguna ocasión, es necesario comunicarse con anticipación con la institución que otorgó el préstamo para dar aviso y conocer qué procede o si es posible solicitar una prórroga extraordinaria.

Es muy importante para que el banco en donde existe la cuenta no registre un intento de retiro por una cantidad no existente, pues algunos penalizan a sus clientes por ello.

Descuento a Nómina

Similar a la domiciliación, sólo que depende de estar registrado en la nómina de algún empleador y recibir de esta forma los ingresos por el trabajo.

Para el descuento de nómina es necesario revisar con la organización en la cual se labora los convenios existentes, así como con las instituciones financieras que dan créditos, para hacer el acuerdo.

El proceso después de solicitar un crédito es sencillo: cada recibo de nómina incluirá el descuento acordado para el pago de la deuda. Es decir, se recibe el pago semanal, quincenal o mensual, ya sin la parte proporcional que corresponde al pago.

Así ya no hay problemas de administración de fondos, pues el pago se hace al momento de percibir el sueldo y no después de hacer gastos con él.

Cada persona sabe lo que más le conviene al momento de manejar sus finanzas personales o familiares. Para decidir la mejor forma de pagar un crédito, siempre será valioso analizar la que mejor se adecue a nuestras propias necesidades.

Redacción Credifiel

Solicita tu crédito ahora.

Los mejores tips en tu mail