Mantén una economía envidiable durante el primer mes del año

Iniciar el año nuevo suele ser muy complicado para la mayoría de la gente debido a la cuesta de enero, porque en las fiestas decembrinas los gastos suelen rebasar lo ahorrado.

Es en enero cuando algunos servicios presentan incrementos en sus precios, lo que reduce aún más el margen de maniobra para comenzar el año.

Por estas razones lo mejor es planear por adelantado los gastos de diciembre para así llegar a enero con un mayor margen de maniobra.

Pero, ¿qué tanto se debe sacrificar para cuidar el dinero y que éste llegue sano y salvo al primer mes del año? De hecho, no hay que hacer muchos sacrificios.

Todo lo que hay que hacer es organizarse y seguir estos pasos que pueden ser de utilidad para iniciar el año sin sufrir la cuesta de enero.

1.- Etiqueta el dinero

Desde el mes de noviembre muchas personas ya están planificando lo que harán con su aguinaldo cuando éste llegue. Puede parecer un poco exagerado, sin embargo es una medida muy útil.

Esto porque si se etiqueta el dinero para necesidades específicas, es más fácil elaborar un presupuesto para organizar los gastos de las fiestas decembrinas.

Para empezar, es necesario hacer una lista de los gastos que se realizarán durante diciembre, siempre del más importante al menos importante.

Contempla los servicios básicos, como la renta o la luz, para comenzar a elaborar el presupuesto.

Luego de clasificar los gastos básicos ya se puede tener una idea del dinero con el que se cuenta para las celebraciones navideñas, como la compra de regalos o la reservación en restaurantes.

2.- Usa sabiamente el efectivo

Muchas personas ya se han acostumbrado a utilizar sus tarjetas de débito y crédito para realizar sus pagos diarios, sin embargo, esto representa una desventaja: tienen acceso directo a todo su capital.

De esta manera en la cuesta de enero mucha gente termina descapitalizada sin darse cuenta ya que no solo manejan el dinero que tienen en la cartera, sino que pueden tener acceso a todos sus ahorros.

Organizar y retirar solo el efectivo a usar en la semana, permite que se corra menos riesgo de cometer compras impulsivas y así tener mayor control sobre los gastos realizados.

3.- Cuidado con los gastos hormiga

Los gastos hormiga son aquellos que se realizan todos los días en forma de pequeños consumos que pasan casi de forma inadvertida.

Sin embargo, ésta es su principal amenaza ya que al sumarse todo el dinero que se gasta en ellos, puede medirse cómo afectan a la salud de las finanzas personales.

Dado que la mayor parte de estos gastos son en su mayoría comestibles tales como café, refrescos o botanas, se recomienda que en vez de adquirirlos, mejor se reemplacen con alimentos disponibles en la alacena del hogar o que se puedan incluir en la lista del súper.

4.- Espaciar las salidas

Si bien en diciembre los paseos y visitas a los familiares parecen la rutina, para la cuesta de enero es indispensable darle un descanso a las salidas.

Quedarse a ver películas en la televisión, asistir a eventos gratuitos o encontrar pasatiempos cerca de casa son una buena forma de maximizar el dinero.

5.- Obtener ingresos extra

Si la cuesta de enero se complica siempre habrá formas de obtener un ingreso extra, ya sea vendiendo algún artículo que ya no se use o a través de algún empleo freelance o de medio tiempo.

6.- Compara precios

En la cuesta de enero lo indispensable es maximizar la mayor cantidad de dinero que se pueda, por lo que antes de realizar una compra, se deben comparar no solo los precios de distintas marcas, sino los precios en distintas tiendas.

Algunos supermercados tienen diferentes precios de un mismo producto, lo que da mayor oportunidad a los clientes de decidir en dónde comprarlo.

Puede ser un poco cansado hacer el súper en dos tiendas diferentes pero, puede significar un ahorro considerable para el bolsillo.

Los mercados locales pueden ser de gran ayuda al momento de ahorrar, ya que en muchos de ellos los productos son vendidos por los mismos productores, lo que hace posible comprar a un precio incluso más bajo que el de los comercios.

7.- Un crédito puede ser tu mejor aliado

Si por alguna razón no se pudo planificar adecuadamente o el dinero se terminó en las celebraciones de diciembre, solicitar un crédito puede ser una opción, con las siguientes consideraciones:

1. Analizar cuánto dinero se necesita, para sólo pedir el monto necesario.

2. Contar con información clara sobre el proceso de pago: en cuánto tiempo se debe devolver y cuáles serán los intereses, son algunas preguntas que se pueden hacer para aclarar dudas.

3. Considerar el tiempo que requieres para obtener el financiamiento, para tener mayor información en el momento que necesitas solicitar el préstamo.

Salva a Santa con estos primeros auxilios

 

Los mejores tips en tu mail