Como pagar una tarjeta de crédito si no tienes dinero 

Lo primero que debes hacer es dejar de postergar el problema y encargarte del asunto inmediatamente, ya que las consecuencias podrían ser muy graves. 

Contar con una tarjeta de crédito puede ser una de las cosas más beneficiosas en tu vida, ya que además de las compras que puedes realizar y pagar poco a poco, saldar tu deuda mes a mes te ayuda a crear un buen historial crediticio.

Pero, ¿qué sucede si la temible frase "no puedo pagar mi tarjeta" se forma en tu mente? Este artículo es para ayudarte. 

Y es que recuerda que las tarjetas de crédito no son una deuda, por el contrario, las deudas las generan los malos hábitos de las personas. Con esto quiero decirte que es sumamente importante entender que “un crédito es un compromiso presente pagadero en el futuro”.

Pero, si esta es una filosofía de consumo que aún no aprendes y ahora te encuentras desesperado y seguramente te preguntas como pagar una tarjeta de crédito. 

Si ya sientes que los intereses te comen, es momento de que limpies tus tarjetas y las dejes libres de deudas. Veamos algunas opciones para hacerlo.

Como pagar una tarjeta de crédito

Conoce el estado actual de tu deuda

Muchas veces no asumimos nuestra responsabilidad de pago y de hecho, hay personas que consideran que el dinero de las tarjetas de crédito en realidad es un regalo del banco.

Ese es el primer gran error que puedes cometer cuando tienes una tarjeta y no te haces responsable de ella. 

Naturalmente, para conocer tu deuda debes saber el origen de la misma. Por eso, antes de contratar una tarjeta o cuando ya la tienes contratada debes asegurarte de saber todo sobre la misma. Debes:

  • Conocer el monto de la deuda
  • Cuál es el CAT de la tarjeta
  • Cuál es su anualidad
  • Cuáles son las comisiones y servicios que te cobran
  • Cuáles son tus fechas límite de pago y de corte

Deja de realizar más compras

Tiene toda la lógica del mundo, sin embargo, a veces el impulso nos gana y caemos en más deudas.

Lo importante de adquirir cosas con una tarjeta de crédito es que sólo sean aquellas que estén presupuestadas y de preferencia, que sean prioridad.

Si tienes más de una cuenta de crédito, entonces ¡dosifica su uso! No las tengas todas al límite, nunca sabes cuándo de verdad las necesitarás.

Por eso, es de suma importancia que tengas una planeación de gastos lista para afrontar cualquier tipo de deuda. Después de todo, al no planear tus gastos lo más probable es que nunca puedas ahorrar dinero

Determina tu capacidad de pago

A fin de que puedas liquidar una deuda es esencial que determines más de una vez o de forma cotidiana tu capacidad de pago. Para hacerlo puedes analizar tus gastos. 

Conoce cuánto destinas al pago de tus necesidades básicas como alimentación, transporte y vivienda y si pagas otras cosas como un servicio de tv de paga o un gimnasio. 

El remanente que sobra después de pagar estos básicos (y no tan necesarios como el gimnasio o la tv de paga), es lo que puedes usar para pagar tu deuda. 

La recomendación es no destinar más del 20% de tus ingresos al pago de una deuda. De otra manera, liquidar una tarjeta de crédito será el motivo de tu trabajo y no las cosas que realmente quieres hacer. 

En ti está decidir si "trabajas para pagar" o "trabajas para ser feliz y crecer profesionalmente". 

Comprométete a pagar más de la cuenta

A veces el pago mínimo nos convierte en esclavos de las cuentas y entonces, se vuelve casi imposible terminar de pagar.

Entonces, es momento de “apretarse el cinturón” y comprometerse a eliminar aquellos gastos hormiga que nos hacen sentir que no podemos ahorrar y en lugar de comprar café y donas todos los días, ese dinero lo inviertas en saldar tus deudas y dar un poco más mes a mes.

Es sorprendente la cantidad de personas que, confiadas por hacer el pago mínimo de su tarjeta, no se dan cuenta de la cantidad de intereses que están pagando al banco. 

En este sentido, la recomendación es hacer cuando menos seis pagos como el mínimo, o el pago mínimo global para no generar intereses, el cual viene desglosado en tu estado de cuenta

Pide ayuda a instituciones financieras

Si te encuentras en una situación de deuda la recomendación es que te acerques al banco que te dio la tarjeta a fin de conocer bajo qué condiciones puedes liquidar tu deuda. 

Acercarte al banco y plantear tu situación es actuar con honestidad tanto con la institución bancaria como contigo mismo. Además, esto te pemitiría salvar tu situación financiera. 

Saber la cantidad que adeudas y tu capacidad de pago serán las armas con las que negociarás en el banco para que te hagan un reesquema de liquidación de tu deuda. 

Puedes pedir que congelen tanto tu tarjeta como tu deuda para que los intereses y la cantidad que adeudas dejen de aumentar. La mayoría de bancos suelen tomar a bien esta decisión. 

Además, pueden ofrecerte liquidar tu deuda con pagos adelantados que van directo al pago del compromiso que tienes pendiente, o bien, pueden reestructurar tus intereses y periodos de pago para que sea más fácil liquidar una tarjeta de crédito. 

¿Qué pasa si dejo de pagar mi tarjeta de crédito?

Lo normal es que 24 horas después de la omisión de tu pago el banco te contacte para saber qué pasó con tu pago y sólo te pidan amablemente que hagas tu pago cuanto antes para evitar el pago de intereses. 

Después de 72 horas de omisión del pago lo más probable es que suspendan las compras futuras en tu cuenta y que tu tasa de interés sufra un cambio repentina, más la aparición de cargos por cobranza. 

Si te has retrasado más de 30 días empezarán las llamadas de los cobradores del banco que querrán conocer por qué no pagaste. Cordialmente te invitarán a pagar y posteriormente, reportarán esta situación al Buró de Crédito. 

Quizá el punto más grave sea cuando te has atrasado en el pago de tu tarjeta más de 120 días. Probablemente acumulas una deuda grande  y el banco ha dado tus datos a una agencia de cobranza. 

El nuevo cobrador, aunque ya no puede acosarte para que puedas liqudar una tarjeta de crédito, intentará por todos los medios hacer que pagues. Es sorprendente lo molesto que esto puede ser, pero además, estarás permanente estresado. 

¿Entonces cómo puedes liquidar una tarjeta de crédito?

Muchos pensarán ¿qué pasa si no puedo pagar mi tarjeta de crédito? ¿Y si solicito un crédito? ¿Tendré una deuda más grande sólo para pagar las pequeñas? Conoce los préstamos para pagar deudas. 

No se trata de eso, pedir un préstamo a una institución crediticia te da la oportunidad de acabar con los intereses que pueden terminar con tu tranquilidad y hacer que toda la vida estés endeudado.

Busca un crédito para liquidar deudas que se adapte a tus necesidades, que tenga la tasa de interés más baja y sobre todo, que pueda darte diferentes opciones de pago. Recuerda siempre leer las letras chiquitas.

Pedir créditos y saldar tus deudas es una cuestión de educación financiera. Lee, investiga, pregunta y sobre todo, nunca te quedes con la duda.

Cuando solicites una tarjeta de crédito lee con detenimiento cada uno de los apartados, ten precaución con las tasas de interés porque entre tanta variedad pueden existir confusiones y sobre todo, compara opciones de préstamos y créditos.

Liquidar una tarjeta de crédito no es imposible pero, recuerda que es mejor prevenir que lamentar. Si ya estás pasando por esa situación, lo mejor es que lo platiques con tus seres queridos y te decidas a acabar con el problema. 

New Call-to-action

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario