10 tips de educación financiera para niños

Es sumamente importante fomentar la educación financiera en los niños a temprana edad, pues esto les ayudará a que hagan mejor uso de sus finanzas en el futuro y no sufran tanto por el tema económico.

Lograrlo no será fácil, pero con estos 10 tips de educación financiera para niños, estamos seguros de que saldrás victorioso en esta misión.

1. Háblales de dinero

Solemos pensar que los pequeños no están listos o no deberían enfocarse en temas de dinero, pero esto permitirá que comiencen a ser conscientes de que obtener el dinero no es fácil y, por ello, es importante que lo valoren y sepan darle un buen uso.

Permite que manejen pequeñas cantidades de dinero tan pronto como puedas. Tú debes fungir como proveedora de información al respecto, para guiarlos en esto y así sepan cómo hacerlo de manera inteligente.

Recuerda que los niños aprenden a través del ejemplo, así que sé una guía en este camino de la educación financiera para niños.

2. Utiliza tácticas sencillas

Por su edad, puede ser difícil que se sientan atraídos por este tipo de temas; sin embargo, esto puede cambiar si les hablas con un lenguaje sencillo y utilizas ejemplos que resulten atractivos para ellos.

Puede hacer algunas dinámicas en las que ellos deberán tomar decisiones partiendo de un escenario hipotético, así tendrás la oportunidad de irlos guiando y decirles por qué lo que eligieron es lo mejor o por qué no.

3. Enséñales la diferencia entre necesidades y deseos

Este punto puede parecer básico u obvio; sin embargo, es fundamental que platiques con tus hijos sobre las necesidades y deseos. Hazles entender, de buena manera, que no siempre podrán tener lo que desean de forma rápida, y no porque no quieras, sino porque hay cosas más importantes que pagar o que comprar.

Puedes ir educando financieramente a tus hijos en este aspecto, dándoles razones de por qué no puedes comprarles aquel juguete o videojuego que tanto desean. Esto ayudará a que en la edad adulta, sepan discernir entre lo que es indispensable y lo que no, y evitarás que caigan en un mar de deudas del que será difícil salir.

4. Haz que se ganen lo que quieren

Este punto va muy ligado con el anterior. Siempre que te pidan algún objeto como regalo, pídeles algo a cambio. Puede ser mínimo, pero así se darán cuenta de que las cosas no se consiguen sólo deseándolas, sino que tienen que trabajar para obtenerlas.

Tener esto en mente los ayudará a lo largo de su vida a ser más conscientes, responsables y organizados en lo que respecta a su vida financiera. Pues sabrán que conseguir cada cosa requiere de un esfuerzo, aunque este sea mínimo.

5. Fomenta el hábito de ahorro

Recuérdales constantemente lo importante que es ahorrar, pues siempre hay que estar preparados para cualquier eventualidad que pueda suscitarse sin previo aviso. Este punto es fundamental en la educación financiera para niños.

Si está en tus posibilidades, puedes darles un porcentaje de interés según la cantidad que ahorren cada mes, así los ayudarás a darse cuenta de que, si continúan poniendo en práctica este hábito, en el futuro podrán hacer crecer su dinero.

Es importante que vean que el dinero no sólo está para gastarse, sino que puede ayudarte a salir de apuros o a concretar algún objetivo que te pongas a corto, mediano o largo plazo.

6. Dales su mesada en denominaciones pequeñas

Si acostumbras a darles cierta cantidad de dinero cada mes o cada semana, lo mejor que puedes hacer es usar denominaciones pequeñas, es decir, si les das 150 pesos, procura no entregarles sólo 2 billetes (uno de 100 y uno de 50), sino usar monedas y billetes de 20, por ejemplo.

De esta forma, podrán destinar algunas monedas o billetes al ahorro directamente. Sin tener que esperar a cambiar el billete para tomar dicha cantidad y ponerla en el cochinito.

Lo anterior podría provocar que pierdan esto de vista y lo gasten todo sin darse cuenta, entorpeciendo tus esfuerzos por tratar de educar financieramente a los pequeños.

7. Ábreles una cuenta de ahorro

Tener el dinero ahorrado en una cuenta ayuda a que no tengan acceso inmediato a él y piensen bien las cosas antes de tomar una decisión basada en los impulsos.

Ten presente que no debes prohibirles que hagan uso de ese dinero, pues esto podría desanimarlos y provocar que ya quieran ahorrar, ya que pueden pensar que no obtendrán beneficios.

Permite que tomen sus propias decisiones, y háblales sobre las distintas opciones que hay en el mundo financiero para hacer crecer su dinero. Esto sin duda será muy importante en la educación financiera para niños.

8. Háblales sobre los préstamos

Explícales, brevemente, cómo funciona un préstamo y haz que entiendan que estos pueden ser muy útiles en determinadas situaciones, pero también implican un riesgo, pues requieren que seas una persona responsable y pagues a tiempo las cuotas, para no tener un problema mayor.

Este punto es muy importante dentro de la educación financiera para niños, pues un préstamo sólo es una buena opción cuando se tiene la capacidad para cubrir lo que éste implica.

9. Hagan juntos un presupuesto

Sí, sabemos que puede parecer muy fácil, pero eso no quita que juegue un papel relevante en la educación financiera para niños.

Puedes comenzar explicándoles qué es un ingreso y qué es un gasto, así ellos podrán aprender a administrar sus finanzas. Pídeles que anoten lo que reciben de tu parte cada semana y escriban cuánto y en qué gastan cada día.

Asimismo, pueden, por ejemplo, dividir la cantidad que les entregas entre los días a los que corresponde dicho dinero para que lo distribuyan bien. Claro, antes de hacer esta división, deben quitar de los ingresos lo que irá al ahorro.

10. Enséñales a consumir de manera inteligente

Gran parte de los anuncios va dirigida hacia los pequeños, ya que, al no ser seres tan críticos aún, son un blanco fácil de las empresas. Por ello, es importante que les enseñes a valorar la publicidad,

Explícales que la función principal de los anuncios es convencer a la gente de que compre cierto producto, por eso nunca mostrarán el lado malo de dicho objeto, sino que se centrarán sólo en lo bueno.

Esto permitirá que se den cuenta de que no todo lo que publicitan es como lo pintan, y comenzarán a ser conscientes de que antes de tomar cualquier decisión relacionada con este tema, deben informarse para evitar cometer errores.

Esperamos que estos 10 tips de educación financiera para niños sean de utilidad para ti. Recuerda que no importa la edad que tengan tus hijos, siempre es un buen momento para enseñarles educación financiera.

En Credifiel nuestro principal interés eres tú y tu familia, por eso nos esforzamos por traerte información relevante que te ayude a mejorar tu vida en el ámbito financiero, mismo que repercute en todos los demás aspectos.

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario