La forma en la que administras tus finanzas habla de quién eres

Tags: finanzas personales, tips de finanzas

¿Alguna vez te has desesperado porque sientes que el dinero no te rinde? Seguramente es porque existe un descontrol en la administración de tus finanzas, pero no te preocupes, recuerda que todo tiene solución.

Lo cierto es la forma en la que cuidas o no tu dinero habla mucho de quién eres. Existe un famoso refrán que cita:

“Si quieres saber cómo es alguien, fíjate en dos cosas: cómo trata a los meseros y cómo gasta su dinero”.

Te preguntarás por qué, ¿cierto? La respuesta es muy sencilla, una persona que no es capaz de tratar bien a un mesero, por sentirse superior a él, difícilmente es un buen ser humano y la forma en la que gasta su dinero habla de si es una persona equilibrada, despilfarrada o tacaña.

Todos deberíamos seguir el camino del equilibrio financiero, Por ello en este artículo te diremos cómo lograrlo para que tus finanzas hablen de la calidad de personas que eres.

1. Gasta con sabiduría

art-02-Gasta-con-sabiduria

Este es el primer consejo que debes tomar en cuenta, ser una persona equilibrada en las finanzas no es sinónimo de alguien que no gasta en nada, sino que usa el dinero de forma inteligente.

Tampoco significa que no puedas darte uno que otro gustito como ir al cine o cenar. En realidad se trata de que seas completamente consciente de en qué cosa se va tu dinero y que después no te arrepientas, pues gastas en algo es porque estás convencido que tienes el capital para hacerlo.

2. Cuestiona si “realmente necesitas eso”

art-03-Cuestiona-si-realmente-necesitas-eso

Una de las formas más inteligentes de evitar los gastos innecesarios para alcanzar el equilibrio financiero es cuestionándonos antes de hacer una compra.

Es muy sencillo, si vas caminando por el supermercado, por ejemplo, y ves que hay una promoción de dos bolsas de papas que incluyen un vaso de colección, de pronto podríamos dejarnos apantallar por el antojo o el elemento coleccionable, pero ¿realmente lo necesitas?

¿Qué pasa si no lo compras?, ¿repercute en algo de tu vida cotidiana?, si la respuesta es no, entonces es porque realmente no lo necesitas. Si cuestionas este tipo de gastos innecesarios será mucho más fácil evitar derrochar el dinero y aprender a tener un equilibrio de nuestras finanzas.

3. Aprende a ver las cosas como una inversión

art-04-Aprende-a-ver-las-cosas-como-una-inversion

Por otra parte, si vas a usar el dinero para algo en especial, tienes que cambiar el término “gastar” por invertir. No es lo mismo gastar en una bolsa de papitas que invertir en muebles para tu casa, ¿cierto?

Debemos de aprender a ser selectivos con las cosas en las que invertimos nuestro dinero, esta será la mejor manera de aprender a diferenciar entre las cosas que son necesarias y las que no lo son.

4. Edúcate en temas financieros

art-05-Educate-en-temas-financieros

La educación financiera es uno de los temas en los que más debemos involucrarnos si queremos ser unas personas económicamente equilibradas. Existen diferentes tips de ahorro, saneamiento financiero, apps para mantener el control de nuestra economía, manuales de gastos.

En fín, la tecnología nos permite tener acceso a múltiples herramientas que podemos consultar en cualquier momento para aprender a llevar un control efectivo de nuestro dinero y es indispensable hacer este tipo de consultas.

5. Construye tu propio colchón

art-06-Construye-tu-propio-colchon

Cuando hablamos de construir un colchón, nos referimos al ahorro. La mejor forma de ahorrar es clasificando el dinero para cada una de nuestras necesidades.

Por ejemplo, no es lo mismo un fondo de emergencia que ahorrar para un viaje. El fondo de emergencia, como su nombre lo dice, es la cantidad de dinero que decides ahorrar para casos especiales como enfermedades o gastos imprevistos.

Sin embargo, también puedes fijarte objetivos de ahorro para cada cosa como los viajes. Sabemos que salir de nuestro hogar implica un costo, por lo que destinar un porcentaje de nuestros ingresos para este objetivo también es sinónimo de hacer un colchón.

O bien, puedes hacer incluso uno de gastos de emergencia y otro destinados a gastos personales así no sentirás culpa al usar ese dinero para gustos personales.

6. Monitorea tus finanzas

art-07-Monitorea-tus-finanzas

Otro de los consejos infalibles es mantener un monitoreo de nuestro dinero, no es obseción, es prevención. Consultar de forma regular nuestros estados de cuenta nos permitirá medir en qué se va nuestro dinero y tomar acción.

La clave para conseguir un equilibrio económico es conocerte a ti mismo, esto implica analizar de forma objetiva cuánto gastas y en qué lo haces.

No se trata de que te juzgues a ti mismo y que te conviertas en un gendarme financiero, simplemente de no padecer dificultades económicas a consecuencias de malas decisiones financieras.

Nuevo llamado a la acción

Los mejores tips en tu mail