7 signos de que tus finanzas están colapsando y cómo salvarlas

Tags: Salud financiera

Si cada fin de mes o quincena, sufres porque no tienes dinero y debes acudir a algún amigo o compañero para que te preste y puedas librar el problema, es importante que leas este artículo para descubrir qué estás haciendo mal para no llegar bien a los últimos días del mes.

A la mayoría de las personas les cuesta administrar su dinero e ignoran los síntomas que indican que sus finanzas no están bien; hacemos de todo por evitar el problema y eso sólo provoca que sigamos transitando por este pozo sin fondo.

A continuación, te compartimos los 7 signos de que tus finanzas están colapsando, para que te des cuenta de si esto representa un problema para ti o si tus finanzas son saludables.

1. No ahorras ni el 10% de tu salario

art-2-1-No-ahorras-ni-el-10-de-tu-salario copia

Ahorrar, aunque sea una pequeña parte de lo que recibes, es un indicador de que eres una persona que se prepara ante cualquier eventualidad que pueda presentarse sin aviso.

No tener un colchoncito podría dejarte en números rojos de un momento a otro, por ello debes adoptar el hábito del ahorro.

2. Se te complica pagar tus servicios

art-2-2-Se-te-complica-pagar-tus-servicios copia

Si eres de los que ven sus recibos de luz, gas, agua, internet, etcétera, y los dejas como ‘pendientes’ para la siguiente quincena o mes, deberías prestar atención a cómo se encuentran tus finanzas, ya que podrías estar gastando en cosas que no son importantes y postergando las que sí lo son.

3. Desconoces a cuánto ascienden tus deudas

art-2-3-Desconoces-a-cuanto-ascienden-tus-deudas copia

¿Tienes idea de cuánto debes en este momento, entre servicios, tarjetas y demás? Seguramente tienes una cifra aproximada, pero no una exacta.

No tener presente a cuánto ascienden tus deudas puede estar colapsando tus finanzas personales, así que comienza a tener un registro de ellas.

Ahorra de manera inteligente

Puedes emplear la tecnología, pues existen muchas aplicaciones, como Monefy, Fintonic, Whallet, entre otras, que te ayudan a tener un control de tus finanzas al alcance de tu mano, para que en cuanto realices un gasto o te llegue un recibo, lo registres.

4. Realizas compras compulsivas

art-2-4-Realizas-compras-compulsivas copia

Darte un gusto de vez en cuando no está mal, el problema es cuando esto se convierte en lo primero que haces cuando recibes un pago, sin pensar en si realmente lo necesitas o si comprometerá tus finanzas.

Antes de gastar en lo que quieres, debes atender aquellos pagos importantes, como el agua, la luz, el internet, el gas. Después de esto, si te queda dinero, podrás meditar si ese artículo que tanto quieres vale realmente la pena o sólo representa un gusto pasajero.

5. Pagar el mínimo de tus tarjetas de crédito

art-2-5-Pagar-el-minimo-de-tus-tarjetas-de-credito copia

Las tarjetas de crédito pueden ser tus peores enemigas si no les das un buen uso. Recuerda que es dinero prestado que tendrás que pagar el siguiente mes y, si no lo haces, representará un gasto mayor porque se generarán intereses.

Cuando esto ocurre, podemos entrar en un círculo vicioso del que difícilmente podremos salir si no tomamos conciencia del problema pues, para no sufrir, podemos irnos con la idea de que pagando el mínimo podremos irnos regulando, pero no es así; esto sólo hará que los intereses sigan creciendo.

6. No tienes un plan para administrar tu dinero

art-2-6-No-tienes-un-plan-para-administrar-tu-dinero copia

Si tiendes a ‘vivir al día’, sin tener un presupuesto de lo que puedes gastar mes con mes, es momento de que te preguntes si tus finanzas están en buen estado, pues ésta es una señal de que no es así.

Es importante tener presentes todos los gastos que debes hacer al mes, para que te enfoques en ellos cada vez que recibes tu pago y puedas decidir y organizar lo que harás con el dinero que quedará disponible.

7. Gastas mucho en vivienda

art-2-7-Gastas-mucho-en-vivienda copia

Los expertos señalan que no deberías destinar más del 40% de tu salario en gastos de vivienda, como renta y servicios.

Haz las cuentas y si destinas más de ese porcentaje en tu casa, deberías ir pensando en qué harás para reducir los gastos de ésta, pues podría estar afectando tus finanzas personales sin darte cuenta.

Si después de leer este artículo, acabas de tomar conciencia de que tus finanzas no están en su mejor momento, es hora de que pongas manos a la obra y pienses en qué harás para salir de esta situación.

Ten en cuenta que una vida de malos manejos de dinero no se resarce en un abrir y cerrar de ojos; requerirás de tiempo y esfuerzo para ir adoptando nuevas formas para irte administrando y lograr sanar tus finanzas.

¿Cómo salir del problema financiero?

art-2-8-Como-salir-del-problema-financiero copia

Una buena opción sería que hicieras un registro de todas las deudas que tienes hasta este momento y veas cuáles te están generando mayor interés, para que te enfoques en ellas y poco a poco las vayas cubriendo.

Sabemos que quizás no cuentas con el dinero suficiente para pagarlas por completo, pero podrías considerar adquirir un crédito personal, que no genere tanto interés para acabar con las deudas más grandes y poco a poco estabilizarte.

¡Ojo! Debes prestar atención a las diferentes entidades que ofrecen créditos personales, pues no todas te otorgan los mismos beneficios; además, es importante buscar siempre el que más se adapte a tus necesidades.

Solicita un crédito

Antes de tomar cualquier decisión, debes informarte acerca de cuál es el monto máximo de préstamo, la tasa de interés, los plazos a pagar, los métodos de pago y la recurrencia del pago, es decir, si es semanal, quincenal o mensual.

Si laboras en el sector de educación o salud, en el gobierno, eres pensionado o jubilado del IMSS o eres trabajador de PEMEX, en Credifiel te podemos ayudar, pues contamos con una variada oferta de créditos que se adaptan a tus necesidades.

Una vez que decidas qué harás, no pierdas el enfoque. Al principio será difícil adquirir nuevos hábitos, pero verás que a largo plazo esto te ayudará y te darás cuenta de que fue la mejor decisión que pudiste tomar

Los mejores tips en tu mail