Blog / Salud financiera / Tipos de refinanciamiento para acabar con tu deuda

Salud financiera

Tipos de refinanciamiento para acabar con tu deuda

Redacción por Redacción Credifiel / 09-jun-2020 13:11:00

Compartir en:

El refinanciamiento es una forma de hacer frente al sobreendeudamiento, una situación que tiende a surgir por el uso inadecuado de tarjetas de crédito o préstamos de todo tipo. A continuación, te explicamos cómo aprovechar los dos tipos de refinanciamiento a los cuales puedes acceder para pagar tus deudas.


Las deudas son parte de la vida de la mayoría de los mexicanos desde que comenzamos a ganar dinero o recibimos nuestro primer salario; pero solicitar un crédito o un préstamo no es un problema en sí, la situación se torna complicada cuando nuestra deuda supera nuestra capacidad de pago, algo que ocurre muy frecuentemente.

 

Tan solo en septiembre de 2019 la deuda de los mexicanos fue 4 veces más grande que el propio PIB, de acuerdo con cifras oficiales.

 

No poder pagar una deuda nos genera incertidumbre, angustia y puede comprometer por completo nuestros proyectos y planes financieros; sin embargo, existen alternativas a las cuales podemos recurrir para solventar esos montos y recuperar nuestra tranquilidad económica: los refinanciamientos.

¿Qué es el refinanciamiento?

El refinanciamiento (conocido también como refinanciación o reestructuración), consiste en modificar las condiciones originales de algún crédito que hayas adquirido, cambiando ciertos términos del contrato inicial como los plazos o las tasas de interés, y encontrar formas de pago alternativas para solventar tu deuda.

 

Cabe mencionar que cualquier tipo de refinanciamiento requiere de una correcta administración, para que puedas obtener su máximo provecho como solución a tus problemas financieros; y evitar que él mismo se convierta en una deuda más que te quite el sueño.

 

Con ese objetivo en mente, en Credifiel te compartimos la siguiente información sobre los tipos de refinanciamiento, sus ventajas y recomendaciones puntuales para utilizarlo adecuadamente.

Tipos de refinanciamiento

Existen dos formas de refinanciamiento para poder acabar con tus deudas de una vez por todas, las cuales te explicamos a continuación:

1. Refinanciamiento con la institución original

Blog-Imagen-Tipos-de-refinanciamiento-institucion-financiera-original-Credifiel-Jun20

Los bancos y las tarjetas de crédito son las principales fuentes de endeudamiento. Cuando no tenemos un manejo adecuado de este tipo de recursos, es común que los intereses, los pagos y los plazos se vuelvan insostenibles. Además, es frecuente que las personas realicemos pagos mínimos sin considerar que esto también genera intereses mes con mes.

Es importante que acudas pronto

Si estás en alguno de los casos anteriores y tu deuda comienza a incrementarse, lo primero que debes hacer es acudir a la institución financiera con la cual tienes la deuda para solicitar un plan de refinanciamiento.

 

De esta forma podrás negociar con la empresa, de manera que puedan acordar un plan de pagos, y en algunos casos una disminución en los intereses. Este tipo de refinanciación funciona especialmente cuando acudes de inmediato, a la mínima señal de que tu solvencia está comprometida.

 

Sin embargo, debemos decirte que este tipo de reestructuración financiera puede resultar en un par de inconvenientes:

  • Es probable que la compañía te solicite un pago inmediato por un porcentaje fuerte de la deuda, para que posteriormente puedas seguir con pagos un poco más pequeños.
  • El proceso de refinanciamiento con la institución original puede alterar tu historial crediticio y comprometer tus finanzas y proyectos futuros.

2. Refinanciamiento con Credifiel

Solicitud de crédito con descuento vía domiciliación

Blog-Imagen-Tipos-de-refinanciamiento-solicitud-credito-Credifiel-Jun20

Una forma de refinanciación que puede funcionar de forma eficaz, incluso como complemento de la anterior, es solicitar un crédito Domiciliado Credifiel; que se descuente directamente de una cuenta bancaria que tú elijas.

 

Con un préstamo de esta naturaleza puedes integrar tus deudas en una sola, permitiendo que estas se paguen exclusivamente mediante esta cuenta, sin mezclarla con tu salario o con el dinero que tengas destinado para otras cuestiones como alimentación, renta o transporte.

 

Al solicitar un préstamo con descuento vía domiciliación puedes pagar la cantidad total de tus deudas de una sola vez, o dar un primer pago importante que reduzca el monto de la deuda, para que puedas reestructurarlo de una forma mucho más conveniente con la institución que tengas el adeudo.

 

Pedir un préstamo personal vía domiciliación es una alternativa adecuada para solventar un pago atrasado, especialmente si tu retraso es de tres meses o más, lo cual ayudará a evitar que mantengas un historial crediticio negativo y que comprometas tus finanzas futuras.

 

Extensión de crédito si ya eres cliente de Credifiel

Además del crédito Domiciliado Credifiel, como forma de reestructurar tu pago, existe otra modalidad en caso de que seas cliente nuestro.

Sabemos que en algunas ocasiones, un préstamo puede no ser suficiente para cubrir las necesidades, proyectos y compromisos financieros que enfrentas cada día; por lo cual contamos con un plan de refinanciamiento para apoyarte con un empuje económico extra a tu crédito inicial con Credifiel.

 

Si eres cliente nuestro y cuentas con un préstamo activo, puedes optar por incrementar el monto original de tu préstamo hasta por $250,000 pesos con un esquema de refinanciación que tendrá las siguientes características:

  • Plazo del crédito: De 12 a 48 meses.
  • Periodicidad de pago: Quincenal, mensual.
  • Tipo de tasa de interés: Fija.
  • Descuento: Vía nómina o domiciliado a cuenta bancaria.
  • Cobertura geográfica: Todos los estados de la república mexicana.
  • Medios y canales de disposición: Transferencia electrónica de fondos, SPEI, orden de pago referenciada en ventanilla bancaria.

 

Requisitos para solicitar refinanciamiento para clientes de Credifiel

En caso de que desees acceder a este servicio solo necesitas cumplir los siguientes requerimientos:

  • Tener entre 18 y 70 años.
  • Contar con un crédito activo con Credifiel.
  • Ser una persona física que trabaja para el sector público, en una dependencia que tenga convenio con Credifiel.
  • Contar con una antigüedad laboral mínima de1 año.
  • Recibir tu sueldo en una cuenta de nómina o contar con una tarjeta bancaria.

Ventajas del refinanciamiento con Credifiel

Esta reestructuración de tu deuda, te puede otorgar distintas ventajas económicas que te compartimos a continuación:

  • En caso de que tu capacidad de pago haya disminuido, puedes negociarlos para estar más tranquilo y encontrar un balance que no afecte tus ingresos actuales.
  • Mejorar tu plan de pagos actual debido a su extensión, lo cual te brinda un mayor tiempo para liquidar tu deuda.
  • Los pagos se vuelven mucho más sencillos, aunque los plazos pueden extenderse los montos disminuyen.
  • Disminuir los intereses de tu deuda y promover tu estabilidad financiera.
  • Cubrir el pago de tu deuda sin comprometer tus necesidades económicas como renta, pago de servicios, alimentación, transporte, gastos médicos, etc.

Recomendaciones para refinanciar tu deuda

Blog-Imagen-Tipos-de-refinanciamiento-recomendaciones-Credifiel-Jun20

Absolutamente todas las instituciones financieras tienen planes de refinanciamiento a los cuales puedes acceder; sin embargo cada una establece sus propios requisitos.

 

En Credifiel nos preocupamos por diseñar planes crediticios que consideran tus necesidades y capacidades financieras específica, para brindarte un apoyo económico que no comprometa tu patrimonio o tus proyectos.

 

Con ese objetivo en mente te compartimos algunas recomendaciones para que aproveches al máximo tu refinanciamiento y puedas acabar con tus deudas de una vez por todas:

  • Organiza y revisa tus gastos mes con mes. Considera los pagos de tu deuda, los gastos fijos como renta, alimentación, transporte, escuela; y aquellos ocasionales como comidas fuera de casa, ropa, calzado y vacaciones.
  • En caso de que no puedas pagar tu deuda acude de inmediato para renegociar tu contrato, evita dejarlo al último momento.
  • Asegúrate de que la institución que elijas te brinde información completa sobre los montos, plazos y tasas de interés que tendrás con plan de refinanciamiento.
  • Al solicitar un crédito para reestructurar tu deuda, recuerda acudir siempre a una institución financiera que esté registrada y validada por la

Ya sea que acudas a solicitar un refinanciamiento con la institución que te endeudaste en primer lugar, o que elijas la opción de solicitar un crédito que te ayude a terminar con tu deuda de una vez por todas, ambas alternativas pueden otorgarte la tranquilidad económica que estabas buscando.

 

Solo recuerda utilizar esta herramienta de forma adecuada y acude siempre con una institución válida, confiable y con experiencia en el mercado, que además se preocupe por entender tus necesidades particulares y por diseñar un plan personalizado a tu capacidad de pago.

 

Si te interesa conocer más a fondo sobre los préstamos que ofrecemos en Credifiel para terminar con tus adeudos, quizás te interese el siguiente artículo:  Préstamos para pagar deudas, todo lo que debes saber

Recibe en tu correo un resumen semanal con los artículos más relevantes.

Si tienes dudas sobre tu crédito contáctanos: