¿Quién me presta dinero si estoy en buró de crédito?

“Estoy en Buró de Crédito” “Mi historial no me permite pedir un préstamo”. ¿A cuántos les ha pasado eso? Seguramente a muchas personas las ha detenido este pensamiento para llegar a una sucursal de préstamos y solicitar ese apoyo económico que les hace tanta falta.

Muchas sucursales piden una serie de requisitos que parecen difíciles de conseguir: un aval, dos recomendaciones personales, las escrituras de una casa y hasta documentos que posiblemente retrasen el logro de tus objetivos.

En algunos casos, puede ser que te hagan dar muchas vueltas para que al final, te digan que no podrás acceder al préstamo que solicitaste y a eso hay que agregar la desconfianza que pueden generar algunas casas de préstamo, donde más que ayudarte pueden terminar haciendo un mal uso de tus datos, tu dinero y tu información crediticia.

En fin, parece que el mundo de los préstamos es muy complicado, incluso puede tornarse imposible que alguien confíe en tu economía y te ayude de verdad a darle una solución rápida a tus problemas económicos o simplemente, es porque no tienes interés en que las personas vean tu historial crediticio.

Solicita tu crédito

¿Hay algo de malo si estoy en Buró de Crédito?

En realidad, no tiene nada de malo estar en Buró porque todas las personas que han solicitado algún crédito bancario (tarjetas de crédito, préstamo inmobiliario, compra de autos o créditos en tiendas departamentales o autoservicio) entran a Buró de Crédito. Si, todas.

Recordemos que el Buró de Crédito es una empresa privada que se encarga de recopilar y actualizar el historial crediticio de todas las personas que han solicitado algún tipo de crédito o préstamo al banco.

No importa si son clientes que están al corriente con sus pagos o tienen algún adeudo, todas aparecen en Buró.

¿Qué es lo malo?

Que muchas empresas que ofrecen productos a crédito o las mismas instituciones bancarias pueden consultar el historial crediticio de sus posibles clientes para verificar qué tan buenos o malos deudores son.

En el caso de que su historial sea positivo y estén al corriente con sus créditos, entonces los posibles clientes tendrán mayores posibilidades de obtener el crédito o producto que solicitaron.

En cambio, si el historial de esos prospectos es negativo porque no han hecho sus pagos con tiempo, puede resultar difícil que les otorguen lo que solicitaron.

Muchas veces, se puede volver difícil pagar nuestras deudas por diversos motivos: nos quedamos sin trabajo, tuvimos un problema familiar que nos impidió pagar en tiempo nuestros compromisos o tuvimos un inconveniente, que nos tomó por sorpresa.

Por ello, muchas entidades financieras han puesto a disposición de la gente préstamos sin consultar el Buró de Crédito. Gracias a esta modalidad, muchas personas pueden acceder a un préstamo de manera rápida y sin tanto papeleo, como los préstamos tradicionales.

En 2017, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores reportó una morosidad en la base de datos comercial de 1.40%, 0.5 menos que el año anterior, todo gracias a la reducción del Índice de Morosidad del registro de clientes, ¿Cómo ocurrió esta pequeña pero importante disminución?

En parte, fue gracias a compañías que le facilitan a las personas el pago de sus deudas y no consultan el Buró para otorgarle la confianza de prestarle el dinero que con tanta urgencia necesita; y eso no es todo, muchas personas se niegan a autorizar que se revise su historial en buró de crédito por motivos de seguridad y es una decisión muy respetable.

Ante esta situación, instituciones financieras como Credifiel pueden ser la diferencia entre todas las ofertas que hay para pedir un préstamo, porque:

  • En Credifiel no consultamos el Buró de crédito para verificar tu solvencia.
  • Tenemos convenio con distintas dependencias gubernamentales para otorgar créditos a sus empleados.
  • Ofrecemos distintos préstamos para empleados de gobierno, jubilados y pensionados del IMSS, trabajadores de Sector Salud y PEMEX.
  • Porque somos flexibles con los requisitos para el crédito
  • Y lo mejor de todo: ¡la comprobación de capacidad de pago se hace a través del sueldo que recibes!

Solicita un créditoQueremos que logres tus metas

El porcentaje de morosidad en el país disminuyó de manera considerable gracias a este tipo de préstamos sin consulta de Buró de Crédito.

No solo nos interesa que pagues y ya: también nos importa conocer tu situación financiera para saber cómo podemos ayudarte y cómo podemos adaptarnos a tus necesidades.

Recuerda que no es malo aparecer en Buró. Contar un crédito que le dé un respiro a tu familia y que además pueda ayudarte a solucionar otras deudas sin tanto rollo parecía un sueño que ahora se ha vuelto toda una realidad.

Te recomendamos nuestro descargable "Plan de horro para la segunda mitad del año" con interesantes métodos de ahorro que serán el complemento ideal ahora que solicites tu préstamo y cumplas con ese proyecto pendiente o salgas de esa emergencia inesperada.

Plan de ahorro para la segunda mitad del año

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario