Cómo traspasar una casa de FOVISSSTE

En la intención por construir un patrimonio, muchas personas adquieren el compromiso de un crédito hipotecario. En México, el Fondo para la Vivienda del ISSSTE (FOVISSSTE) es la dependencia  de gobierno encargada de financiar estos proyectos, pero ¿qué pasa cuando ya no puedes pagar?

A nivel gobierno existen muchos planes de reestructuración de deuda, pero tienes que estar preparado para poder tomar la mejor decisión por una situación de impago. Recuerda que acceder a uno de estos créditos es una de las prestaciones que tienes como trabajador del sector público.

Empieza por el inicio

Si estás pasando por una situación de impago de tu crédito hipotecario pregúntate cómo llegaste hasta ahí. ¿Estás completamente seguro de lo que es un crédito hipotecario?

Un crédito de esta naturaleza funciona para aquellas personas que desean adquirir una casa, pero no tienen el dinero suficiente para pagarla de contado. El crédito hipotecario es pues, un producto financiero que da la oportunidad de adquirir una propiedad a largo plazo sin tener que pagar de golpe.

Lo más seguro es que al momento de adquirir este compromiso financiero te hayas preguntado:

¿Puedo pagarlo?

¿Qué tanto puedo pagar mensualmente?

¿Tengo ahorros para solventar otros gastos?

¿Tengo otros compromisos que pagar?

¿Qué casa quiero comprar?

Solicita tu crédito

La recomendación antes de solicitar un crédito de FOVISSSTE y elegir la casa que quieres comprar es que estés consciente de que el pago de tu nuevo espacio para vivir no represente más de un 30% de tu ingreso mensual pues es un pago que estarás por realizar muchos años.

Existen distintos tipos de crédito que FOVISSSTE otorga ya sea para la compra de una vivienda nueva o usada, para la construcción de vivienda en un terreno propio, para la ampliación, reparación o mejoramiento de la vivienda; o bien para la redención de pasivos adquiridos por otro crédito hipotecario adquirido con una institución financiera ajena al FOVISSSTE.

Todos estos créditos están pensados para trabajadores del sector público en activo tanto de base como de confianza y eventuales, que aporten al FOVISSSTE, que crea un fondo para la vivienda para los trabajadores que cotizan al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Si tienes al menos 18 meses cotizados y no estás ejerciendo una acción de vivienda puedes disponer de ese apoyo que recibes como trabajador del sector público. La única condición es que estés registrado en el sistema de puntaje del Fondo y estar al pendiente de las convocatorias para ser acreedor a la creación del crédito.

Además, existen opciones de crédito conyugal que están diseñadas para derechohabientes que estén casados y cotizando al FOVISSSTE y que desean adquirir una vivienda.

Los montos de ambos créditos se suman para que la pareja pueda comprar un inmueble de valor mayor con tasas aplicables de van del 4 al 6 por ciento de interés.

Además, existe una modalidad para pensionados que desean adquirir una vivienda nueva o usada que en etapa de servicio activo para la Administración Pública Federal, no ejercieron su derecho a crédito hipotecario.

A los pensionados por jubilación, retiro por edad y tiempo de servicios o cesantía en edad avanzada se les descuenta el 20% de su pensión con la finalidad de liquidar la nueva propiedad hasta en un plazo de 20 años.

El requisito es estar pensionado, tener entre 47 y 74 años y ejercer por primera vez el crédito de FOVISSSTE.

¿Qué hacer si ya no puedo pagar?

Por un sinnúmero de razones, muchos acreedores a créditos del FOVISSSTE se ven obligados a dejar de pagar su deuda, y aunque existen distintos tipos de refinanciamiento, las circunstancias los obligan a optar por un traspaso de su crédito hipotecario.

Tienes que saber que cuando se adquiere un inmueble a crédito se celebran, comúnmente, tres actos principales: el contrato de compraventa del inmueble, el contrato por el que se establece el otorgamiento del crédito y una garantía hipotecaria sobre el inmueble.

Entender el contrato de crédito es fundamental pues en sus cláusulas prohíben terminantemente la cesión de derechos del crédito sin la autorización del acreedor (el banco que te dio el crédito o el propio FOVISSSTE).

De esta forma, no es posible ceder, vender, traspasar o enajenar una propiedad que todavía se está liquidando y la deuda respectiva, salvo una autorización del acreedor.

Te preguntarás: ¿Puedo entonces deshacerme del crédito o no?

Cuando ya no puedes pagar el crédito tus conocidos te preguntan ¿y no puedes vender la casa? La respuesta es sí. Dichas operaciones son traspasos por medio de los cuales se adquiere un inmueble sobre el cual existe una hipoteca.

Ahora bien, es de suma importancia que, si decides realizar un traspaso de esta naturaleza tengas en cuenta que no debes ir por el camino fácil, de esta forma evitas problemas tanto para quien vende como para el que compra.

Puedes acudir con un notario público que te de la asesoría necesaria que te ayude a evaluar, de forma imparcial, sobre la posibilidad de comprar, vender o no.

Es común que la gente prefiera este tipo de transacciones porque:

  • Consideran que tienen la oportunidad de comprar un inmueble a un precio menor al del mercado y pagado de poco en poco.
  • Aprovechan un proceso de crédito ya iniciado.
  • Como vendedor se tiene  la idea de beneficios económicos por el traspaso al vender la propiedad y una deuda menos.

La realidad es que estas son operaciones no recomendables para ninguna de las partes pues con ellas se está realizando un contrato privado sujeto al cumplimiento de condiciones que sólo quedan establecidas bajo palabra.

Los riesgos en operaciones de esta naturaleza son para ambas partes.

Lo que sí puedes hacer en una situación de impago de tu crédito es poner la vivienda que adquiriste y que ya no puedes pagar en renta. Cuando rentes asegúrate de hacerlo a las personas indicadas en el momento indicado y recuerda que esto es simple y sencillamente con la finalidad de que no dejes de pagar.

Puedes pedir ayuda a tus familiares para pasar un tiempo con ellos hasta que tu situación laboral se normalice y te permita liquidar tu deuda de nuevo.

Ahora bien, gracias al Programa Solución Total, el FOVISSSTE reestructuró recientemente cerca de 10 mil créditos al otorgar ayuda a los derechohabientes a liquidar su adeudo y obtener las escrituras de su propiedad.

El primer bimestre de este año, un total de 9 mil 42 acreditados pudieron liquidar la totalidad de su adeudo. La reestructuración funcionó de la siguiente forma: para los derechohabientes que deben 10 mil pesos o menos, les fueron entregadas las escrituras de su casa.

Mientras que para las personas que adeudan más, se hicieron descuentos de hasta 34% y planes de pagos de acuerdo a sus posibilidades para poder liquidar los adeudos lo más pronto posible.

El programa aplica para las personas que recibieron su crédito entre los años 1987 y 1997 con la finalidad de atender a quienes se vieron afectados por la crisis económica por la que atravesó nuestro país en 1994.

Dicho programa, además pretende beneficiar a más de 40 mil empleados que pasaron por esa situación. Esta acción estará vigente hasta noviembre de 2018 por lo que el FOVISSSTE ha exhortado a trabajadores a acercarse a los departamentos de vivienda de su dependencia para solicitar más información.

¿Por qué endeudarse?

Los procesos de deuda a los que cientos de trabajadores del estado se enfrentan podrían ser prevenidos si la educación financiera en nuestro país mejorase. Como acreedores a una deuda, los trabajadores que cotizan al ISSSTE deben estar conscientes de lo que implica el otorgamiento de un crédito hipotecario.

Ahora bien, cuando se tiene un compromiso de estas dimensiones y se deja de tener liquidez financiera lo mejor es buscar una solución inmediata para lograr el pago de la deuda lo más pronto posible.

Esto se puede lograr con la obtención de un crédito que se descuente mes con mes de tu tarjeta y con el que puedas hacer frente a cualquier emergencia que se interponga en el pago de tu crédito.

Además, en caso de que el FOVISSSTE te haya hecho descuentos indebidos, puedes solicitar una devolución. Así que ahora que ya lo sabes, aprovecha para empezar a formar un patrimonio o continuar con la adquisición del mismo sin detenerte.

La aventura de construir un patrimonio

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario