¿Cómo ahorrar dinero si gano poco?

Ahorrar dinero si ganas poco puede resultar frustrante si nadie te dice con exactitud qué pasos debes seguir. Aquí te daremos los tips que necesitas para tener un dinerito extra al finalizar el mes.

No todos tenemos la disciplina ni el temple que se requiere para guardar por lo menos un poco de nuestros ingresos mes con mes. Hasta parecería que el dinero nos quema las manos y nos queremos deshacer de él.


Pero existen muchos beneficios de ahorrar, puedes tener un futuro más cómodo o puedes realizar proyectos que te planteabas desde hace ya mucho tiempo.

Es probable que tus ingresos se vayan en todos lo gastos prioritarios que tienes que realizar, te quedará un poco que podría ser destinado para salir con tu familia a comer, o algún pequeño viaje un fin de semana.

 En realidad no necesariamente tienen que ser cantidades grandes, puedes guardar una suma que te permita realizar todas las actividades a las que estás acostumbrado y poder pagar sin problemas tus gastos prioritarios.

El punto es ahorrar dinero en poco tiempo, no importa si guardas doscientos pesos o mil pesos al mes, poco a poco ese guardadito irá creciendo. Pero para poder hacerlo es necesario que tengas dinero que ahorrar. Si llegas a fin de mes y tus finanzas están agotadas el problema inicial es que no estás haciendo una correcta administración de tu dinero.

Si no hay una planificación de gastos nunca va a haber una organización del dinero que permita solventar todas las necesidad y además proporcionar la oportunidad de generar un ahorro.

Si tomamos en cuenta un salario bajo tendríamos que hacer una estimación de cuánto se debería gastar en relación al mismo.

Lo que se puede hacer es tratar de estar lo mejor posible y hacer un ahorro para que en un futuro sea más fácil vivir sin preocupaciones, y ¿por qué no? darse algunos lujos.

Por eso aquí te traemos 5 maneras en las que puedes ahorrar y hacer que tus ingresos rindan para todo.

1- Plantea un presupuesto mensual

Lo más importante para poder ahorrar es tener tus ingresos y gastos organizados. Crea un presupuesto mensual que sea la base de tu economía, la planeación es la mejor forma de organizarte.

Contabiliza todos los gastos prioritarios, esos que mes con mes van a llegar y que no hay manera de eludir. Ya que tienes el dinero que vas a usar para pagar dichas necesidades, ve cuánto podrías destinar para actividades recreativas con tu familia, a lo mejor ir al cine una vez al mes puede ser una buena opción.

También puedes ahorrar haciendo cosas que no requieran un gasto, como ir a pasear a un parque o hacer un pic nic con tu familia en lugar de ir a un restaurante, ahorrar no sólo se trata de guardar dinero que no usas, sino tratar de hacer más accesibles tus actividades, que no gastes no quiere decir que no puedes pasar un buen rato con tu familia.

2- Establece cuanto dinero puedes ahorrar al mes

Ya que tienes establecido tu presupuesto, desglosado en el tipo de gasto que son, ya sean prioritarios o de entretenimiento y gozo, puedes ver cuanto dinero te sobra y que en realidad no hay necesidad de usar.

Ahorra de manera inteligente

Si no te sobra nada, puedes recortar los gastos de entretenimiento como se mencionó en el punto anterior, no tienes que gastar para divertirte, esto liberará un poco de dinero que puedes llegar a ahorrar.

Como ya se dijo con anterioridad, no importa cuánto sea, mientras lo hagas, procura que sea una cantidad estable mes con mes, esto le dará regularidad a tu ahorro.

3- Ten cuidado con las compras impulsivas

Una ida al supermercado o al centro comercial puede arruinar por completo tu estrategia de ahorro. Pensando en que tienes en tu cuenta el dinero que estas ahorrando puede ser tentador las ofertas de los aparadores, pero mejor detente y piensa para qué estás ahorrando, cuál es el fin principal de tu esfuerzo y disciplina.

No lo eches por la borda y gastes ese dinero en algo impulsivo y que realmente no necesitas, mantente fuerte y no caigas en la tentación de ese bonito vestido que excede tus posibilidades normales.

4- Busca las mejores ofertas

El ahorro también está en las cosas que compras, siempre hay ofertas y promociones que pueden ayudarte a ahorrarte unos pasitos al mismo tiempo de que consigues lo que necesitas, por ejemplo, a la hora de comprar ropa espera al cambio de temporada.

En esas épocas del año las rebajas pueden ayudarte a conseguir más por menos. Aprovecha el momento y verás que tus bolsillos te lo agradecerán.

5- Ten paciencia y ve tu capital crecer

La paciencia es la virtud del que ahorra y su recompensa es ver sus números crecer a base de esfuerzo. Cuando alcances la meta que te proponías sentirás la satisfacción de poder hacer uso del dinero que guardaste durante mucho tiempo, es una carrera larga, pero al final verás los resultados.

Como ya viste, hay maneras de ahorrar a pesar de no ganar tanto, a veces uno se ve desanimado por su sueldo y piensa que no puede hacer nada más que cubrir sus necesidades básicas, pero con una buena organización de la economía y perseverancia se pueden llegar a hacer las cosas que desees.

10 proyectos para mejorar tu casa

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario