15 tips infalibles para administrar tu dinero

Tags: finanzas personales, tips de finanzas, ahorro

A todos nos pasa que a final de mes estamos con dos centavos en la bolsa y lo peor es que no sabemos por qué sucede. Esto ocurre cuando hay una mala administración en las finanzas.

¿No te pasa? Cuando haces las cuentas de cuánto ganas y lo divides entre los días del mes, lo más seguro es que pienses que el salario debería de alcanzar y por lo menos sobrar un poco cuando acaba cada quincena, sin embargo, no es así.

Esto se debe a la mala planeación que tienes con tus gastos y a que no sabes administrarte. No es tu culpa, pasa que la administración es un hábito que nunca te enseñaron.

Sin embargo, es importante que des el primer paso y comiences a organizarte, no sólo para que tu cartera tenga algo antes de que caiga la quincena, sino para que puedas hacer más con ese dinero.

¡Ya es hora! Lee el siguiente blog y aprenderás algunos consejos para organizar tus finanzas personales y a darle un mejor uso a tu sueldo para que nunca te falte.

1-Haz lo que te enseñaron tus padres

¿Te acuerdas que a tu mamá y a tu abuela siempre les alcanzaba el dinero?, si tus padres desde muy pequeño te enseñaron que debías ahorrar tus domingos, sabrás que no hay un método más infalible para organizar la economía que ahorrando.

Por décadas, padres y abuelos lograron tener una buena administración con sus gastos. Sabían estirar el dinero y controlar sus gastos.

Retoma esas prácticas que tenían ellos, que era no gastar mucho más de lo que entraba a la bolsa. Lo sabes, el ahorro es una de las mejores formas de administración financiera. No la dejes a un lado y comienza ya. Tus padres estarán orgullosos. ¿A poco no?

2.-Elimina tus deudas

¡Lo sé! Hay momentos en la vida en que es inevitable endeudarse, sobre todo cuando llegan aquellas emergencias para las que no estabas económicamente preparado y tuviste que pedir. No está mal, solo que ahora debes deshacerte de ellas, para que no te persigan los intereses.

Parte de una buena administración también tiene que ver con el pago oportuno de las deudas, así que considera parte de tu presupuesto quincenal o mensual, según sea el caso, para abonar a tus deudas.

Contempla en tu presupuesto el pago de las tarjetas de crédito, si no lo haces, los intereses van a crecer y te verás en una situación desastrosa y tu estabilidad financiera se va a tambalear.

Seguramente tienes una memoria increíble, pero mejor arrastra papel y pluma y organiza tus pagos, guarda recibos, consulta tu estado de cuenta y recuerda a detalle las transacciones que hiciste.

También puedes desarrollar una metodología de gestión para evitar que tengas retrasos en los pagos y controla el flujo de efectivo, el crédito no es una fuente inagotable de recursos, úsalos de manera inteligente.

De ser posible coloca recordatorios de las fechas de pago en donde las puedas ver diariamente y verás como te acostumbras a conocer tus fechas límites de pago.

Tacha tus deudas conforme vas avanzando, ver tu avance con los pagos te dará motivación.

3.-No culpes a nadie

Es muy común que hagamos que todos paguen los platos rotos por la mala administración, sin embargo el único responsable de la situación en la que estás metido eres tú y nadie más.

Además tener un comportamiento negativo no te servirá de nada y será más fácil que te des por vencido. Que te sirva de experiencia tocar fondo y mejor toma el lado positivo y no repitas los mismos errores para que mejore tu situación financiera.

4-Prepárate para emergencias

Aunque suene muy repetitivo, debes estar prevenido para las emergencias. Está padre que puedas conseguir quien te preste siempre, pero no te confíes y mejor ten un fondo para emergencias.

Tener un fondo destinado a las emergencias te ayudará a tener una mejor administración, piensa que además hay dinero que puedes perder en las emergencias.

La muerte de un ser querido o las enfermedades son gastos muy fuertes y si no están bien gestionados, las pérdidas de dinero pueden ser muy grandes.

Además, si eres cabeza de familia, debes pensar en que tienes responsabilidades y no puedes simplemente decidir que no vas a trabajar porque tu familia depende de ti y por eso, no querrás recurrir a salidas fáciles para obtener dinero para solventar una emergencia.

El fondo de emergencias funciona así: se calcula tomando en cuenta todo lo que necesitas para vivir tres meses y a partir de eso cubrir los gastos que tienes día con día.

No tomes riesgos y mejor ve preparando uno, es parte de tener una buena administración financiera. Más vale estar prevenidos. ¿No crees?

5.-Controla tus ingresos

Controlar tus gastos te podría dar un mejor panorama sobre lo que entra y sale de tus ingresos y tomarás mejores decisiones como recortes en tu presupuesto diario, pero sin que te perjudiquen.

Seguramente hay gastos que realizas cada mes, como la gasolina del carro que aunque se realicen repetidamente pueden cambiar, por ejemplo puedes cambiar el coche por el transporte público o la bicicleta. Usar menos el carro te ayudará a tener una mejor economía.

Controlar tus ingresos te facilitará además el ahorro, ya lo verás. No hay como el papel y la pluma para hacer las cuentas y comenzar a gestionar.

6.-Abre una cuenta de ahorros

Tener dinero debajo del colchón está bien, sin embargo, tener una forma de ahorro formal tiene mejores beneficios, ya que evitará que saques el guardadito para pagar la tanda o para comprar con la señora que vende dulces afuera.

Cuando tienes tu dinero en el banco, casi de manera mágica evitas gastar los sobrantes, es decir, esos pesitos que si tuvieras en la mano saldrías corriendo a comprar algo. De esta manera se irán sumando solos.

La ventajas de tener una cuenta de ahorro es que casi ninguna te cobra comisión por abrir una y por mantenerla, es fácil abrir una y tiene un rendimiento anual.

Además mantienes tu dinero a salvo y no corres el riesgo de que alguien descubra tu escondite y te robe el dinero. Mejor que te lo guarde el banco.

7.-Disciplínate

Para empezar a ahorrar tienes que eliminar los gastos innecesario, deja de comprar cosas que no son de utilidad y de encargar artículos en el catálogo de tu compañera de trabajo.

Si te preguntas cómo es que no te alcanza, ahí tienes la respuesta.

Lo ideal es que te esfuerces para que tú y tu familia formen una cultura del ahorro para que a todos les quede claro, que sólo se trata de hábitos y de ser disciplinados.

Tampoco se trata de que prives a tu familia de todo, sino de mantener una buena administración del gasto familiar. Acuérdate del ejemplo de tus papás.

8.-Infórmate

Parte de tener una buena administración es mantenerse informado. ¡Descuida! No tienes que sacrificar mucho tiempo ni dinero.

Aprender de finanzas personales es mucho más sencillos de lo que piensas y hay instituciones gubernamentales que cuentan con material informativo, cursos y talleres sin costo alguno. Si no tienes tiempo también puedes encontrar algo del material de estas instituciones en línea.

La Condusef, por ejemplo, tiene programas educativos a lo largo de todo el año con temas relacionados a los servicios financieros, al ahorro y al manejo de finanzas personales.

También puedes suscribirte a nuestro blog y descargar información gratuita para sigas aprendiendo a manejar tus finanzas.

9.-Invierte el dinero

Parte de toda buena administración financiera es hacer crecer parte del dinero que entra a la cartera por medio de una inversión.

Una cosa es tener ahorros y otra es planear una estrategia pensando en inversiones a largo plazo.

Opciones hay muchas, desde programas bancarios hasta poner un negocio, y todas estas formas de inversión puedes aplicarlas para que tu dinero comience a generar rendimiento.

También están las acciones del gobierno. O por qué no buscar un socio para emprender un negocio. Avientate a invertir, solo evalúa antes tus opciones y ten una planificación.

10.-Recicla los útiles

Te sorprendería saber la suma de dinero que se te va comprando productos nuevos cada que crees que son necesario. Como los útiles escolares, que cada que vuelven los niños a clases, tienes que comprar todos nuevo. Una buena forma de ahorrar es reciclando los útiles escolares.

¿Cómo se reciclan? Muy fácil, toma las hojas que no utilizaron, aguja e hilo y arma un nuevo cuaderno reciclado. Te vas a evitar un gasto sustancial de dinero reciclando lo que tus hijos no se acabaron el ciclo escolar pasado.

Una buena forma de ahorrar es llevando tus envases de pet a las máquinas de Big Box, en donde al depositar un envase juntas puntos en un monedero electrónico que después puedes usar en diferente tiendas de conveniencia y hasta hacer recargas a tu celular.

11.- Aprende a hacer reparaciones

Si pierdes dinero cada que tienes que reparar algo en tu casa, es momento de que aprendas a reparar tu mismo, verás que no es necesario traer un plomero para que le ponga teflón a la regadera.

En realidad, es bastante sencillo hacer muchas de las reparaciones en el hogar por las que pagas, como arreglar la tubería del lavabo, pintar, reparar puertas, cambiar fusibles y resanar paredes. Hay libros para personas principiantes que te explican paso a paso cómo hacerlo.

Aunque claro, habrá algunos casos en los que si necesites ayuda de un experto, pero no para todo.

12.-Controla los gastos hormiga

Otra fuga de dinero que debes evitar es la de los gastos hormiga, aunque no lo creas te hacen perder mucho dinero y son estos gastos los culpables de la angustia cuando faltan dos días para la quincena.

Son todos aquellos gastos pequeños que aparentemente no suponen un gasto fuerte al día pero que si los sumas, al mes es una cantidad que bien podrías ahorrarte.

Algunos gastos hormiga pueden ser, los dulces que compras todos los días, los cigarros sueltos o el café con el señor del carrito que te compras todos los días y que bien podrías ahorrar si lo preparas en tu casa. Haz cuentas y verás que en realidad si se te está fugando el dinero.

También evita los transportes públicos caros como los taxis, de ser necesario organiza tu tiempo para que no tengas que hacerlo.

13.-Evita salir todos lo fines de semana

Apoco no te pasa que todos lo viernes es ley en la oficina salir por un trago “nada más uno” y ese trago se convierte en varias cubetas de cerveza. No tienes que salir todos los viernes y días de quincena a gastar.

No se trata de que te encierres para siempre en tu casa y que no salgas, sino de limitar un poco esas salidas que solamente raspan tu bolsillo. Si lo vas a hacer que sea de vez en cuando y sin rayar en exceso. Piensa en todo el dinero que puedes llevar tu fondo de emergencias.

La salidas al cine que te salen en un ojo de la cara, también trata de disminuirlas y no te compres todo el combo si no te lo vas a acabar.

Mejor opta por visitar museos y sitios que son gratuitos, en nuestro país hay muchos que lo domingos son gratis. Conocer el legado cultural es una buena manera de esparcimiento y muy económica.

14.-Deja de comer en la calle

Comer en la calle todos los día también desbalancea las finanzas personales. Ya sea porque no te da tiempo de preparar o porque de plano vives solo y no sabes cómo.

Aprende a preparar tus alimentos en casa y organiza tu tiempo para hacerlos. En internet hay ideas de lunch rápidas y nutritivas.

De esta manera evitarás gastar dinero diario en tus desayunos, comidas y a veces cenas, que si haces la cuenta, te están haciendo perder y no necesariamente aportan a tu salud. Comer sano además te ayudará a prevenir alguna enfermedad por comer en la calle y tener que gastar en doctor y medicamentos.

15.- Usa los créditos a tu favor

Aprender a gestionar recursos, también tiene que ver con aprender a usar los créditos, que son una buena herramienta cuando se presenta algún imprevisto o para lograr alguna meta.

Haz un uso de responsable de ellos para que siempre estén ahí cuando realmente los necesites.

En Credifiel contamos con financiamientos por vía nómina, así siempre tendrás la posibilidad de disponer de tu dinero con una tasa de interés muy baja, sin afectar tus otros pagos y egresos mensuales.

Aprender a manejar el dinero es un tema de todos los días, que en ocasiones, puede parecer muy complicado, sin embargo, solo basta con ser constantes disciplinado y tener una muy buena planeación para que nunca te falte el dinero.

Te enseñamos qué hacer ante una crisis económica

Los mejores tips en tu mail