6 Tips para tomar el control de tus finanzas personales

Probablemente, en muchas ocasiones se te dificulta alcanzar ciertas metas financieras o mantenerte a flote al final de la quincena. ¡No, no sólo eso! A veces, incluso terminas sin un peso y, aún peor, endeudado.

Este tipo de situaciones, que hacen tambalear a tu economía, suceden sin que siquiera te des cuenta y para cuando eres consciente de ello ya estás hasta el cuello.

¿Por qué pasa? Verás...esto se debe a que muchas veces  no sabes manejar tus finanzas personales. ¡No entres en pánico! Solamente es cuestión de ponerse las pilas y empezar a tomar el control, para que tu economía no esté tan raspada.

Tener un bolsillo sano puede ayudarte en momentos de crisis o para lograr alguna meta, te damos 6 tips para que aprendas a manejar tus finanzas.

1.-Deja los malos hábitos

Lo primero que debes saber para tomar el control de tus finanzas es que seguramente tienes malos hábitos financieros; es decir, esas  malas prácticas con tus gastos que en vez de hacerte ganar, te dejan igual que siempre.

Para comenzar a tomar el control de tus finanzas personales, primero debes identificar aquellos malos hábitos que tienes y que, sin darte cuenta, te afectan económicamente. Algunos de ellos son:


  • No ahorrar:¡Lo sé! ¿Cómo no disfrutar del dinero que tanto te cuesta ganar? No se trata  de que te prives de todo, más bien, de controlar un poco los gastos y destinar un porcentaje de tu sueldo al ahorro.

Algo que suele pasar con esta mala práctica es que pospones, pues te parece más apropiado comprar ese bonito celular ahorita y ahorrar la siguiente quincena, hasta que te das cuenta que caíste en un círculo vicioso.


  • Usar créditos muy grandes: Es otra de las razones por las que puedes ahogar tus finanzas personales. Esto pasa cuando te dejas  llevar por la emoción sin tomar en cuenta tu capacidad de pago.

Antes de aventarte a pedir un crédito, mejor toma en cuenta cuánto es que estás dispuestos a abonar a las deudas antes de adquirir  una, pero sobre todo, cuál es tu capacidad de pago.

Esto te ayudará a que no te dejes llevar por el estómago. Al final, tu bolsillo te lo va a agradecer. ¡Ya lo verás!


  • No invertir: Hacer que el dinero crezca invirtiendo un poco de tus ingresos es algo que seguramente no estás acostumbrado a llevar a la práctica porque no sabes en qué, ni cómo . Sin embargo, invertir algo de tu dinero puede resultar muy beneficioso.

Una gran forma de inversión pueden ser pagar alguna capacitación o aprender un nuevo idioma.

Piensa que de esta manera, en vez de solo dejar que el dinero se esfume, puedes tener retribuciones, cómo: conseguir un mejor puesto o un mejor empleo.


  • No tener un presupuesto: Esto puede incluso afectar a la economía familiar. Y es que cuando compramos más de lo que nuestra cartera puede cubrir  al mes, parece fácil comprar ahora y pagar después, pides prestado o pides fiado y al final terminas con deudas hormiga.

Es importante tener en cuenta tu presupuesto, de esta manera será más sencillo controlar tu gastos y no caer en la tentación.

Tomar decisiones financieras es una gran responsabilidad, así como el derecho de cada quien.

2.-Asesórate si vas a pedir un crédito

En México tenemos la idea de que hablar de dinero es malo o de poca educación, sin embargo, pedir ayuda jamás será una idea equivocada.

Contar con el punto de vista de alguien que sabe de finanzas personales te ayudará a tener un panorama más grande sobre el manejo de tu dinero.

Manejar bien un crédito es parte de tener un buen control de las finanzas. Saber cuál te conviene, cuándo usarlo y cómo usarlo es lo más conveniente. Esto te ayudará a no terminar endeudado.

Usa los créditos a tu favor y solicitalos únicamente cuando sea realmente necesario. Controla tus gastos y genera un buen historial crediticio.

Los créditos pueden ser como Superman cuando estamos en verdaderos aprietos, así que no desaproveches tu llamada de auxilio con algo que no necesitas.

3.-Haz tu colchoncito

Aunque suene repetitivo, esa debe ser una de tus metas. Tener un guardadito te ayuda a tener ventaja sobre las situaciones que no puedes controlar, como alguna enfermedad, despido o hasta  si tu prima te eligió como su padrino de boda. ¡Piensa que todo puede pasar!

No hay nada más importante que estar tranquilos cuando hablamos de dinero, tener un colchoncito te ayudará a no estar bajo una nube de estrés cuando los recursos te faltan. ¡Mejor estar prevenidos!.

4.-Abre una cuenta de ahorros

Éntrale a la tecnología e investiga en línea cuál institución financiera va más de acuerdo con tus necesidades y qué es lo que te ofrece cada una. Compara entre ellas y abre una cuenta de ahorro.

Al tener una cuenta de ahorro podrás tener más controlados tus gastos y … ¿sabes qué?, evitarás casi de manera automática gastar las monedas que te sobran en un dulce o en tu cigarro suelto de la tarde, los centavos se irán sumando sin que te des cuenta.

5.-Paga las deudas

Seguramente has acumulado deudas, que sin darte cuenta van creciendo como bola de nieve.

Empiezas con la señora que vende dulces afuera del edificio en donde trabajas, luego con el catálogo de la compañera de oficina y en las tiendas departamentales.

No es que tener deudas sea lo peor del mundo, a veces son necesarias, lo malo es no hacerte cargo de ellas, así que hay que pagarlas.

Piensa en que cada vez que te endeudas las personas ponen su confianza en ti y si fallas con los pagos, entonces vas a generar desconfianza.

También es importante que valores cuándo es importante endeudarte y cuánto puedes abonar a tus deudas. Así también aprenderás a ser más responsable con tus créditos.

6.-Aprende a manejar tu dinero

Comenzar a tomar el control de tus finanzas personales puede parecer tan difícil como aprender chino  mandarín, sin embargo, es más sencillo que cocinar bien el arroz. El primer paso es informarte.

¿Cómo? ¿En dónde? No necesitás titularte de economistas para aprender a manejar bien tu dinero, basta con acércarte a quienes conocen del tema para que te aconsejen.

Ya sea en línea, o de manera presencial, hay instituciones que ofrecen cursos de finanzas personales, en donde puedes aprender a tomar el control de tu dinero, algunas de ellas son:

  • Mide
  • Condusef
  • Bansefi
  • Unam

Lo más importante es que te mantengas informado para que puedas tomar decisiones más acertadas antes de dejarte llevar por las emociones cuando estés enfrente de un aparador.

Tampoco se trata de llevarlo al extremo y privarte de todo, se trata de tener un balance entre lo que entra a tu bolsillo y lo que sale de él; así como de estar prevenido ante aquellas situaciones difíciles que se presentan.

Deja a un lado el estrés y la desesperanza y mejor comienza a tomar el control de tus finanzas personales, inicia con pequeños cambios y comparte la información.

Nuevo llamado a la acción

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario