Toda mi familia viene a cenar el 15 de septiembre y no tengo nada preparado

Los tíos que hace años no veías, los primos que viven en otro estado de la República y hasta los sobrinos que se casaron y se fueron a vivir lejos de la familia, resulta que todos se ponen de acuerdo y de un día a otro te avisan que se reunirán en tu casa este 15 de septiembre para cenar y convivir todos juntos.

A ti te gusta ser la anfitriona de este tipo de eventos ya que disfrutas cocinar y compartir con tus seres queridos, sin embargo, en esta ocasión la noticia seguramente poco te alegra pues la situación económica que vives actualmente y la alza de precios podría impedirte recibirlos a todos y brindarles un banquete como se merecen.

También considerando el espacio con el que cuentas, piensas que sería prácticamente imposible tenerlos a todos juntos en tu casa pero siendo tu familia y además, considerando que es un día en el que pueden convivir todos juntos sin la preocupación del día siguiente, seguro piensas en que no hay más opción más que aceptar ser nuevamente el lugar donde todos se reúnen.

Comida, mayores gastos en servicios del hogar, colchones para que todos se puedan acostar, gas y además, la atención que las visitas requieren. ¿Qué es lo que podrías hacer a tan pocos días de que llegue la fecha? No hay opción, deberás invertir en los gastos que sean necesarios y quizá, más pronto de lo que imaginaste.

Pero realmente ahí no se queda todo puesto que algunos gastos se pueden recorrer y aunque la cena dure un día, las deudas se alargan hasta uno o dos meses después.

Además, teniendo en cuenta que el regreso a clases apenas tuvo lugar hace algunas semanas, podríamos estar hablando de que las finanzas no están estables y mucho menos saludables. ¿Aún no superas los gastos escolares y ya estás planeando la cena familiar?

Algunos de los gastos más frecuentes en esta época son:

Decoración: Si además de sentirte orgullosa de ser mexicana te gusta demostrarlo a cada momento, la decoración es un elemento que no puede faltar.

Desde las cornetas y los sombreros hasta las crayolas para pintarnos la bandera de México en el cuerpo, todos éstos son gastos que aunque parecen pequeños implican un egreso para el que seguramente no estás preparada.

Aunque también es verdad que en los pequeños detalles es donde se encuentra la diversión y siempre vale la pena adquirir ciertas cosas que hará más divertidos y amenos los momentos en familia.

Colchones inflables y colchonetas para todas las visitas: ¡Oh no! ¿En dónde van a dormir todas las visitas? Es verdad que ante estas situaciones el espacio en el suelo de las recámaras nunca es suficiente, sin embargo, también es necesario adquirir colchones o colchonetas en donde puedan descansar sin poner en riesgo su salud.

Son estos momentos en donde las camas y los sillones nunca son suficientes, entonces, ¿Qué deberás hacer? Lo mejor sería valorar la posibilidad de adquirir algunos de estos elementos que ayudarán a que el descanso después de una divertida noche en familia sea más placentero para todos, incluso si hay niños pequeños dentro de las visitas.

Comida típica: ¡Claro! Hablar de algunas festividades mexicanas y teniendo en cuenta lo variado que es nuestro menú, no podemos dejar de lado lo delicioso que es comer un exquisito pozole durante estos días.

Pero además de pozole, hay distintos platillos que también pueden acompañar a este día como por ejemplo, las tostadas de guisados o bien, los sopes y los pambazos. Aunque lo más tradicional es el pozole, también puedes ofrecerle a tus invitados diferentes propuestas típicas que seguro les encantarán.

De esta forma todos estarán encantados de comer las delicias que a veces esperamos ansiosos cada año para poder deleitar nuestros paladares. Bebida tradicional: La cual tampoco puede pasar desapercibida.

Pero este no necesariamente tiene que ser alcohol, en los distintos estados del país las tradiciones cambian y este año podría ser una buena opción para hacer algo distinto y que tampoco afecte mucho a tus bolsillos. Al final de cuentas, no importa si únicamente conseguiste el clásico refresco rojo, lo importante es que vivas la tradición a flor de piel.

Pero el 15 de septiembre no es la única fecha que requiere de una gran inversión económica. Próximamente se acercan otras festividades y lo mejor es aliviar nuestros bolsillos de una buena vez para esperar a que los regalos y la cena nos sorprendan.

Una forma de financiar y estabilizar tus finanzas es a través de creditos financieros que pueden ser otorgados mediante tu institución laboral. Si tienes más de 2, 5 o incluso más de 10 trabajando para el sector gubernamental, entonces conoce y aprovecha todas las oportunidades financieras que éste tiene para ti.

Los créditos que se otorgan mediante las instituciones de gobierno buscan ser un apoyo familiar sin afectar tu liquidez. ¿Estás lista para ver un nuevo comienzo? Recuerda que las adversidades siempre son un gran momento para darle luz y vida a futuros proyectos que serán para mejorar y para lograr una mejor calidad de vida.

A través de los prestamos vía nómina para empleados de gobierno puedes hacer realidad más de una de tus metas presentes y continuar escribiendo el camino del futuro. Piensa en tu familia, piensa en tus hijos y piensa en ti.

Acércate a Credifiel y pregunta por las opciones de financiamiento que podemos brindarte a través de los convenios que tenemos con las instituciones de salud pública.

Atrévete a dar pasos fuertes que cambiarán el futuro de tu vida.

Cómo ser un buen anfitrión en las fiestas patrias

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario