Ser madre y maestra: los retos laborales y personales

Tags: madre y maestra

La labor de una madre es una de las más recompensantes y maravillosas que pueda tener una mujer a lo largo de su vida.

Todos sabemos que es un rol esencial para la construcción de un buen ser humano, que sea empático y excelente ciudadano.

Parte de esa tarea también recae en las maestras: mujeres increíbles que dedican su labor a educar a los niños para un mejor futuro.

¿Pero qué pasa cuando eres madre y maestra a un mismo tiempo? Los retos laborales y personales con frecuencia llegan a mezclarse.

Te presentamos los retos más comunes de ser madre y maestra:

Prepararse tú y los niños para irse a la escuela

art-02-Prepararse-tu-y-los-ninos-para-irse-a-la-escuelaComo madre y maestra seguramente tienes el mismo horario que tus hijos o al menos han coincidido en alguna de sus etapas escolares.

Esto puede resultar complicado si no hay una buena organización en los horarios y dar como resultado que tú o tus pequeños lleguen con retraso.

La solución a esto es tener preparado por la noche todo lo que necesitarán para salir en la mañana.

Crea un orden para todos los días

  • Procura tener al menos dos juegos de uniformes disponibles, para que siempre haya uno limpio cuando el otro se tenga que lavar.
  • Ten listos los uniformes y mochilas con útiles completos, al alcance de la mano.
  • Prepara el domingo por la noche las meriendas que llevarán durante la semana, puede ser algo sencillo, como un sandwich, un plátano y jugo.
  • Que tus hijos tomen un baño por la noche, para que en la mañana solo se ocupen de cambiarse y desayunar.
  • Planea tu vestimenta para cada día de la semana laboral, ya sea tu uniforme o bien, el conjunto y los zapatos: ponlos en orden en el clóset.
  • Revisa tu maletín con los materiales para dar clases todas las noches para asegurarte de que tienes todo, igual con tu bolso personal, cartera y las llaves de tu coche.
  • Si das clases en la misma escuela que tus hijos, el problema del tiempo está resuelto, pero de no ser así, calcula cuál es el promedio para llegar a cada plantel.
  • Otra alternativa es que tu pareja lleve a tus pequeños o bien, organizarte con la mamá de alguno de sus compañeros para que se vayan y regresen juntos.

De ser posible, escribe todo esto en un tablero que tengas siempre a la vista, para que vayas tachando o estés consciente de las tareas que debes hacer.

Recoger a los niños de la escuela y tu hora de salida

art-03-Recoger-a-los-ninos-de-la-escuela-y-tu-hora-de-salidaEste es otro de los retos que enfrentas como madre y maestra, el cual, de nuevo, se trata de tener una gran organización de los tiempos.

Como explicamos, una alternativa es que tu pareja o alguno de tus familiares cercanos lleve y recoja a tus pequeños, si tu horario de salida no es el mismo.

Si lo anterior no es posible, la opción ideal es el ‘carpooling’:

Qué es ‘carpooling’:

Se trata de compartir los viajes a un lugar en específico en un solo auto, con un número de personas que vayan en esa misma dirección.

Para las mamás es una forma efectiva de ahorrar tiempo, gasolina y saber que sus hijos están en buenas manos si no pueden ir por ellos.

Cómo se lleva a cabo un rol de ‘carpooling’:

  • Plantea la idea a una mamá o un grupo de mamás de los compañeros de la escuela de tus pequeños que vivan en la misma ruta de tu casa.
  • Lo ideal es que sean mamás que vivan en el mismo vecindario o lo suficientemente cerca, para que puedan compartir rutas.
  • Hagan un calendario para tener definidos los turnos de cada una: día, hora de recogida en cada casa, hora de salida, hora de llegada estimada a cada hogar.

Otra alternativa está en las actividades extracurriculares que haya en la escuela.

Pregunta a la maestra tutora o al director sobre las clases disponibles y los horarios, para ver cuál es el más conveniente.

Si no hay clase disponible, investiga quiénes son las personas que se quedan en horario de oficina que puedan cuidar de tu hijo en lo que llegas por él.

Si encuentras una o algunas personas de confianza del personal de la escuela, comparte tu télefono de trabajo y personal para que en todo momento estés al tanto.

Ayudarles en la tarea y hacer tus planeaciones

art-04-Ayudarles-en-la-tarea-y-hacer-tus-planeacionesSer maestra y tener hijos en edad escolar significa que algunas veces te va a hacer difícil dejar atrás tu papel de docente aunque estés en casa.

Porque tus pequeños también tienen tarea que hacer y tú, como mamá, debes ayudarlos, ¿pero qué pasa cuando tienes que hacer tus planeaciones?

Sabemos que no puedes evitar ni posponer ninguna de las dos cosas, así que como madre y maestra lo que te toca es ser una guerrera y salir adelante.

Para hacer esto y no morir en el intento, lo mejor es establecer una rutina que no se modifica para nada durante el ciclo escolar.

Establece una rutina de llegada

  • Que los niños se quiten el uniforme al llegar y se cambien de ropa.
  • Comer inmediatamente después de cambiarse.
  • Media hora para descansar o dormir una siesta.
  • Sacar su cuaderno de tareas para que lo revises.
  • Deja que los niños hagan la tarea por sí mismos en la medida de lo posible; que te consulten solo cuando tengan dudas.
  • Designa un horario para hacer la tarea, por ejemplo, dos horas para cada uno, según la extensión.

Crea un tablero de planeaciones

  • Toma una cuaderno y una pluma.
  • Crea columnas con los cinco días de la semana laborales.
  • Escribe todas las tareas relacionadas a tus planeaciones y si hay que revisar exámenes.
  • Establece una hora: decide cuándo es conveniente que se haga cada tarea y el tiempo a invertir.

Con estos consejos, tanto tú como tus pequeños tendrán oportunidad para disfrutar del resto del día o completar otras actividades necesarias.

Labores del hogar y vida personal

art-05-Labores-del-hogar-y-vida-personalMantener una casa limpia y acogedora es otro de los retos de ser madre y maestra al mismo tiempo.

Si las mamás profesionistas no descansan al salir del trabajo, las que son maestras mucho menos.

La razón es que al salir de la escuela tienen que hacer planeaciones, revisar exámenes o hacer cosas administrativas según su puesto.

A eso hay que sumarle las labores del hogar: comida, limpieza de la casa, cuidado de los pequeños, visitas al médico y por supuesto, su vida en pareja.

Para hacer llevadera esta situación y que no se convierta en un problema, al ser madre y maestra es super necesario que trabajes en equipo.

Crea un rol de actividades del hogar que puedan llevar a cabo tu pareja y tus hijos, para que así la carga de trabajo en casa no sea tan pesada para ti.

O bien, si te es posible, contrata a una trabajadora de hogar que te apoye en las labores de limpieza y cocinar.

Otra manera de hacerte un mejor espacio para tu vida personal, es tener una niñera de confianza para cuando deseas salir con tu pareja y/o amigos.

Existen varias agencias especializadas en dichos servicios o bien, quizás tengas alguna sobrina o vecina que se quiera ganar un dinerito extra.

No te alcanza para esos gastos ‘extras’

art-06-No-te-alcanza-para-esos-gastos-extrasSabemos que ser madre y maestra al mismo tiempo es una gran responsabilidad que en algunas ocasiones no está tan bien remunerada como quisieras.

Para saltar algunos de los retos que se te presentan, a veces es necesario contar con cierta cantidad de dinero para solventarlos.

En Credifiel, tenemos el préstamo que necesitas como empleado del sector de educación, para que hagas tu vida más llevadera y cumplas satisfactoriamente todas tus metas.

Ya sea tener una trabajadora del hogar un par de veces a la semana, una niñera de confianza o incluso una tutora para las tareas.

Contamos con intereses y plazos de pagos preferenciales; solicita un préstamo y haz realidad estas metas.

Guía para administrar los recursos en el hogar

Los mejores tips en tu mail