Conocemos a profundidad lo que se siente necesitar dinero para cumplir con el pago de nuestros gastos mensuales o para una emergencia, ¡tranquilo! estamos contigo para apoyarte. Nos dedicamos a investigar para ti todo acerca de Préstamos Personales, deseamos que se de utilidad y te ayude a solucionar esta necesidad de dinero rápido.

Préstamos rápidos: La mejor forma de obtener dinero sin Buró de Crédito.

¿Qué es un préstamo rápido?

que-es-un-Prestamo-rapido

Préstamo rápido es tener dinero de forma casi inmediata en el caso de que llegue un imprevisto que necesita ser resuelto lo antes posible.

Para estos casos, cuando el tiempo es un factor decisivo, existen los préstamos rápidos.

Como su nombre lo dice, son fondos que se le otorgan al cliente en cuestión de horas o días con el fin de atender su problema.

Los préstamos rápidos son la herramienta financiera con mayor crecimiento en nuestro país.

Por lo general –y para acelerar el trámite– las instituciones financieras no se detienen a ver el Buró de Crédito del cliente, aunque sí buscan otro tipo de garantías.

En la mayoría de casos, el cobro del préstamo se hace vía nómina.

Esto implica que la persona que lo solicite reciba un salario fijo que lo respalde. 

¿Qué personas son aptas para un préstamo rápido?

que-personas-aptas-para-prestamo

Los créditos rápidos son ideales para todos los asalariados. Ya que al no consultar el Buró de Crédito, la mejor referencia que se tiene es el sueldo que percibe.

Si trabajas en alguna institución del gobierno, eres empleado del sector educativo o eres una persona jubilada, tu mejor opción está en Credifiel, una organización responsable que otorga soluciones financieras innovadoras a los sectores más desprotegidos del país.

Debes preguntar si el lugar donde laboras tiene convenio con Credifiel, de ser así estás muy cerca de obtener un préstamo rápido.

Es importante reiterar que al no consultar al Buró de Crédito, se necesitan tener otras garantías de pago, una de ellas es que cuente con el pago de nómina y el otro que tenga un índice de solvencia adecuado. 

¿Cómo puedo calcular mi solvencia?

como-calcular-mi-solvencia

El índice de solvencia es la capacidad de hacer frente a las obligaciones financieras. Es decir, medir tus finanzas personales para saber si puedes pagar mes con mes las deudas que tienes.

Tu situación financiera es el conjunto de los “activos” y “pasivos” con los que cuentas.

Hay que entender los activos como todas las fuentes de ingresos, ya sea el salario formal, cuentas por cobrar o bienes que son susceptibles a vender, como terrenos, muebles, electrodomésticos, autos, entre otros.

Su opuesto son los pasivos, o mejor dicho, a todas las deudas y compromisos financieros que tienes.

En este rubro entran las tarjetas de crédito, el pago del auto o una hipoteca.

Tú mismo puedes calcular tu índice de solvencia, lo primero que debes hacer es enlistar todos tus ingresos.

Para los pasivos es el mismo procedimiento, sólo que ahora se suman las deudas. Pueden ser desde un crédito hipotecario, de auto, personal, hasta el dinero que le pediste prestado a tu familia o amigos.

Ahora divide la suma total de tus activos entre el total de tus pasivos.

El resultado ideal debe oscilar entre el 1 y el 1.5. Esto significa que tus ingresos son superiores a los pasivos y no tendrás problemas para realizar los pagos mensuales que pactaste con el crédito solicitado.

Si es menor a 1, significa que no cuentas con las finanzas necesarias para saldar tus deudas y por lo tanto no eres apto para cualquier tipo de crédito.

¿Qué porcentaje de mi salario debo destinar al pago de las deudas?

que-porcentaje-de-mi-salario

Para saber el porcentaje ideal para destinar al pago de deudas, lo primero es conocer la distribución que tienes actualmente de tu salario.

Es decir, cuánto debes destinar a los gastos del hogar, cuánto a la diversión y cuánto a pagar las deudas. Este es el secreto de unas buenas finanzas, saber administrar el dinero y atenerse a dicho plan.

Como expertos te recomendamos que sigas el sencillo y efectivo presupuesto del 70-30. ¿Qué significa? Muy sencillo, que el 70% de tu sueldo sea destinado a las necesidades básicas como alimentación, vivienda, transporte, servicios, salud y entretenimiento.

Y el 30% restante, sea para el ahorro y el pago. Sí, tienes que incluir un porcentaje de ahorro mes con mes y el pago de tus deudas no puede ser la mitad de tu salario. ¿Parece una ecuación difícil verdad?

Recuerda que este es un escenario ideal, pero puede adaptarse a las necesidades y situaciones específicas de cada persona o familia.

Puede que por el momento tus deudas sobrepasan el 30% pero quizá exista una buena razón para ello.

Hay que destacar que no puedes tener un panorama completo de tus ingresos y su distribución si no has realizado un presupuesto claro de cuánto gastas mes con mes y en qué se te va el dinero.

A continuación te decimos cómo llevar un control de tus gastos de manera sencilla.

Salud Financiera

¿Cómo puedo llevar un control de mis gastos?

 Llevar el control de los gastos se logra conociendo con detalle, la relación de los gastos y los ingresos, para eso, las personas suelen hacer presupuestos mensuales.

El problema con hacer presupuestos mensuales es que muchas veces no se consideran los pequeños gastos que se tienen día a día.

Por lo general sólo se concentran en las grandes deudas, esto puede ser un error.

Imagínate que al realizar tu presupuesto vez que para el final de la quincena te van a sobrar 200 pesos, pero a una semana de que llegue la fecha, tu bolsillo está en ceros y tienes que pedir dinero prestado a algún conocido.

Esto pasa porque en el presupuesto no puedes controlar los gastos hormigas, esos 20 pesitos extras que gastas todo los días.

Por esta razón debes de utilizar un “flujo de caja”, una técnica de administración que se fija en todos los gastos.

Llevarla a cabo es muy sencillo, diariamente enlistarás todos los gastos que tienes, desde el transporte, la comida, hasta el dinero para comprar materiales para la escuela y los antojitos. 

Debes comenzar tu tabla diciendo: “Hoy amanecí con tanto dinero en la bolsa”.

Cuando acabe el día, le restarás todo el dinero que gastaste al presupuesto que tenías en la bolsa.

Al día siguiente, nuevamente anotarás con cuánto dinero amaneciste y comenzarás el proceso de enlistar todos los gastos, desde el más pequeño hasta el más grande.

Así puedes tener un mejor manejo de tus ingresos y podrás notar que si hoy tuviste un piquito extra, el día de mañana o pasado tendrás que compensarlo.

Con esto, tendrás un mejor manejo de las finanzas del hogar y llegarás tranquilamente a la siguiente quincena.

LANDING-PILAR-06

¿En qué momento debería pedir un préstamo rápido?

El momento ideal para pedir un préstamo rápido es cuando se requiere dinero para alguna urgencia o para un proyecto personal que no haríamos si no tenemos el dinero reunido de una sola vez. 

A pesar de tener un control total de finanzas, hay ocasiones donde surge de manera inevitable, un problema el cual rompe con el equilibrio de tus finanzas.

¿Cómo puedes resolver de manera rápida este imprevisto?

En estos casos, la única solución a la vista es la solicitud de un préstamo rápido o crédito inmediato. 

Elegir el mejor préstamo dependerá de tu capacidad financiera real para pagar a tiempo sin implicar un adeudo mayor a largo plazo.

Toma en cuenta que un crédito rápido se convertirá en una deuda más, por lo que tendrás que reorganizar tus formas y tus tiempos para liquidar los montos requeridos.

Sin embargo, también se dan los casos de los préstamos rápidos para solventar el mantenimiento de un auto. 

Las revisiones de llantas, cambio de aceite, de bandas o de batería, limpieza interna, entre otras cosas son requerimientos de los que un coche no puede prescindir y que no podemos detener nuestro medio de transporte diario.

Es momento de solicitar préstamos rápidos para beneficios de cualquier índole. Incluso puedes apoyar a algún amigo, familiar o conocido que tenga una emergencia y seas la única instancia a la que pueda recurrir.

Ningún ejecutivo ni formulario te pedirá explicaciones o motivos por los que has contratado este tipo de crédito.

Cabe mencionar que esta es la nueva era de los emprendedores, y si tu quieres tener un ingreso extra, podrás tener un negocio personal que te genere ingresos, como por ejemplo, la venta por catálogo, es un medio con ganancias muy buenas para tu economía familiar. 

Los préstamos rápidos también están disponibles para ti si tienes una PYME o negocio consolidado, pues puedes invertir para su constitución legal, instalaciones e infraestructura, convenios de estrategias mercadológicas, capacitación del personal en talleres, cursos, exposiciones o conferencias nacionales e internacionales, etc. Todo está al alcance de un click.

¿Cuáles son los requisitos para pedir un préstamo rápido?

En Credifiel solicitar un préstamo rápido es sencillo. Recuerda que si trabajas en alguna institución de gobierno que tenga convenio con nosotros, ya estás a un paso de tener el crédito.

Los requisitos son muy sencillos: 

  • 18 años en adelante
  • Antigüedad laboral de 1 año
  • Recibir sueldo en cuenta de nómina o con tarjeta bancaria
  • INE (credencial actualizada)
  • Comprobante de domicilio actual como luz, teléfono, gas o predio
  • Comprobante de ingresos
  • Estado de cuenta

¿Cuáles son las ventajas de un préstamo rápido?

ventajas-de-un-prestamo

Las principales ventajas de los préstamos rápidos es la facilidad con la que puedes solicitarlos, la rapidez de ser tramitados y el hecho de no tener que argumentar en qué lo estarás utilizando.

No olvides que tampoco debes preocuparte de tener algún tipo de detalle en el Buró de Crédito.

En Credifiel sabemos que ante una emergencia realizar una revisión al Buró de Crédito es tardado.

Generalmente, los bancos checan los préstamos que has solicitado, si lo pagaste, si lo cancelaste o si tuviste algún problema en dichos procesos.

Sin duda, te someten a trámites burocráticos que impedirían solucionar la inmediatez de tu necesidad. No obstante, Credifiel rompe con los convencionalismos. En nuestra website encontrarás la facilidad de adquirir préstamos rápidos sin buró de crédito ni aval.

 ¿Cómo solicito un préstamo rápido?

como-solicito-un-prestamo

Solicitar un préstamo rápido, es un proceso sumamente sencillo y que no representa ningún tipo de complicación.

Aunque es cierto que hay que llenar una solicitud, no tardarás más de cinco minutos. Se realiza en nuestro página www.credifiel.com.mx 

Sólo te pedimos tus datos básicos como nombre, correo electrónico, teléfono, tu perfil laboral y el horario en el que nos podemos comunicar contigo.

Si lo prefieres puedes ir directamente a una de nuestras sucursales que están distribuidas a lo largo del país.

Si no sabes cuál es tu sucursal más cercana, puedes ingresar a la siguiente liga y realizar tu búsqueda: www.credifiel.com.mx/sucursales

¿En cuánto tiempo aprueban un crédito rápido?

en-cuanto-tiempo-aprueban

Al ser un tipo de crédito que te ayuda a ahorrar tiempo, la solicitud no te lleva más de cinco minutos y el proceso del crédito tan sólo dura un par de días. 

Tu solicitud será evaluada por uno de nuestros expertos, quien también podrá asesorarte para tener resultados inmediatos. 

¿Cuál es el esquema de pago de un préstamo rápido?

esquema-de-pago

El esquema de pago de un préstamo rápido es muy cómodo pues es por descuento en nómina o por domiciliación. 

El hecho de no revisar el Buró de Crédito no significa que la institución no evalúe tu solvencia y busque garantías.

En este caso se te puede prestar un préstamo como este porque el cobro será directamente de tu nómina.

Esta modalidad te respalda a ti y a nosotros para gozar de una experiencia de crédito agradable.

La máxima comodidad para ti es que no tendrás que asistir a un banco para pagar, ni tampoco te tendrás que preocupar por las fechas de pago pues el pago es automático.

Si eliges el descuento vía nómina, el pago puede ser diferido a 12 o 48 meses, ya sea por quincenas o mensualidades.

Otra gran ventaja de nuestros crédito es que cuentan con una tasa de interés fija.

Por otro lado, en Credifiel también contamos con Domiciliación Bancaria, en este caso, el pago puede ser diferido entre 12 y hasta 18 meses.

De la misma forma gozarás de un tipo de tasa de interés fija, teniendo un cobro quincenal o mensual.

Los préstamos rápidos garantizan comodidad y seguridad. 

En el caso que necesites un ingreso extra puedes aplicar una solicitud de refinanciamiento y nosotros te daremos una resolución lo más pronto posible.

¿Qué seguridad hay en los préstamos rápidos?

que-seguridad-hay

La seguridad en los préstamos rápidos es absoluta para ti que eres empleado de gobierno.

Nuestra finalidad es otorgar soluciones financieras e innovadoras hacia los sectores más desatendidos del país, por lo que no haremos preguntas incómodas respecto a los motivos por los que se ha solicitado algún monto. 

Credifiel garantiza préstamos rápidos y cien por ciento seguros para cualquier circunstancia personal o laboral y a cualquier hora.

Ya sea que te decidas a un préstamo con Credifiel, te decimos cuáles son los aspectos que siempre debes tener en cuenta aquí y en otros contratos crediticios.

  • Revisa testimonios y valoraciones, en la página web o en redes sociales, de los clientes que la han solicitado.
  • Verifica cuánto pagarás de intereses y comprueba los términos y condiciones de la solicitud antes de aceptar el préstamo rápido.
  • Revisa los datos de contacto para que te podamos ayudar en caso de que tengas alguna pregunta durante el tiempo del préstamo.

¿Cuáles son las comisiones que debo conocer?

cuales-son-las-comisiones

Tanto las comisiones como las tasas de interés son factores clave que debes considerar al momento de decidir cuando se contrata un crédito.

De forma personal informamos todas las condiciones a las cuales estaría sujeto tu crédito para que no te quede ninguna duda y tomes la decisión más conveniente para tus finanzas personales.

Suele ser un paso indispensable antes de que nuestros usuarios tomen la decisión de solicitar su préstamo rápido.

Cada entidad bancaria es libre de aplicar las comisiones que desee, pero siempre tomando en cuenta su correspondencia con los cargos que hayan sido especificados y aceptados por los usuarios. 

Por tal motivo, nuestros ejecutivos te informarán de ellas de forma personal o bien, si tienes alguna duda, podrás comunicarte vía telefónica con nosotros.

Diferencia entre préstamos rápidos y préstamos bancarios comunes

Diferencias-entre-prestamos-rapidos

La metodología tradicional de los bancos se ha ido modificando por la necesidad de romper con el estigma de la competencia por internet.

A partir del crecimiento de las entidades financieras que otorgan sus servicios por la vía electrónica, los bancos han dado el siguiente paso hacia el desarrollo de aplicaciones o disposiciones electrónicas que optimicen el tiempo de los usuarios.

No obstante, aún existe una serie de características que diferencian cada tipo de préstamo.

Enseguida enlistamos los puntos más importantes que deberás tomar en cuenta, para decidir qué camino deseas tomar antes de solicitar un préstamo rápido o un préstamo bancario: 

¿Quién lo otorga?:

Los préstamos bancarios lo concede única y exclusivamente el banco. De manera directa, los fondos monetarios los proveerá una entidad de tal índole.

Por otro lado, los préstamos rápidos van más asociados hacia instituciones financieras con la facilidad de encontrarlos vía internet.

Existen financieras para todo tipo de público, por ejemplo, si tu eres empleado de alguna institución gubernamental encontrarás mejores condiciones en Credifiel si se tiene algún convenio con la institución donde laboras.

Importes del préstamo: los bancos tienen una forma de financiación básica, por lo que es imposible que un préstamo sea por cantidades demasiado bajas, es decir, las instancias de este tipo alcanzarán cantidades medianas o elevadas, por ejemplo, los préstamos hipotecarios.

Sin embargo, los préstamos rápidos pueden oscilar entre cantidades mínimas y medianas, cuestión que los bancos no ofrecen. 

Es por esta razón que dentro de este tipo de servicios existen los mini créditos, que aún son montos más bajos y no hay impedimento alguno para solicitarlo.

Requisitos de obtención: los préstamos tradicionales obligan a que el usuario tenga una cuenta en el banco donde se hace la solicitud; por tanto, ésta deberá aprobar si el nivel de solvencia es suficiente y si el usuario tiene la capacidad de devolver el o los montos en los plazos que se acordarán. 

Además, necesitará un estudio de historial crediticio, financiero y de adeudamiento más la presentación y firma de un aval personal o inmobiliario.

En contraposición, los préstamos rápidos prescinden de requisitos tan específicos, es decir, cuando ya has sido usuario de algún crédito con Credifiel, sólo necesitamos tus datos personales y generales del dinero y los tiempos a pagar.

En algunas ocasiones, cuando es la primera vez el trámite, entonces sí hay datos que necesitamos de algún tipo de papeleo, pero NO es un procedimiento engorroso, ya que los comprobantes de pago y otros requisitos los podrás enviar sin salir de casa. 

Tramitación del préstamo: en el banco, los créditos de este estilo se hacen de manera presencial, en el horario de oficina de la instancia (generalmente de 08:00 a 16:00 h) y aceptando el turno que le destine el ejecutivo que lo recibirá a su entrada.

En relación al punto anterior, deberá llevar documentos como recibos de sueldo, informes de solvencia, garantías, entre otros requisitos que en lugar de optimizar el tiempo del cliente, hacen del día algo perdido.

Los préstamos rápidos a través de nuestra website son mucho más flexibles, pues la distancia no es impedimento, sino una ventaja.

Además de que ya no habrá necesidad de desplazarse, el portal digital estará disponible las veinticuatro horas de los siete días con programas especializados y ejecutivos que revisarán los datos de manera rápida y eficaz.

También debes tomar en cuenta que, a diferencia de un banco, aquí te damos la posibilidad de olvidarte de documentaciones presuntuosas y tramitar préstamos sin buró de crédito, sin recibos de sueldo o financiamiento sin presentar garantías.

Períodos de aprobación: los préstamos rápidos tienen el beneficio de ser aprobados y enviados en lapsos de quince minutos hasta cuarenta y ocho horas o menos.

En algunas ocasiones, el monto llega a la cuenta del cliente en menos de media hora, pero depende la cantidad que haya solicitado.

Este tipo de procedimientos es posible a partir de softwares completamente especializados para operar servicios de esta índole.

En comparación con los servicios online, los préstamos directamente en bancos suelen tener períodos de aprobación que duran días o incluso semanas.

Imposible aceptarlo cuando se trata de alguna urgencia.

Por esta situación, algunas instancias ya han implementado las herramientas y los beneficios que proporcionan las tecnologías.

Plazos de devolución: las instituciones bancarias no permiten devoluciones a corto plazo, sino en periodos prolongados y en cantidades muy fraccionadas. 

Esto provoca que los intereses sean mucho más altos que lo habitual.

Por ello, si optamos por los préstamos rápidos, los reembolsos son breves o llegan a cubrir una sola fecha.

En conclusión, decimos que los créditos rápidos son iguales a sus períodos de aprobación, es decir, bastante breves y concisos. 

Formas de devolución: el pago de los préstamos bancarios tiene lugar mediante el pago de una cuota cargada a la cuenta del solicitante. 

Mientras que los créditos rápidos tienen opciones bastante variadas.

Lo más común es que el ingreso hacia una de las cuentas que Credifiel proporciona al cliente o el uso de tarjetas de débito o de crédito.

¿Por qué solicitar este servicio?: la mayoría de los bancos tienen definido los objetivos por los que te hará acreedor a un préstamo, por ejemplo, estudios, la compra de un automóvil o la adquisición de un departamento, terreno o casa. 

Sin embargo, una gran diferencia y ventaja de los préstamos rápidos es la privacidad y la confidencialidad con la que puedes adquirirlos. La inversión que haga el usuario varía de necesidad a necesidad. 

Aunque sí hay casos de préstamos para viajes y gustos personales, este tipo de movimientos financieros lo utilizan más las personas cuyo proyecto es la creación de un negocio pequeño con la visión de convertirlo en algo grande. O bien, también está la posibilidad de liquidar una compañía. 

Atención al cliente: las entidades bancarias dan instrucciones en los módulos de atención ejecutiva, pero en el caso de los préstamos en línea, las maneras de proporcionarte información son múltiples, ya que puedes leer nuestras secciones e instrucciones, llenar los formularios o llamarnos por teléfono en todo caso que algo realmente se te complique.

Como te hemos demostrado, Credifiel tiene el servicio más completo de préstamos rápidos. 

A lo largo de explicaciones detalladas, pudimos resolver las dudas más frecuentes que surgen día a día en nuestros clientes. Comunícate con nosotros si algo no te ha quedado claro. Te facilitaremos los servicios y te proveeremos de soluciones para todo tipo de necesidades.

¿En qué puedo usar el dinero del préstamo?

Nos reservamos las preguntas incómodas e inoportunas, para que ocupes el dinero en la situación que consideres más oportuna. Desde una emergencia médica, hasta un pequeño arreglo a la casa o unas vacaciones de fin de año. 

Solicita un crédito

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario