Préstamos personales para decorar tu hogar

En la sociedad y tiempos en que vivimos, donde ahorrar es un hábito muy difícil de encontrar y gastar es tan sencillo que puedes hacerlo acostado en tu cama, pensar préstamos personales para rediseñar tu casa es una oportunidad significativa que puede abrirte muchas puertas.

Piénsalo un segundo: ¿qué harías si tuvieras la opción de obtener un financiamiento que te permita transformar tu casa en el hogar de tus sueños sin poner en riesgo tu economía ni la de tu familia?

Aunque la respuesta la tienes tú, estamos casi seguros de que sería una propuesta muy difícil de rechazar¿no crees?

Y justo pensando en esto, en el mercado hay más de una alternativa para que puedas decorar tu hogar sin tener que desembolsar tu dinero de un “solo golpe”.

Por eso, en este artículo nos enfocamos en los préstamos personales para decorar tu hogar, los cuales son la mejor alternativa para que continúes cumpliendo los objetivos que te has trazado.

Rediseña tu casa y experimenta bienestar

El primer paso consiste en hacer un análisis a conciencia con el objetivo de saber si de verdad quieres decorar tu casa o todo pudo haber sido un impulso.

Para identificar esto, toma lápiz y papel y haz una lista con todas las áreas de tu casa, no importa que incluyas aquellas que crees que no necesitan cambios:

  • Recámaras
  • Cocina
  • Patio - Jardín (interior o exterior)
  • Baños
  • Cuarto de lavado
  • Garage
  • Estudio
  • Área de estar
  • Roof garden
  • Terraza
  • Otras

Después, en esta misma lista, al lado de cada área, escribe cómo te gustaría rediseñar cada una.

Aunque aquí no hay límites, sé realista y haz propuestas pensando en tus ingresos, capacidad de pago y tipo de casa, no quieras poner jardín cuando ni patio tienes.

Por ejemplo:

  • Recámaras: clóset nuevo y pantalla empotrada en la pared.
  • Cocina: desayunador, refrigerador nuevo y lavaplatos eléctrico.
  • Patio: Macetas y automatizar el garage.
  • Baños: azulejos en todas las paredes, espejo nuevo.
  • Cuarto de lavado: cajones para guardar los utensilios, lavadora con secadora.
  • Garage: nueva iluminación, alfombra y pintar las paredes.

Sal y “enfrenta la realidad”

Esta fase es determinante, pues aquí decidirás si el plan continúa o mejor lo dejas para después.

Pasa la lista a las notas de tu teléfono (para que no vayas por ahí con tu hoja en la mano) y ve a cada tienda en la que comprarías todo lo necesario para rediseñar tu casa.

Si puedes ve a diferentes lugares para que compares precios, marcas, costos de envío e instalación, etc.

Anota en la lista cuánto te costaría cada cosa y, al final, haz la suma total:

  • ¿Qué opinas ahora?
  • ¿Es mucho dinero?
  • ¿Tienes el capital para hacerlo realidad?
  • ¿Tus tarjetas de crédito son suficientes para financiar el gasto? 

Aunque puede ser que sí, lo más probable es que no.

Por eso, te invitamos a conocer qué alternativas tienes para que la transformación de tu casa no se queda en esa lista y en menos de lo que te imaginas puedas verla hecha realidad.

¿Qué préstamos puedes pedir para transformar tu casa?

1.- Créditos personales y de nómina

Un crédito de nómina es un préstamo cuyo pago quincenal o mensual es obtenido por el otorgante desde tu cuenta de nómina. Esto significa que si el pago mensual es de 3,000 pesos, esta cantidad se descontará de manera automática de lo que recibes en tu cuenta de nómina.

Por su parte, un crédito personal es prácticamente igual, con la diferencia de que el pago no está ligado a una cuenta de nómina, así que no te lo descontarán automáticamente de lo que percibes de sueldo.
¿Por qué son una buena opción para decorar tu hogar?

Al no tener un fin específico, podrás utilizarlos para lo que desees (en este caso, para rediseñar tu casa) y sin que el banco te esté cuestionando en qué invertirás el dinero, algo que no pasa, por ejemplo, con los créditos hipotecarios o automotrices.

Su obtención es muy sencilla, esto porque debes ser cliente del banco de donde lo estás pidiendo. En otras palabras, esto significa que ya te conocen y en minutos, comprobando tu nivel de ingresos y capacidad de pago, sabrán si eres sujeto a él o no.

A diferencia de otros financiamientos como las tarjetas de crédito, la tasa de interés que tendrás será mucho menor, lo que se traducirá en menos dinero en el saldo total.

2.- Créditos para remodelación

A diferencia de los créditos de nómina y personales, los de remodelación son préstamos cuyo fin está destinado específicamente a rediseñar tu hogar y están impulsados por diversas instituciones.

Algunas opciones para obtenerlos son:

Respalda2M de FOVISSSTE

Este préstamo pertenece al Fondo de la Vivienda del ISSSTE y está dirigido a los trabajadores del estado que deseen mejorar su casa. Los préstamos van de los 6 mil a los 80 mil pesos para pagar en 18 hasta 30 meses.

Toma en cuenta que la condición es que el trabajador afiliado tenga el 25% del monto que se necesite para la remodelación en efectivo, esto para el pago de mano de obra.

Mejoravit de Infonavit

El Infonavit ofrece créditos que van de los 3 mil hasta los 50 mil pesos para los derechohabientes que cumplen con requisitos como tener ocho meses trabajando en algún lugar y alcanzar los 116 puntos en su subcuenta.

Este programa tiene una tasa fija del 16.5% y puede pagarse en 12, 18, 24 y 30 meses en cuota que no deben pasar el 25% del salario mensual del trabajador.

Subsidios de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi)

Se otorgan a quienes tengan un ahorro mínimo del 5% de la cantidad solicitada y se llevan a cabo gracias a los convenios firmados por la dependencia federal y las distintas entidades ejecutoras que pueden ser elegidas por el contratante.

Para ello, debes comprobar ingresos superiores a los 11 mil 500 pesos, ser mayor de edad y no haber recibido otro apoyo por parte de Conavi ni del Fondo Nacional de Habitaciones Populares.

El crédito otorgado es equivalente al 40% de un valor no mayor a los 68 mil 846 pesos y se debe de tener asesoría técnica de algún Organismo Ejecutor de Obra (OEO) validado por CONAVI.

¿Qué decisión vas a tomar?

La oportunidad de decorar tu hogar puede ir de la mano de un crédito que te asegure calidad y bienestar (al momento de pagar) así como de un poco de iniciativa y creatividad para darle un toque único.

Toma en cuenta que un buen financiamiento, que atienda tus necesidades específicas, te hará ver muchas áreas de oportunidad que convertirán tu hogar en el lugar de tus sueños.

Te recomendamos hacer tu lista, identificar qué quieres rediseñar y, con base en las ideas que tengas, tomar la decisión de solicitar el préstamo.

Después, presta mucha atención a tu esquema de pagos, así siempre tendrás la tranquilidad de no descapitalizarte.

Guía para aprender a transformar tu casa sin presupuesto

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario