Préstamos para pagar deudas: todo lo que debes saber

Un préstamo para pagar tus deudas es la mejor opción para darte un momento de tranquilidad entre tanto que tienes que liquidar. 

Si quieres comenzar a vivir la tranquilidad económica para poder disfrutar más a tu familia, no tienes porque esperar más tiempo y por el contrario, deberías comenzar a planear lo que harás después con tu dinero que estará libre, sano y salvo.

Para comenzar, es necesario que aprendas a identificar cuáles son los pagos que deberías programar a corto y a largo plazo. Esta diferencia es importante para que, una vez que hayas saldado tus deudas, puedas evitar nuevamente caer en ellas.

Por ejemplo, si vas a hacer la adquisición de una nueva sala o de muebles para hacer una remodelación en tu casa, lo más óptimo es que sean pagos que realices a corto plazo.

Es decir, a meses sin intereses, esto porque probablemente en poco tiempo podrías cambiarlos o podrían necesitar arreglos y entonces, se requiere invertir nuevamente en ellos.

¿Te imaginas arrastrar una deuda por años de algo que ya ni siquiera tienes en casa?

Esta es una situación que debe ser horrible y además, causa una sensación de insatisfacción en las personas, es por ello que para evitarla a toda costa debes aprender a diferenciar los gastos que pueden ser a corto y a largo plazo, esta decisión también deberá tomarse conforme más te convenga.

Por el contrario, los pagos que pueden ser a largo plazo son todas aquellas que demandan una inversión económica mucho más fuerte y que tu sueldo no te ayudaría a cumplir en poco tiempo.

Por ejemplo, las mensualidad para adquirir una casa o un departamento, comprar un terreno y construir tu futuro hogar completamente a tu gusto y a las necesidades de tu familia.

Un crédito a corto plazo a través de nomina de gobierno puede ser una gran opción para saldar tus deudas, después de leer este artículo, sabrás porqué debes conocer a Credifiel, en donde otorgamos prestamos para trabajadores del estado.

¿Por qué un préstamo a corto plazo es una gran opción para cubrir mis deudas?

 No se generan altos costos de intereses: Es evidente que entre más largo sea el plazo por el que solicitas el préstamo, más tiempo estarás pagando intereses.

Esto se traduce simple y sencillamente en que si tu cuenta era por $50 mil, por ejemplo, pero decides pagarlo a 5 años, probablemente con los puros intereses y el Costo Total Anual terminarías pagando el doble o quizá, hasta el triple de la cantidad que solicitaste en un inicio.

Esto resulta injusto pues si solicitaste el dinero por una cantidad porque no la tenías, es peor que después termines pagando mucho más. ¿Cuál sería, entonces, el beneficio? Decídete por los préstamos a corto plazo.

Podrás liquidarlo por completo en pocos meses: Entre 12 y 48 meses podrás liquidar al 100% tu préstamo después de haberlo invertido de una forma que agradecerás toda tu vida.

De esta manera, después de haber saldado tu cuenta y liquidado todas las deudas, tus bolsillos estarán dispuestos a comenzar nuevamente y entonces, tú estarás listo para solicitar un nuevo crédito que te ayude ahora, a incrementar tu capital para adquirir nuevas cosas y también, para pensar en el futuro de tu familia. 

Deja de darle tantas vueltas a las cosas, la mejor opción está muy cerca de ti.

En poco tiempo podrás hacer nuevas inversiones: Para mi, de forma personal, pensar en pagos que se deben hacer a más de 5 años me provoca una sensación de temor y de inseguridad extrema porque es como si tu economía se atara a algo por muchos años próximos.

Además, es mucho más sencillo controlar o poder pensar en lo que estaremos haciendo en 5 años que en lo que sucederá en 10, ¿Cierto?

Es por esto que pensar en créditos a corto plazo para liquidar las deudas es una opción mucho más viable, también porque podrás pensar en que dentro de 5 años tendrás el control de tus finanzas y entonces, podrías comenzar a invertir en todas aquellas cosas que siempre quisiste.

Tus deudas podrían reducirse: ¿Deudas con varios bancos? Una de las posibilidades que las instituciones financieras te brindan es la posibilidad de liquidar al 100% tus deudas y además, contar con la opción de que al hacer el pago en una sola exhibición se reduce la cantidad.

De esta manera, en Credifiel te prestamos el dinero necesario para que tus cuentas se reduzcan y puedas saldarlas de una buena vez y olvidarte de ellas por muchos años.

Para aprovechar al máximo tu crédito vía nómina te sugerimos que primero liquides por completo aquellas deudas con los intereses más altos, las deudas pequeñas que aunque no dejan de ser importantes, podrían involucrar menor cantidad de dinero.

 Recuerda que para tener una salud financiera óptima y los gastos de tu familia no se tengan que ver limitados, lo mejor es siempre tener mucha organización en las finanzas y además, hacer una lista de prioridades ante cualquier circunstancia.   

 En lugar de estar haciendo crecer tus deudas y acumular una gran cantidad de intereses que al final, parecen no tener fin y que también resultan imposibles de liquidar con tu sueldo, será mejor que te decidas a liquidarlas en una sola exhibición.

Acércate a Credifiel y conoce nuestras soluciones financieras que le darán a tu vida un nuevo comenzar libre de deudas.

Todos nuestros prestamos con descuentos vía nómina son para trabajadores de gobierno, así nos aseguramos de que todos puedan tener acceso a una mejor calidad de vida y bienestar para su familia.

¿Dónde puedo solicitar un préstamo para pagar mis deudas?

Ahora que ya sabes que un crédito es la solución a tus problemas económicos viene una de las preguntas más frecuentes, ¿dónde lo puedes encontrar?

Las instituciones financieras son, probablemente, la opción más demandada para solicitar un préstamo; sin embargo, es importante abrir los ojos a nuevos panoramas y mirar más allá, podrías encontrar otras posibilidades interesantes y benéficas para ti.

Recuerda que no siempre la opción más conocida es la mejor, las mejores decisiones siempre son las que tienen investigación y comparación como sustento. Si tú también te estás preguntando ¿dónde puedo obtener un préstamo para pagar mis deudas?, aquí te lo vamos a contar.

En el país hay un sin fín de opciones financieras que te pueden ofrecer préstamos y productos crediticios, pero para poder elegir a la mejor y a la que más te convenga primero deberás conocerlas todas.

Además, es importante mencionar que los servicios de muchas de las instituciones que ofrecen préstamos para pagar deudas en México están únicamente enfocados a empresas. Es por ello que deberás verificar que la institución a la que deseas acercarte otorga préstamos personales.

Instituciones Financieras: los bancos son aquellas instituciones que se dedican a captar recursos de su público con el objetivo de proponer distintas opciones de inversión a los sectores que integran la economía del país.

Cuando acudes con un asesor financiero y le mencionas “necesito un préstamo para pagar mis deudas”, lo que hace es tomar el dinero de otras personas para invertirlo contigo.

Esta es solo una parte de la cadena. Dentro de este rubro, existen múltiples opciones que puedes considerar para solicitar un préstamo personal para pagar deudas.

Sofom E.R.: a diferencia de los bancos, estas entidades otorgan créditos, arrendamientos y factorajes mediante los recursos financieros generados por los vínculos patrimoniales con otras Instituciones de Crédito o Sociedades Controladoras de Grupos Financieros.

Dentro de éstas podemos encontrar también el nombre de algunos bancos que seguramente ya conoces, si quieres conocer más información sobre las Sofom E.R. para obtener un crédito, consulta el link. 

Infonacot: esta es una institución que procura y fomenta el desarrollo integral y el crecimiento del patrimonio familiar de los trabajadores, es decir, a través de dicha institución puedes obtener financiamientos y créditos para adquirir bienes, así como cubrir el pago de servicios.

Para solicitar un crédito con ellos deberás tener en cuenta que el dinero no podrías utilizarlo en unas merecidas vacaciones con tus hijos.

Administradoras de Fondos para Retiro: mejor conocidas como AFORES, éstas administradoras son instituciones financieras que se encargan de guardar y administrar todas las aportaciones económicas que hacen los trabajadores, patrones y el gobierno con el objetivo de crear un ahorro para el retiro.

Anteriormente estas cuentas eran muy comunes, sin embargo, actualmente existen muchas más formas de crear más y mejores fondos para el retiro.

Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo: este tipo de instituciones, aun cuando realizan operaciones de ahorro y préstamo con sus socios, no tienen ánimo de lucro y reconocen que no son un intermediario financiero. Cuentan con un fondo para evitar problemas financieros y dentro de los nombres más sonados está el de “Caja Popular”.

Instituciones Crediticias: de forma profesional, estas instituciones se ocupan de las transacciones financieras de las personas. Si te cuestionas ¿cómo puedo conseguir un préstamo para pagar mis deudas? y te preocupa que al verificar el buró de crédito puedan rechazar tu solicitud, puedes acercarte a una de ellas.

Credifiel es una institución crediticia que te ofrece préstamos urgentes para pagar deudas y te asesora desde el primer momento. Un crédito con nosotros es sinónimo de una buena inversión.

La CONDUSEF, en su página web, tiene una herramienta de consulta en la que puedes conocer el estatus de las 2, 986 instituciones financieras que están dentro de los 25 sectores.

Esta herramienta es mejor conocida como “Buró de Entidades Financieras”, recuerda que la CONDUSEF se encarga de proteger los derechos financieros de las personas y por esta razón todas las instituciones que brindan este tipo de productos o servicios deben estar registrados ante esta institución.

Si quieres conocer algún dato puntual de una institución que esté dada de alta en el Buró de Entidades Financieras, puedes hacerlo desde este link. 

Después de revisar esta lista, también es necesario mencionar en dónde NO debes solicitar un préstamo, ya que podría tratarse de un fraude que ponga tus finanzas en riesgo.

Aquellas empresas que prometen ser “reparadoras de crédito” y que te ayudan a negociar tus deudas nunca deberían de entrar en tu lista de opciones. Una de las promesas que suelen acompañarlas es que te otorgarán descuentos para que tu deuda se haga menor, sin embargo, esta es una trampa.

Recuerda que únicamente las instituciones con quienes tengas la deuda te podrán ofrecer descuentos y formas de negociar tus pagos. Es importante mencionar que estas empresas no figuran de forma legal en México.

Esto significa que no están contempladas por la ley y no cuentan con ningún tipo de supervisión del gobierno, por lo que tienen la libertad de trabajar con esquemas diseñados por las mismas instituciones.

Recomendaciones para pedir un préstamo para pagar deudas

 Ahora que ya sabes que un préstamo para pagar tus deudas puede ser la solución para tu situación financiera poco favorable y también conoces que instituciones te pueden otorgar los préstamos para liquidar tus deudas, es hora de conocer las recomendaciones y los requisitos que usualmente se piden para sacar tu préstamo. 

Las instituciones crediticias tienen sus requisitos para que puedas solicitar un préstamo, pero es importante que antes de pensar en eso tú como prestatario tengas tus propios requisitos.

Aquí te damos 3 recomendaciones para elegir el plan para pagar tus deudas que más te convenga y hacer el proceso de elección más sencillo. Es más fácil elegir un plan si tienes una idea clara de lo que necesitas.

-Analiza la deuda que tienes. Revisa el monto total que tienes que pagar y selecciona un crédito que pueda cubrir de manera total esa cifra, esto evitará que solicites un importe menor del que requieres y no puedas liquidar esa deuda.

-Establece el tiempo en el que planeas pagar el préstamo. Ten una visión previsora y comprométete a pagar el nuevo crédito en el tiempo estipulado. Encuentra un plan en el que te presten el dinero que necesites y que el tiempo que te den para pagarlo se encuentre dentro de lo que tu estableciste contigo mismo.

Eso hará más sencillo que cubras las cuotas en tiempo y forma, para que no pagues penalizaciones ni costos de amortización.

-Investiga un plan que se acomode más a tu capacidad económica. Antes de pedir el préstamo revisa todas las opciones de plan que puedas, con todas las empresas crediticias que puedas, para que sea posible encontrar uno que sea mejor que el que vas a liquidar.

Esto puede ser complicado, pero con paciencia y perseveración seguro encontrarás uno que sea más benévolo que el anterior.

Ya que tienes bien claro cuál es el plan crediticio que vas a solicitar, viene el tan temido proceso de trámites para conseguirlo. Al contrario de lo que se podría pensar, la solicitud de créditos se ha agilizado, hoy en día es mucho más sencillo que te otorguen un préstamo fácil y rápido.

Los requisitos para solicitar el crédito varían por institución, pero por lo general las empresas que se dedican a otorgar préstamos solicitan a sus clientes cosas parecidas.

Los requisitos para iniciar trámites para el préstamo de liquidación en muchas instituciones financieras son los siguientes:

-Identificación oficial vigente: Credencial IFE, pasaporte, cédula profesional, cartilla SMN.

-Comprobante de domicilio actual: Predial, luz, teléfono, gas.

-Comprobante de ingresos: 3 recibos de nómina consecutivos.

-Carta de liquidación de casa comercial a pagar.

-Autorización para el pago de adeudos.

-Estado de cuenta bancario: Últimos 3 meses.

-Contar con una cuenta de cheques.

Como te podrás dar cuenta, los requisitos son papeles que seguramente tienes, así que probablemente no tendrás ningún problema al solicitar el préstamo.  

Es importante que cuentes con una historia crediticia favorable, para que la institución a la que solicites el crédito le parezcas un candidato confiable que cuenta con la capacidad de pagar.

En el caso de liquidar una deuda sí tienes que haber estado pagando esa deuda de manera puntual por lo menos. Tener un excelente historial crediticio te abrirá las puertas a la posibilidad de solicitar el dinero que requieres.

Algo que debes tener bien claro es que este tipo de préstamos son usados para liquidar una deuda que si se ha estado pagando.

En caso de fallar en los pagos es muy complicado que tu estado en el buró de crédito sea favorable, haciéndote una persona que las instituciones financieras querrán evitar, debido a la falta de compromiso o capacidad económica al pagar deudas ya existentes.

Si lo pensamos así, los requisitos de papeleo no son tan importantes, lo fundamental a la hora de pedir un préstamo para pagar tus deudas es que tengas un buen historial crediticio que motive a las instituciones a acceder a otorgarte un préstamo.

Podría decirse que este tipo de crédito es un cambio de compañía, pasas de deberle a una institución a refinanciar esa deuda con otra compañía que sea más benévola y que te dé la oportunidad de pagar con base en tus capacidades.

Con el conocimiento de cuáles son los requisitos de las instituciones y con las recomendaciones que te hemos dado, debería ser más fácil elegir el plan que necesitas para pagar tus deudas.

Es fundamental que tú mismo conozcas y tengas bien claras tus necesidades y capacidades. Pedir un préstamo es una decisión importante y es un compromiso que haces contigo y con tu economía. No tomes esa decisión a la ligera.

Te obsequiamos el siguiente eBook con los tips para no tomar malas decisiones financieras de las que podrás arrepentirte en un futuro. 

Tips para no tomar malas decisiones financieras de las que te arrepentirás en un año

 

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario