Préstamos confiables y rápidos que cambian tu vida

¿Has escuchado la frase de “Dime cuánto gastas y te diré quién eres”? Seguramente sí aunque aplicada en otro contexto, no importa, lo que quiero decirte es que los créditos aunque los tengas, no debes despilfarrarlos, por el contrario, su inversión prácticamente debe garantizarte su retorno de alguna manera.

Pensarás “Una casa no me regresa el dinero” y efectivamente, si adquieres una casa para vivir en ella no te dará ganancias aparentes, sin embargo, sí ganarás tranquilidad y evitarás pagar renta.

Tener la posibilidad de adquirir un crédito confiable y rápido puede cambiar tu vida, lo que es importante considerar es que todo dependerá del uso que le des al dinero, del tamaño del préstamo y por supuesto, de las condiciones que se tengan en el contrato.

No importa la institución que te lo otorgue y tampoco el tipo de crédito que solicites, siempre debes hacerte algunas preguntas como:

¿Para qué necesito un crédito? Es sencillo contestar esta pregunta, sólo debes pensar en si lo que vas a comprar o adquirir vale la pena el endeudamiento. ¿Si? ¿No? Este es un juicio al que cada uno de nosotros le da un valor diferente.

¿Cómo deseo que sea ese crédito? Sé que de seguro desearás algo que te convenga por completo y que te encantaría no pagar intereses, pero finalmente esta es una comisión que debes pagar por usar el dinero de alguien más.

Lo que sí puedes hacer es investigar las diferentes opciones que tienes en el mercado financiero y por supuesto, compararlas, inclusive en algunos casos hasta podrías negociar.

Una de las ventajas de solicitar un crédito seguro y confiable es la capacidad de respuesta que tú puedas tener a él. ¿Qué es lo que queremos decirte? Entre menos problemas existan para su pago, menor será la probabilidad de tener malas referencias dentro del buró de crédito.

Esto a futuro, se verá reflejado en mayor garantía para adquirir más y mejores préstamos que puedan ir dándote grandes satisfacciones en la vida.

Absolutamente todos los créditos vendrán con letras pequeñas, léelas con calma, revisa todas las políticas y cualquier duda, aclárala con tu asesor financiero.

Si estás buscando opciones en las diferentes instituciones, también puedes informarte si la empresa en donde laboras tiene convenios con alguna institución o sociedad financiera.

Pedir un préstamo de esta manera puede quitarte muchos dolores de cabeza y sobre todo, agilizar el trámite. Al laborar en una de estas instituciones ya no tienes que hacer tanto papeleo para comprobar ingresos y, existe la posibilidad de que, el cobro mes a mes venga con menor tasa de interés ya que la garantía de pago crece.

Por otro lado, ¿Hay algo más preciado que la tranquilidad y seguridad? No lo creo, si la empresa donde laboras tiene dicho convenio, entonces podrás ahorrarte todo el tiempo de investigación y ahora sólo tendrás que ponerte en contacto con dicha asociación para iniciar tu solicitud.

En Credifiel te estamos esperando, ponte en contacto con nosotros e infórmate de los convenios que tenemos con muchas empresas a nivel nacional.

Una vez que has encontrado la mejor opción para solicitar un préstamo, toma papel y pluma y comienza a organizar tu vida financiera. No necesitas más horas al día para hacerlo, simplemente necesitas saber dónde y en qué inviertes cada uno de tus pesos.New Call-to-action

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario