Préstamo de nómina: la forma más sencilla de pedir un crédito si eres un empleado de gobierno

Entre los mexicanos es común que los últimos días de la quincena o el mes sean más complicados. Es en ese momento donde nos vemos en la penosa necesidad de pedir dinero prestado a familiares, amigos o a alguna institución bancaria.

El problema es que si este acto se convierte en un hábito, a la larga el monto de la deuda ascenderá a cantidades exorbitantes imposibles de manejar. Es ahí cuando el problema comienza a quitarnos el sueño y la luz al final del camino parece que nunca va a llegar.

¿Qué hacer cuando el dinero no alcanza? Como expertos en finanzas te sugerimos que hagas un análisis minucioso de tus ingresos, gastos y deudas.

Al realizar una relación puntual saldrán a la luz esas fugas y agujeros que hieren tu bolsillo y hacen crítico el recorrido por el fin de quincena, así podrás planear una estrategia para remediar problemas.

Seguramente descubrirás que esos piquitos durante la quincena son imprevistos de la familia; como son la compra de materiales para la escuela, la compra de un pantalón nuevo porque el hijo lo rasgó en la escuela o los pequeños antojos que tienen los niños cuando te acompañan al supermercado. ¿Cómo decirles que no, verdad?

La segunda posible causa de los agujeros financieros son las comisiones que pagas mes con mes. Ya sea porque te atrasaste o porque el esquema de pago cambió por alguna razón, en cada pago se te van 100, 200 o hasta 300 pesos que no tenías contemplado.

Si te pones a pensar, esa cantidad es la misma que te falta para cerrar la semana. El cambio en la tasa de interés es un factor que muchas veces no está en nuestras manos, es por eso que siempre te aconsejamos revisar las letras chiquitas de los contratos de créditos, así puedes elegir el esquema más atractivo en el mercado.

En cambio, el otro gran factor que hiere tu bolsillo sí lo puedes controlar e incluso evitar. Nos referimos a las comisiones que se generan al atrasarse con los pagos.

A estas alturas es importante evitar reproches con uno mismo, hay veces que estamos tan ocupados con el trabajo y la familia que las fechas de pago se nos pasan. Esto le pasa a todo el mundo.

Lo mejor es poner manos a la obra y encontrar soluciones inteligentes que se adapten a nuestro estilo de vida. Una de las soluciones que propone Credifiel son los préstamos de nómina, cuya modalidad de cobro automático libra a las personas de retrasos y, por consiguiente, de generar comisiones.

¿Cuáles son los beneficios o ventajas de un préstamo de nómina?

La principal característica de los préstamos de nómina es que se cobran de manera automática de tu pago, es decir, se descuenta de tu quincena o mes (los pagos se ajustan a la modalidad de pago del cliente).

Entre las ventajas de los préstamos de nómina está el factor de “nunca atraso” pues el cobro es automático. ¿Te imaginas cuánto dinero hubieras ahorrado si desde un principio hubieras elegido un crédito de nómina? Tampoco tienes que decir para qué utilizarás el dinero, dicho de otro modo, es libre.

¿Quién puede pedir un préstamo de nómina?

Como bien sabes, nuestra misión es otorgar soluciones financieras innovadoras a los sectores más desatendidos del país, por eso tenemos la modalidad de préstamos de nómina orientados a distintos perfiles.

A continuación te diremos quiénes pueden pedir un crédito y lo que necesitará al momento de solicitarlo.

Trabajadores del sector educativo. Credifiel ofrece los mejores convenios a los empleados que forman parte del SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación). El crédito se puede solicitar vía telefónica o a través de nuestra página web.

El monto del crédito puede ser de 2 mil hasta 250 mil pesos en un plazo de 12 y hasta 28 meses. La documentación que necesitas es identificación oficial vigente, comprobante de domicilio actual, comprobante de ingresos de los 2 últimos recibos de nómina y un estado de cuenta.

Para quienes trabajan en alguna institución del gobierno, Credifiel tiene el préstamo de nómina perfecto con atractivas condiciones y ventajas como plazos y tasas de interés fijas. El crédito se aprueba en dos días y puede ser utilizado para cualquier situación o inconveniente.

Los requisitos para los préstamos de nómina son los básicos, es decir, recibir el sueldo en una cuenta de nómina o contar con una tarjeta bancaria, tener una antigüedad laboral de mínimo un año y tener una edad de entre 18 y 70 años.

Los jubilados y pensionados por el IMSS también pueden pedir un crédito de nómina de una manera muy sencilla. Credifiel ofrece un plan de pagos accesibles para que los beneficios sean los máximos.

La edad límite para solicitarlo es de 71 años y sólo necesitas tu identificación oficial, comprobante de domicilio y comprobantes de ingresos.

El programa Nómina Credifiel también está disponible para los empleados de PEMEX quienes gozarán de grandes ventajas como intereses y plazos de pago preferenciales.  En un plazo de 48 horas tendrás un crédito de hasta 250 mil pesos.

La facilidad con la que se otorga el préstamo es perfecto cuando surge algún tipo de inconveniente o problema sin previo aviso.

Recuerda que en todos estos casos, no es necesario decir en qué se utilizará el dinero. Una vez que se acepte el préstamo, los fondos serán transferidos a la cuenta del cliente para que disponga de ellos en el momento y en la forma que más les convenga.

Una de las utilidades más recurrentes de los créditos es para pagar alguna deuda que está dando problemas. Aunque es totalmente conveniente este acto, lo mejor sería que un préstamo fuera una herramienta para alcanzar un objetivo financiero y no remediar algún bache.

Qué prefieres, ¿usar un préstamo de nómina para pagar intereses moratorios o para ir de vacaciones? La respuesta es evidente, ¿verdad?

Otra técnica para pagar tus deudas

Para que tu préstamo de nómina sea utilizado de una forma placentera, quizá es conveniente primero ponerle fin a las deudas. Existe un método sencillo para lograrlo llamado bola de nieve, el cual consiste en ir liquidando los créditos basándose en la tasa de interés.

Es decir hay que ir pagando las deudas de las tasas más altas y posteriormente pasar a las de tasas más bajas. Hacerlo en este orden hará que los ingresos de la persona poco a poco se vayan liberando.

El otro gran secreto de esta técnica es que siempre se debe pagar un poco más del mínimo, por pequeño que sea el pago extra, ayudará a que la deuda baje más rápido.

Quizá el único factor en contra es que requiere orden y perseverancia, ya que se debe seguir con este orden hasta que todas las deudas salden y eso puede ocurrir incluso en años. Para tener una precisa relación entre ventajas y desventajas, a continuación son enlistadas.

Ventajas de pagar con el método “bola de nieve”

  • Manera efectiva para pagar las deudas
  • No afecta el buró de crédito
  • Una vez liquidadas las deudas, puedes utilizar los créditos nuevamente ¡con precaución!
  • Es sencillo de visualizar pues sólo utilizas una tabla de excel con conocimientos básicos.

Desventajas este método de pago

  • Es un método tardado para pagar deudas
  • Es cansado al principio
  • Para algunas personas puede ser complicado de entender y mantener
  • Se necesita mucha fuerza de voluntad, tener crédito disponible a la mano y no usarlo ni siquiera para pagar otras deudas.

Con esta revisión rápida de préstamos y estrategias financieras, se pueden tomar mejores decisiones para salir de cualquier tipo de imprevisto o alcanzar un objetivo financiero. Recuerda que en Credifiel siempre estamos pensando en ti y te ofrecemos los mejores convenios en diferentes tipos de crédito.

Solicita un crédito llenando un sencillo formulario

Escapar del aumento de las deudas de tarjetas de crédito

 

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario