Pequeñas empresas que puedes iniciar si eres jubilado (Parte 1)

Tags: negocios para jubilados

Como cualquier otro emprendimiento, los recursos económicos son indispensables para iniciar un negocio.

Cuando hablamos de la jubilación, muchos ven esta etapa como un período de descanso y relajación, en la que las personas ya no desean trabajar y solo quieren aprovechar su tiempo libre.

Pero así como hay personas que visualizan a la jubilación como el inicio de unas vacaciones sin fin, hay otras que consideran que su etapa productiva aún no ha concluido y piensan en emprender.

Lo primero que debes saber es que aunque estés jubilado o pensionado, aún tienes acceso a préstamos personales que pueden ayudarte a conseguir el sueño de un negocio propio.

Por ello, si eres de esos jubilados que está dispuesto a seguir produciendo, este artículo es para ti.

Y si piensas que no existen opciones para hacerlo, solo sigue leyendo para que conozcas estas pequeñas empresas que puedes iniciar si eres jubilado.

Lista de ideas

Consultoría

¿Acumulaste experiencia en algún campo laboral durante toda tu vida? Si la respuesta es sí, entonces estás listo para ser un consultor.

Si tienes experiencia en contabilidad, marketing, abogacía u otra especialidad, tus conocimientos le podrían ser de mucha ayuda a una persona o empresa.

Incluso puedes adaptar un espacio en tu casa a manera de despacho, para que atiendas a tus clientes. Lo importante es que compartas tus conocimientos con personas o empresas que lo necesitan.

Manualidades

Si cuentas con habilidades para crear desde sencillas invitaciones para boda hasta complicados servilleteros, no lo dudes y pon manos a la obra.

La realización de manualidades puede ser un negocio rentable si logras darte a conocer. Puedes empezar ofreciendo tus creaciones a familiares y amigos para que ellos te recomienden.

De esta forma puedes crear una red de clientes que se encargará de publicitar tu trabajo con recomendaciones de boca en boca.

Conductor de auto a través de plataformas digitales

En la actualidad el transporte ha vivido una revolución gracias a aplicaciones como Uber, DIDI o Easy Taxi, que conectan a usuarios con conductores para llegar a su destino.

Si cuentas con un vehículo y un smartphone, esta opción es para ti. Todo lo que tienes que hacer es descargar la app y darte de alta como conductor.

Gracias a estas aplicaciones, puedes volverte conductor y obtener ingresos, sin tantas complicaciones.

Venta de comida a domicilio

La comida siempre ha sido un buen negocio ya que es una necesidad básica que las personas necesitan satisfacer.

Con esto en mente, y si tienes experiencia cocinando, poner un negocio de comida a domicilio puede ser muy práctico y funcional para ti.

La ventaja de este tipo de negocio es que no necesitas invertir mucho y lo mejor es que los clientes nunca harán falta.

En estos tiempos en los que lo que importa es la rapidez con la que se hacen las cosas, hay mucha gente que no tiene tiempo de preparar sus propios alimentos.

Por ello, además de preparar la comida, llevarla a domicilio le dará un plus a tu servicio.

Servicio de reparación

Uno de los negocios más rentables y más prácticos porque, ¿quién tiene tiempo de ponerse a arreglar los desperfectos del hogar o del auto?

Si cuentas con experiencia en mecánica, electricidad o informática, puedes dedicarte a realizar reparaciones a domicilio.

Si sientes que tus habilidades están un poco oxidadas, puedes actualizarte con cursos para que puedas ponerte a ofrecer tus servicios a tus vecinos.

Una vez que hagas tus primeros trabajos y si tus clientes quedan satisfechos, ellos mismos te recomendarán y serán tu mejor forma de publicidad.

Lo mejor es que esta idea de negocio no requiere de mucha inversión, ya que únicamente tendrás que adquirir las herramientas para llevar a cabo tus labores.

Tutorías

Si tienes el gusto por la enseñanza y tus conocimientos sobre materias de educación básica como español o matemáticas son amplios, podrías volverte un tutor.

Son muchos los jóvenes o adultos que buscan mejorar en sus habilidades académicas y que por consiguiente, necesitan de clases particulares.

Tú puedes ofrecerte como una opción para estas personas y darle un buen uso a tus conocimientos.

Y si tienes habilidades como saber otro idioma o tocar un instrumento musical, también las puedes usar para impartirlas a personas que deseen aprender estos conocimientos.

Lo mejor es que puedes ser tutor de dos formas, ya sea presencial, estando frente a frente de tus estudiantes o a través de internet, vía Skype o videollamada de Facebook.

Cuidado de mascotas

El cuidado de las mascotas es un empleo que últimamente se ha vuelto muy solicitado porque con las obligaciones diarias, algunas personas no tienen mucho tiempo para cuidar de ellas.

Para esto necesitas contar con un patio amplio e instalaciones hidráulicas, las cuales debes adaptar para mantener el lugar en condiciones higiénicas.

Y por supuesto, debes ser un amante de los animales, ya que tu obligación será ver que estén cómodos y con sus necesidades básicas cubiertas.

Incluso, puedes empezar únicamente cuidando a las mascotas mientras sus dueños se encuentran ocupados o de viaje, para luego ir pensando en otras posibilidades.

Clases de oratoria

Hablar en público no es para todo mundo pero si tú dominas este campo, puedes aprovecharlo para impartir clases de oratoria.

Probablemente antes de hacerlo necesites asesorarte un poco con algún curso presencial, para que formalices tu conocimiento y te sea más fácil dar clases.

Pero una vez que estés listo, solo debes darte a conocer a través de publicidad, ya sea con un anuncio afuera de tu casa o con un post en Facebook.

Este tipo de negocio es muy práctico porque así como puedes impartir tus clases en tu casa, también puedes hacerlo a domicilio.

Lo importante es que ayudes a las personas a vencer el miedo a hablar en público, mientras tú recibes una remuneración por ello.

Guia para administrar tu micronegocio 

Los mejores tips en tu mail