Cuando tienes deudas que liquidar, seguramente lo último que se te viene a la mente es ahorrar como una de las posibles soluciones.

Pero comenzar el hábito del ahorro aún cuando se tienen deudas pendientes, es clave para dejarlas atrás y sanear las finanzas personales.

En este artículo encontrarás cómo llevar a cabo un plan de ahorro efectivo que te conduzca hacia la liquidez para pagar tus deudas.

Primero te daremos el paso por paso sobre cómo crear un presupuesto y por qué debes hacerlo.

Después te explicaremos cómo hacer un plan de ahorro y por qué debe ser formal (en una institución financiera).

Por último te hablaremos sobre la consolidación de deudas y cómo utilizar esta opción financiera a tu favor.

Pongamos manos a la obra.

Crea un presupuesto detallado

art-02-Crea-un-presupuesto-detallado

Para comenzar a ahorrar es necesario que primero estés bien enterado del estado de tus finanzas personales.

Va más allá de revisar los estados de cuenta de tus tarjetas de crédito o confiar en que todo lo tienes memorizado.

Toma papel y pluma que vamos a armar un presupuesto; para un mejor manejo, vas a dividir las categorías en las siguientes categorías:

Ingresos netos

Cuando hablamos de ingresos netos nos referimos a que sean después de impuestos.

Anota todas las fuentes de ingresos que tengas: sueldo por tu trabajo, el pago que recibas de una renta, pago de pensión, ventas por catálogo.

Asegúrate de anotar las fechas en las que recibes dichas entradas, especialmente de los ingresos variables, como lo es la venta de ropa, catálogo, entre otros.

Gastos mensuales fijos

Aquí debe ir todo lo que pagas mes con mes y que es inamovible, tales como los servicios del hogar, pago de hipoteca, colegiatura.

No olvides agregar las fechas en las que tienes que hacer dichos pagos, ya que es esencial para planear el manejo de tu dinero.

Dale un vistazo a este listado y agrega lo que haga falta:

  • Pago de servicios del hogar (agua, luz, teléfono fijo, internet, gas)
  • Pago de celular.
  • Pago de colegiatura.
  • Compras de supermercado.
  • Pago de renta.
  • Pago de hipoteca.
  • Pago de créditos o préstamos personales.
  • Pago de seguros (gastos médicos, coche…)
  • Pago de tarjetas de crédito.
  • Gasto mensual de transporte (gasolina, transporte público)
  • Pago de predial y mantenimiento.

Gastos mensuales variables

Se le llaman así porque dependen de tu comportamiento y deseos durante el mes: son gastos relacionados con emergencias, vestimenta y diversión.

Como no puedes calcular cuánto vas a gastar en una emergencia, lo que queda es hacerte una idea aproximada de cuánto gastas en las dos últimas categorías.

En el rubro de vestimenta, escribe el nombre de las piezas de ropa que compraste, el costo de las mismas y las fechas en que se hicieron las compras.

Así podrás calcular cada cuánto tiempo compras ropa.

En el rubro de diversión, escribe los últimos gastos que hiciste al comer en restaurantes, ir al cine e ir a conciertos, y sí, con fecha incluida.

Por último, no olvides añadir los famosos gastos hormiga: compra de café para llevar, chicles, cigarros, propina para el “viene-viene”...

Hora de sumar y restar

Este paso es esencial ya que te ayudará a saber cómo están tus finanzas personales, sin temor a equivocarte.

Por separado, suma el total de tus ingresos y el total de tus gastos, tanto fijos como variables. A la suma total de tus ingresos, restale la de tus gastos.

Tus resultados son el indicador para las acciones que debes tomar.

Si tus ingresos son mayores que tus gastos, estás en buena posición; si tus gastos e ingresos son iguales, vives con lo justo; si tus gastos son mayores que tus ingresos: es hora de resolver.

Corta de manera inmediata los gastos hormiga y reduce tus gastos variables: seguramente no necesitas ir al cine cada fin de semana.

Plan de ahorro efectivo

art-03-Plan-de-ahorro-efectivo

Independientemente del balance que haya arrojado tu presupuesto, ahorrar es un SÍ O SÍ, para sanear tus finanzas personales lo más pronto posible.

El primer paso ya lo diste al crear un presupuesto mensual, ya que ganaste el conocimiento de tu capacidad de gastos y ahorro.

El segundo es abrir una cuenta de ahorro o bien, utilizar la opción de apartado de ahorro que tu actual cuenta bancaria te ofrece.

Por qué el ahorro formal

No ahorres de manera informal, es decir, en una alcancía en casa, ya que eso puede dar pie a que no le des el seguimiento y la importancia que merece.

Poner tus ahorros en una institución financiera o bancaria te ofrece la garantía de que tu dinero estará protegido.

Eso de que tu dinero desaparece si ésta se va a la quiebra, es una mentira.

El dinero depositado en el banco cuenta con un Seguro de Depósito otorgado por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB).

En cuanto a las Sociedades Financieras Populares (SOFIPO) y las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAP) están amparadas por un Fondo de Protección para tus ahorros.

Fija una meta de ahorro

Tus motivos para ahorrar pueden ser variados: desde comprar una casa o un coche, hasta contar con un fondo para emergencias o viajes.

Aquí la meta de ahorro es contar con un fondo para pagar tus deudas. Te recomendamos empezar de manera simple.

¿Recuerdas los gastos hormiga y lo que te dijimos de cortarlos de inmediato?

Pues bien, esa cantidad es la que comenzarás a destinar a tu fondo de ahorro de manera inmediata.

Añade el rubro “Ahorro” a tu presupuesto mensual, con fecha incluido de cuándo harás el depósito de esa cantidad.

Te recordamos que algunas tarjetas de débito tienen una opción para desviar automáticamente la cantidad que decidas en la fecha deseada.

Si la cantidad que vas a ahorrar te parece más bien pequeña y no ves cómo es que te va a ayudar a pagar tus deudas, te estás olvidando del último y más importante paso: consolidar tus deudas.

Consolida tus deudas y sanea tus finanzas

art-04-Consolida-tus-deudas-y-sanea-tus-finanzas

Los pagos de varias tarjetas de crédito, sumados con los de la hipoteca o préstamos personales son los que seguramente te están endeudando.

Aquí es cuando entra la opción de consolidar las deudas, lo cual consiste en unificarlas todas en una sola deuda, para que hagas un solo pago.

Ventajas de consolidar

  • Varios pagos en uno: esto se traduce en una mejor organización de tus pagos (no te olvidarás de llevarlo a cabo) y lo harás solamente ante una institución financiera.
  • Intereses más bajos: es el principal atractivo, ya que al momento de considerar esta opción, los intereses de tus adeudos han subido y son los que no te dejan abonar a capital.
  • Menos pagos mensuales: al reestructurar bajo un interés menor, es posibles que tu pago mensual también sea más bajo, aunque el plazo de pago sí se alargue.

Sanea tus finanzas con la ayuda de Credifiel

art-05-Sanea-tus-finanzas-con-la-ayuda-de-Credifiel

Si tienes contratados otros créditos o préstamos con otra institución financiera de los cuales ya no puedes hacer los pagos en tiempo y forma, Credifiel es tu mejor opción para solucionarlo.

Te ofrecemos mejores condiciones de pago, con un crédito que se ajusta a tu perfil como trabajador de institución del sector público y a tus necesidades.

Ya tienes el primer y más importante requisito: trabajar para gobierno, el segundo es recibir tu sueldo en nómina o depósito en tarjeta bancaria.

El resto de los requisitos y documentación son sumamente sencillos:

  • Edad para crédito de nómina: 18 a 60 años 11 meses al término del contrato.
  • Edad para crédito vía domiciliación: 18 a 60 años 11 meses al término del contrato.
  • Antigüedad laboral: mínimo 1 año.
  • Solicitud de crédito llenada.

Documentos:

  • Identificación oficial vigente: credencial INE, pasaporte, cédula profesional (láser).
  • Comprobante de domicilio actual con vigencia de dos a tres meses: recibo de agua, luz, gas o teléfono.
  • Comprobante de ingresos: 2 últimos recibos de nómina.
  • Estado de cuenta bancario de los últimos 3 meses.
  • Carta de liquidación de casa comercial a pagar.
  • Contar con una cuenta de cheques.

Dale la vuelta a tu vida: paga tus deudas y ahorra con el apoyo de Credifiel.

New Call-to-action

 

Los mejores tips en tu mail