Meses sin intereses en este regreso a clases

Los meses sin intereses son la gran oportunidad que muchos padres aprovechan para el regreso a clases. Representan ese respiro para comprar todo lo que los chicos necesitan y que ocuparán a lo largo del año escolar.

Muchas familias recurren a los meses sin intereses porque muchos establecimientos y tiendas tienen la opción de hacer compras urgentes y comenzar a pagarlas al siguiente mes.

Si los usas sabiamente, estos pueden ser una buena estrategia para comprar aquello que más necesitas sin poner en riesgo tu presupuesto mensual.

Según de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en el año 2015 la derrama económica gracias al regreso a clases gasto fue de 70,000 millones de pesos.

Según la comisión, el gasto mínimo promedio por niño, es de alrededor de 2,000 pesos. Por ello, si tienes más de un hijo en edad escolar y no estás bien preparado para los gastos en materiales escolares, el desembolso puede ser muy fuerte para tus finanzas familiares.

Gastos como los festejos de fin de clases, el desembolso para las vacaciones fuera de la ciudad o las pequeñas salidas al cine, museos o parques comerciales para que tus hijos no se aburran en casa pueden impedirte tener un fondo para que el regreso a clases no te ahogue en deudas y cuentas difíciles de pagar.

Si los meses sin intereses son tu opción para solventar todos los gastos de regreso a clases, la Condusef recomienda no endeudarse sin conocimiento de todas las opciones que pueden ayudarte a eliminar la angustia por los gastos de verano. 

El momento de optar por un crédito

solicita tu crédito

Los meses sin intereses pueden serte de gran ayuda para esos momentos de muchos gastos, como el regreso a clases, pero sólo si se utiliza de manera eficiente.

De lo contrario, esta solución puede resultar contraproducente para tu bolsillo y convertirse en una bola de nieve de la cual te puede ser difícil salir.

Hay algunas consideraciones para que uses el crédito a meses sin intereses y pagues todo lo necesario para el regreso a clases.

El objetivo de estos puntos es que no debes generar más deudas ni problemas financieros:

  • Conoce tu tarjeta de crédito. Conocer los montos de deuda, los mínimos indispensables que debes pagar, la fecha de corte y demás datos importantes te ayudará a tener un uso óptimo del crédito. Es preferible contemples liquidar lo más rápido que puedas para que no se junten varios pagos.
  • No rebases tu presupuesto. Puedes tener la idea de comprar artículos con un presupuesto fijo y cuando llegas a la tienda, te encuentras con muchas opciones que aunque te gustan más, si las compras, no coinciden con el gasto que ya tienes planeado. ¡No caigas en la tentación!
  • Separa tus gastos. Es importante consumir únicamente el dinero que necesitas de tu tarjeta de crédito. Por ello, debes separar los gastos fijos, como la comida, del presupuesto que tienes para la inscripción o los uniformes.
  • Conoce el tiempo que estarás pagando. Los meses sin intereses se pagan en parcialidades, es muy importante tener en cuenta que el crédito no es un ingreso extra. Debes usarlo basado en un plan en el que contemples el tiempo durante el cual estarás comprometido a liquidar ese préstamo, porque al final eso es.
  • Conoce varias opciones de crédito. Antes de hacer uso de tu tarjeta, debes saber cuál es el tipo de crédito ideal para la compra de útiles escolares. Además del plástico, hay otros apoyos financieros que puedes usar o solicitar para solucionar la compras de pánico previas al regreso a la escuela. 

Hacer un gasto de manera inteligente equivale a analizar cómo puedes utilizar tu tarjeta de crédito sabiamente. Ante este escenario, debes analizar cómo solucionarías la compra y adquisición de tus materiales escolares, meditando antes el estado en el que se encuentra tu economía familiar.

Parte de una buena gestión de las tarjetas de crédito está en distribuir correctamente el dinero del crédito para tus compras. Para llegar a esto, debes considerar siempre optar por las ofertas propias de la temporada.

Las caras de la tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son uno de los financiamientos más comunes, sin embargo ahora también puedes ayudarte de otros créditos, como los de nómina, para cumplir tus metas en este regreso a clases.

Las personas siguen prefiriendo las tarjetas de crédito para hacer uso de los meses sin intereses, aunque hay alternativas, esta forma de pago continúa en la preferencia de los usuarios.

Considerando los diferentes tipos de financiamiento que existen, hay varias cosas que debes tomar en cuenta que podrían afectar tus finanzas, por ejemplo, para las tarjetas de crédito,:

  • No saber cuál es el límite de crédito.
  • Desconocer y olvidar la fecha de corte y pago.
  • No tener en cuenta costos extra de la tarjeta como la anualidad.
  • Hacer pagos del mínimo.

Los trucos para aprovechar los meses sin intereses

Varias instituciones bancarias tienen planes de crédito fijos dentro de una tarjeta de crédito. Son planes paralelos a los meses sin intereses. También cobran intereses pero sus tasas pueden ser preferenciales. Incluso tiene mayor beneficio que los ofrecidos en los créditos revolventes de tarjetas.

Siempre investiga qué ofertas tienen los bancos para el regreso a clases; algunos tienen meses sin intereses en todas sus compras.

Lo único que debes hacer es revisar a qué plazos puedes adquirir tus útiles escolares. No olvides que los meses sin intereses puede parecer muy atractivos pero solo si sabes usarlos correctamente.

Al elegir esta modalidad del pago, debes cuidar y recordar cada fecha importante para correcto uso de tu plástico. Si no te mantienes al corriente con tus pagos, los retrasos se transformarán en una bola de nieve.

Es recomendable que tengas conciencia del compromiso que adquieres con las tarjetas de crédito. Cuando vayas a comprar tus útiles escolares, elige únicamente los gastos que se puedan pagar con tu tarjeta.

Y siempre importante es conocer el CAT (Costo Total Anual). En él se incluyen los costos de intereses y comisiones. Si tienes varios plásticos, siempre usa aquel que tenga un CAT más bajo.

Ten en cuenta que antes de comprar tus útiles escolares, debes comparar varias opciones. Además de checar la calidad de los materiales para el resto del ciclo escolar de tus pequeños, estás adquiriendo un gasto que si no manejas bien, puedes arrastrar hasta el siguiente inicio de clases.

Compara precios y soluciones económicas para que el regreso a la escuela sea una experiencia inolvidable para ti y tu familia.

Si además de tus útiles escolares estás considerando hacer otros gastos de mitad de año, te recomendamos nuestro descargable Como aprovechar las rebajas de mitad de año, donde encontrarás tips para ser todo un experto o experta en las ofertas de agosto.

Nuevo llamado a la acción

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario