Los 5 beneficios de los préstamos a empleados públicos

Ser trabajador del gobierno y de sus diferentes dependencias puede traer varias ventajas. Los horarios son buenos, el salario por lo regular también. Pero existen ocasiones en las cuales el dinero no es suficiente para alcanzar las metas que te propones, como por ejemplo, remodelar tu casa, irte de vacaciones o pagar tus deudas. 

En especial esa última puede ser un dolor de cabeza y un detonador de estrés innecesario. De por si ya tienes encima el estrés laboral que conlleva el día a día en la oficina.

Hay manera de cumplir esas metas, de forma accesible, rápida y sencilla; pero una de las mejores es solicitar un préstamo para empleados del gobierno.

Los préstamos están diseñados, especialmente, para cubrir tus necesidades y pensados para que cumplas tus metas sin tener que pasar por dificultades económicas.

¿Por qué esperar a tener el capital necesario para poder obtener lo que deseas? Con los prestamos puedes hacerlo de una vez y pagar poco a poco.

Es probable que los ingresos que recibes mes con mes sean suficientes para cumplir tus necesidades primordiales y que quede un poco para realizar actividades de entretenimiento que puedes compartir con tu familia.

También puede haber un pequeño sobrante que puedes usar para hacer un fondo de ahorro que, a la larga, se convertirá en una suma considerable  para cumplir tus objetivos.

Eso lleva mucho tiempo y, a lo mejor, muchos de los gastos que tienes que realizar para alcanzarlos son urgentes o se tienen que hacer de una sola vez, no pueden esperar los años que te tardes en ahorrar la suma que necesitas. 

Aquí es donde entran los créditos, estos te permiten cumplir lo que te propones, sin la necesidad de esperar ni comprometer de manera importante tus ingresos mensuales. 

Pero podrías decir: “los préstamos me generarán una deuda que tengo que estar pagando por meses, incluso por años. Cómo puede ser eso mejor que ahorrar mi propio dinero”. Es un punto válido, la creencia de que los préstamos son inconvenientes porque tienes que pagar intereses y, también, que le debes dinero a una institución financiera son puntos que pueden ser ciertos.

No todos los créditos están cortados con la misma tijera, hay algunos que están diseñados para tu beneficio y que están hechos para ayudarte a ti y a tu familia.

Simplemente se trata de buscar las mejores opciones, no quedarte con el primero que te ofrezcan, que probablemente son hechos con el beneficio de la institución en mente.

Con los préstamos para trabajadores del gobierno la cosa no es así, estos valoran la labor que haces día con día para hacer que este país no se detenga y avance constantemente.

Si tu presupuesto se ve afectado en caso de intentar realizar tus metas, no es viable ni siquiera tratar de hacerlo, tus gastos mensuales son prioridad, es lo que mantiene tu vida funcionando y si destinas ese dinero a remodelar tu casa, por ejemplo:

Te quedarás sin capital para pagar las cuentas de luz, agua, gas, etc. También podrías entrar en complicaciones al pagar la escuela de tus hijos.

No es viable, pero, por ejemplo, pagar tus deudas es algo que también tienes que hacer; si destinas dinero para eso, otras cosas se quedarán sin los recursos necesarios para solventarlas.

Si tienes más dudas, aquí te decimos 5 beneficios de los prestamos para empleados del gobierno; préstamos hechos para ti.

1- Te otorgan la cantidad necesaria para que hagas lo que necesites

Estos prestamos te otorgan la cantidad que necesitas para cumplir tus objetivos, ya sea pagar la deuda que te ha estado persiguiendo desde hace mucho tiempo y vivir más tranquilo.

Puedes remodelar tu casa y darle vida nueva a tus espacios o a lo mejor salir de vacaciones y pasar momentos inolvidables con tu familia.

Los montos pueden variar según tus necesidades, es recomendable que pidas el préstamo de acuerdo con lo que necesitas, si pides más tendrás más dinero que pagar y si pides menos no podrás liquidar tus necesidades.

2- Solicitarlos es fácil y rápido.

Gracias a que el préstamo se otorga vía nómina, toda la información que se requiere para otorgar el crédito está en la dependencia u organismo de gobierno en el que trabajas, por lo mismo no es necesario abrir una investigación en el buró de crédito.

Además de que son más fáciles de ir pagando poco a poco debido a que las cuotas se van cubriendo por quincena o por mes y se descuentan automáticamente del salario que recibes.

De acuerdo, puede sonar a que no tienes opción de pagar cuando puedes, pero en realidad te quitas de problemas y pagas automáticamente. No te preocupes, puedes adecuar tu presupuesto mensual contando los pagos y podrás seguir con tus gastos del mes sin problemas.

3- Están hechos a tu medida.

Estos créditos no son para cualquier persona, son específicamente para ti, trabajador de gobierno.

Están pensados para que cubras cualquier necesidad que pueda surgir, o para que puedas realizar cualquier proyecto que te propongas, te brindan una oportunidad de realizar tus metas de manera rápida y sencilla. Con pagos accesibles y regulares.

Para que tú y tu familia puedan seguir con su vida normal, sin recortes significativos de su presupuesto mensual.

4- No requieren revisión de crédito en el buró.

Uno de los factores que hace que la gente no se anime a pedir un crédito es el miedo al buró de crédito y muchas veces esta entidad es un misterio para las personas, el préstamo a trabajadores de gobierno no requiere investigación, ya que los datos proporcionados por la dependencia en la que labores son suficientes para aprobar la operación.

Además de que la garantía de pago es tu salario, pero en realidad los pagos del préstamo son automáticos y se descuentan de tu nómina, entonces no debería haber problemas de aprobación por estar tachado en el buró.

5- Los planes de pago son accesibles.

Para empezar la tasa de interés es fija, por lo que pagarás la misma cantidad de intereses mes con mes, pase lo que pase. además de que ofrecen la posibilidad de pagarlos quincenalmente o mensualmente, la decisión es tuya.

Tu conveniencia es lo que importa. Además los plazos del crédito van de los 12 meses a los 48 meses, por lo que los pagos serán accesibles. Como ya viste los prestamos a trabajadores públicos son la mejor opción si calificas con el requisito principal, ser trabajador del gobierno.

Son planes diseñados y pensados para tu comodidad y beneficio. En Credifiel tu economía y bienestar son los principales objetivos.

Estudio: las ventajas financieras de un crédito

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario