Las 5 claves para que fluya el dinero hacia tu bolsillo

¿Siempre te quedas sin efectivo? ¿Ya no sabes cómo incrementar el flujo de dinero hacia tu cuenta personal? En cualquier etapa de la vida es necesario ver nuestras finanzas personales como una pequeña empresa en la cual el capital debe ser sostenible, sobre todo cuando estamos pensando en retirarnos y jubilarnos.

Las estadísticas dicen que la edad mayormente productiva de las personas está entre los 20 y los 40 años, sin embargo, eso no significa que después de esa edad ya no lo seas, más bien, la diferenciación que yo haría sería en el flujo de dinero que se puede lograr, por ejemplo, teniendo varias actividades como ingresos económicos.

Cuando somos jóvenes, eso no nos preocupa y por el contrario, nos empeñamos en gastar el dinero. Pero ¿qué hacemos cuando en la edad adulta o de retiro ya no tenemos los mismos ingresos? ¿Cómo lograr que el dinero en nuestro bolsillo nunca nos falte? Aquí te damos 5 excelentes recomendaciones para lograrlo:

  1. Utiliza mayormente dinero en efectivo: El dinero en efectivo a diferencia de los créditos, tiene un límite. Las tarjetas de crédito mal utilizadas pueden causarte deudas difíciles de pagar, en cambio el dinero en efectivo, te dirá hasta dónde puedes gastar y recuperarlo puede ser mucho más sencillo ya que los límites se vuelven tangibles y perceptibles a la vista.
  2. Paga tus deudas en el plazo máximo: Si alguno de tus proveedores o de tus tarjetas de crédito te dan facilidades de pago, ¡aprovéchalas! Realiza el pago hasta el final del plazo, claro, asegurándote de que eso no te generará ningún tipo de penalización o de interés. Esta es una clave que te permite optimizar tus gastos, darle mayor rendimiento y vida a tu dinero mientras el flujo nunca se detiene.
  3. Opta por hacer un presupuesto mensual: Los presupuestos no solamente se hacen en las empresas, también para las finanzas personales son fundamentales. Hacerlo te ayudará a tener una mejor organización de tu dinero porque podrás especificar cuánto ganas, cuánto necesitas y cuánto tendrías que ganar, para saber de qué forma debes mover tu dinero. Además es una buena manera de esquematizar todos tus gastos y saber cuál puede ser el futuro de tus finanzas.
  4. Reduce la velocidad de tus pagos: No intentes realizar muchos pagos grandes en plazos de tiempo cortos. Entre más puedas aplazarlos será mucho mejor, así tendrás periodos de tiempo más grandes para poder hacer que tu dinero fluya eficientemente y que nunca te quedes sin efectivo ni con el bolsillo vacío. Una ventaja del punto anterior, es que diseñar un presupuesto te ayudará a saber el periodo de tiempo en que puedes hacer tus compras.
  5. Cuestiona tus compras: Dicen que uno de los principios para generar riqueza es compartir y dejar ir, pero eso no significa que debas dejar ir tu dinero o que debas comprar cosas que ni siquiera necesitas. En realidad de lo que se trata es de cuestionar si tus compras te están ayudando a que tu dinero fluya o únicamente lo vas a gastar. Si la respuesta es que sólo te está haciendo gastar tu efectivo, entonces mejor no lo adquieras y aplica la fuerza de voluntad.

Existen diversos métodos y principios que marcan la prosperidad a través del flujo de dinero. Lo más importante es que conozcas tus propios alcances y sobre todo, que organices tus finanzas separando tu dinero en efectivo y los créditos con los que cuentas.

Es fundamental separar ya que un crédito no es dinero extra sino dinero prestado.Obtén el crédito ideal para lo que deseas hacer

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario