La noche mexicana es en mi casa

¿Entre todas las familias se hizo una rifa y tu casa salió seleccionada? Te toca hospedar, organizar y ser el anfitrión de la noche mexicana. Seguro todos en nuestra historia de vida recordamos una de estas fechas como una gran fiesta y más cuando hay niños en la casa, todo es alegría, música y colores. 

Siendo un día donde las familias se reúnen para cenar, dar el grito y brindar, nada puede salir mal. 

De acuerdo a un sondeo realizado por la Procuraduría Federal del Consumidor, 68% de los mexicanos celebran esta festividad en familia y es que no podemos dejar pasar los antojitos, las tostadas, el pozole, los dulces y claro, un buen tequila, que durante el 15 y el 16 de septiembre podemos comer y tomar.

Pero aunque sea una festividad llena de alegría, también debes aprender a cuidar tus bolsillos pues de otra forma los que podrían dar el grito pero de ahogo serían ellos.

Y es que aunque no queramos pasar por alto esta celebración, también representa para nuestros bolsillos un gasto extra que si comenzamos a planear desde antes podría tener cero impacto en tus finanzas, pero de lo contrario, podría poner en riesgo a tu economía.

Es por ello que lo más recomendable es que desde días antes hagas una lista de las cosas que debes de comprar y también realices un presupuesto en el que especifiques la cantidad de dinero que debes destinar a este festejo.

De lo que puedes estar completamente seguro es de que la cena en casa y en familia resultará una mejor opción que el festejo fuera de ella. El presupuesto destinado puede variar de acuerdo a múltiples factores, por ejemplo, el número de personas, lo extenso y variado del menú y los invitados que cooperarán así que no te preocupes tanto, seguro habrá más personas que también integren cosas al festejo.

Pero para que evites al máximo poner en peligro a tu cartera, aquí te compartimos una lista de pequeños tips con los que puedes evitar gastar de más sin dejar de divertirte y de festejar estos días como se debe:

1. Nunca pienses en dar el tarjetazo

Las emociones son las principales causantes de que nuestros bolsillos se puedan afectar cuando una festividad se acerca.

Pero para evitar las deudas a futuro debes recordar que las tarjetas de crédito no son dinero extra ni una extensión de tu capital, mantente firme en el pensamiento de que las tarjetas de crédito son dinero prestado y si no lo pagas en el plazo que debes, los intereses y las deudas llegarán sin piedad.

2. Considera los recursos con los que cuentas

La mejor forma de tomar en cuenta todos los recursos con los que contamos es a través de la creación de un presupuesto.

Antes de comenzar a gastar en la fiesta, debes poner énfasis y observación en que los gastos correspondientes a la vivienda, alimentación, transporte y todos los servicios estén cubiertos. Si no es así, entonces detente un momento pero si ya verificaste que durante este mes tienes los gastos prioritarios cubiertos, entonces no hay de que preocuparse.

3. Haz una lista de todo lo que necesitas

Lo mejor antes de hacer compras en grandes cantidades es comparar los precios. Aunque muchas veces comprar por mayoreo puede resultar más barato, también debes verificar precios y calidad para adquirir siempre lo mejor.

Esto te ayudará a hacer compras más eficientes y ahorrar dinero que aunque pueda parecer poco, eso que ahorres lo podrías invertir en otras cosas de la fiesta o bien, posteriores al festejo. No eches en saco roto el poder de ahorrar en cada compra.

4. Ponte de acuerdo con todos los invitados

Lo mejor es repartir todos los gastos y las responsabilidades entre todos los invitados pues es injusto que todas las cuentas corran a cargo de una sola persona.

Además un beneficio de que todos cooperen a la fiesta es que podrán juntar más y mejores recursos haciendo que la noche se convierta en un momento más divertido. De esta forma también todos pueden aportar algo que les guste comer o que les guste beber y todos podrán sentirse felices y satisfechos.

¿Aún siguiendo estos tips sientes que el dinero no te alcanza? Entonces también podrías pensar en la posibilidad de solicitar un crédito para el sector salud.

Muchas instituciones de gobierno cuentan con alianzas estratégicas que les permiten a sus empleados adquirir pequeños préstamos financieros para solventar sus deudas y satisfacer las necesidades de sus familias.

De esta forma, ser acreedor a uno de estos préstamos resulta mucho más sencillo ya que a través de las alianzas y convenios que el gobierno tiene con instituciones financieras los trámites se agilizan y el dinero puedes tenerlo de forma rápida. No dejes para mañana los créditos que puedes tramitar hoy.

Para que ningún momento de diversión se vea opacado por la falta de dinero, solicita un crédito inmediato y haz frente a todas tus deudas. También puedes invertir parte de ese dinero en algún negocio que desees y comenzar a formar el prometedor futuro que has deseado para tus hijos.

Las oportunidades están a la vuelta de la esquina, ¿Quieres tomarlas o dejarlas ir? Decídete y acércate a tu institución laboral para solicitar prestamos via nomina imss.

Cómo ser un buen anfitrión en las fiestas patrias

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario