Credifiel te apoya como trabajador del sector salud del estado

 ¿Qué hacer cuando la familia crece y no lo tenías contemplado? La llegada de los hijos siempre es un momento lleno de felicidad y que causa mucha satisfacción para todos los miembros de la familia, sin embargo, para que esta felicidad pueda duplicarse, también es necesario contemplarlo dentro de tus planes, sobre todo si tu vida está dedicada a cuidar la salud de otras personas y pasas largas jornadas de trabajo al interior de un centro de salud.

Este es el caso de Tomás, un enfermero que vive en el estado de México y es trabajador de gobierno pues la institución de salud en donde labora pertenece al gobierno del estado.

Tomás es una persona muy entregada a su trabajo, disfruta mucho pasar largas horas cuidando de los enfermos y atendiendo casos de los que llegan al área de urgencias.

Él piensa en que definitivamente no podría dedicarse a otra actividad que no sea la enfermería, además de tener la vocación y el gusto por ella, siente que en ningún otro momento de la vida podría tener otra experiencia como salvar a las personas de alguna enfermedad.

Estas son cosas que Tomás vive a diario al interior de su lugar de trabajo. Sus horarios no siempre fijos pues así como puede trabajar por el día o por la mañana, puede ser que deba cubrir el turno nocturno, complicando un poco el tiempo de calidad que pasa y disfruta con su familia.

Para Tomás resulta un poco complicada esta situación pues tiene un hijo pequeño, Gustavo de tan solo 5 años. Tomás es casado y vive con su esposa, con quien en algunas ocasiones tiene discusiones debido a que ella considera que pasa más tiempo trabajando que con su familia.

Este es uno de los principales problemas que aquejan a Tomás, sin embargo, ahora se encuentra con la novedad de que su esposa, Mary, está nuevamente embarazada y un nuevo miembro está por llegar a la familia.

La noticia dejó a Tomás pensando por varios días, claro que le emocionaba ser papá de dos bebés, pero también le preocupaba su situación económica pues aunque pasaba horas y horas trabajando, no ganaba la cantidad de dinero que creía justa y mucho menos, la que consideraba necesaria para poder vivir adecuadamente y darle a su familia el bienestar que le gustaría.

-¿Un nuevo integrante?-  Fue lo que Tomás se preguntó cuando Mary le dio la noticia.

Después de tener a Gustavo, él estaba completamente consciente de que los gastos cuando son bebés incrementan de manera considerable.

Pañales, leche, ropa, muebles, accesorios… Todos estos gastos no estaban contemplados y por el contrario, él lo que deseaba era poder comprar una casa y tener un lugar propio donde vivir cómodamente con su familia.

Aún cuando su trabajo es al interior de una institución de salud, le preocupaba el tema del parto pues quería que su esposa diera a luz en el mejor lugar y con los cuidados correspondientes. ¿Cómo podría afrontar de la mejor manera la llegada de un nuevo bebé?

Su sueldo no era suficiente y sus finanzas tampoco estaban preparadas para tener este golpe económico. Tomás sólo tenía 8 meses para ahorrar o bien, para conseguir nuevos ingresos que le permitieran en ese momento salir adelante con todos los gastos que se veían venir.

Definitivamente no era una situación fácil para nadie, también le preocupaba el tema del tiempo y el futuro de su familia.

Aún teniendo un único hijo a veces le resultaba complicado pasar tiempo con él, siempre tuvo la ilusión de estar en momentos especiales como cuando dicen por primera vez papá o mamá. Para todos los papás estos son momentos clave y anhelados, sin embargo, él no había podido estar presente en muchos de estos momentos con Gustavo.

¿Cambiarse de trabajo? ¿Conseguir un trabajo extra? Todas estas opciones le resultaban muy complicadas siendo que su horario nunca era fijo, no podía conseguir un nuevo trabajo por dos razones, primero por falta de tiempo y también porque era imposible acordar un horario fijo, lo que hizo que Tomás tachara estas opciones de su lista.

Desesperado por la situación, un día entró a internet buscando alguna opción de trabajo que pudiera hacer desde su casa, tal vez para los momentos libres podía ser una buena opción ocuparse en algo que aunque fueran pocos, le generara algún tipo de ingreso extra.

Durante su búsqueda, encontró un anuncio que le ofrecía créditos por ser trabajador de gobierno.

De forma inmediata tras ver el anuncio, decidió dar clic y entrar a ver de qué se trataba la oferta, al final, no perdía nada con sólo ver. Así fue como descubrió a Credifiel, una de las financieras de préstamos más importantes del país pues tiene presencia en toda la República Mexicana, uno de ellos es precisamente en el lugar donde Tomás reside.

Después de hacer una búsqueda exhaustiva dentro de su página web y sus redes sociales, Tomás sintió una gran confianza por dicha institución.

¿Cuál habrá sido la decisión de Tomás? Después de pensarlo en silencio por algunos minutos, decidió que llamaría para conocer más acerca de las soluciones financieras que le ofrecían.

Esta sería una decisión difícil y que quería consultar con su esposa, sin embargo, primero quería tener toda la información necesaria. Al llamar a la línea Credifiel, un asesor financiero le contestó y le brindó toda la información necesaria para poder tomar una decisión.

Tomás decidió en ese mismo solicitar un préstamo por $50 mil, por experiencia, sabía que era una cantidad necesaria para cubrir los gastos del parto y también de los primeros meses de vida del bebé.

Además, durante los siguientes meses buscaría la manera de ahorrar un porcentaje de su sueldo y finalmente, invertirlo en alguna posibilidad de negocio que aunque no fuera propia, podía darle ingresos mensuales y fijos. Esta idea para él era desconocida, sin embargo, al conocer el blog de Credifiel también se informó acerca de las mejores prácticas en las que podía invertir su préstamo para obtener buenos rendimientos.

Finalmente, el crédito fue aprobado en muy poco tiempo. Sólo fue cuestión de horas en las que el dinero ya estaba listo en su cuenta. A través de su nómina era como pagaría el crédito y en cuestión de 3 años estaría saldada su cuenta por completo, incluso, teniendo la posibilidad de obtener un nuevo financiamiento.

En Credifiel apoyamos a los trabajadores de gobierno ante cualquier adversidad de la vida, nos preocupamos por tu bienestar y el de tu familia.

10 Razones para tener una salud financiera estable

 

 

 

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario