Consolidación de deudas: La mejor forma para terminar con tus deudas.

Consolidación de deudas es el secreto que los ricos siguen para mejorar sus finanzas y no pagar intereses de más. ¿Cuántas veces te ha pasado que llegan los últimos días de quincena y te hacen falta 200 o 300 pesos? Es extraño, porque al inicio del mes hiciste cuentas y cubrías todos los gastos e incluso te sobraban unos cuantos pesos.

Esto pasa porque al realizar una relación de tus ingresos y lo que vas a gastar durante toda la quincena o el mes, por lo general no consideras los pequeños imprevistos del día a día, los cuales al final de la semana suman una cantidad que no estaba considerada en el presupuesto.

Quizá ayer tu hijo tenía que comprar material para la escuela y hoy tu hija te pidió 20 pesos extra para comprar un refresco a la hora del recreo. Estas pequeñas fugas son las que desequilibran las cuentas.

Así que para no llegar a números rojos uno o dos días antes de que “caiga el dinero”, lo mejor es un seguimiento puntual de lo que gastas diariamente, así como de tus deudas.

Hacerlo es muy sencillo, sólo tienes que hacer una lista diaria de tus gastos como son transporte, alimentación, saldo de deudas, vivienda y otros gastos. También debes agregar cuál es tu saldo inicial, es decir, cuánto dinero te sobró ayer y hoy tienes en tu bolsa.

Así puedes tener un mejor manejo de tus ingresos y podrás notar que si hoy tuviste un piquito extra, el día de mañana o pasado tendrás que compensarlo. Con esto, tendrás un mejor manejo de las finanzas del hogar y llegarás tranquilamente a la siguiente quincena.  

Ahora bien, si ya realizaste este ejercicio llamado “flujo de caja” y sigues sin completar la semana, tal vez tus deudas te están asfixiando y necesitas una estrategia especial para saldarlas.

¿Cuántas tarjetas de créditos manejas?

Actualmente es común manejar más de dos tarjetas y otros créditos personales. El primer problema es que nunca se debe usar un crédito para pagar otra deuda.

Esto sólo hace más agudo el problema.

Sí, necesitabas esos mil pesos para comparar los útiles escolares a tu hijo. Sin embargo es una solución momentánea que la siguiente fecha de pago sólo intensificará la crisis.

El segundo gran inconveniente es el calendario de pago.

Cada tarjeta tiene sus fechas de corte y pago, así que es común confundirse y por consiguiente atrasarse. Lo malo es que las comisiones por retraso son enormes y complican aún más la situación.

Si eres de las personas que hace malabares con los pagos, sacando de una tarjeta para pagar otra y confundiendo las fechas, probablemente necesitas consolidar tu deuda para por fin salir a flote. De lo contrario nunca saldrás de ese círculo vicioso

¿En qué consisten la consolidación de deudas?

Consiste en unificar todas las deudas en una única, así en lugar de tener 4, 5 o 6 cuentas que son como un rompecabezas, te ocupas de un único pago.

¿Te imaginas nunca más pagar intereses moratorios?

Olvídate de pasar al banco más de tres veces a la semana, de hacer filas de dos horas y recibir llamadas en domingo por la mañana para exigir un pago.

¿Cómo funciona?

Es muy sencillo.

En Credifiel te damos la oportunidad que si tienes créditos contratados con otra institución financiera, vengas con nosotros para que juntos lo resolvamos de la mejor manera y obtengas mejores condiciones de pago.

Los requisitos son muy sencillos, lo más importante es que labores en alguna institución gubernamental que tenga convenio con Credifiel, necesitas recibir tu sueldo a través de nómina o contar con tarjeta bancaria.

El monto del crédito y el plazo a pagar se adecúa a tu perfil y a tus necesidades. Para solicitar el crédito dirígete a nuestra página web, llena un breve formulario con tus datos y en seguida nuestro equipo te contactará.

Visita: https://info.credifiel.com.mx/solicitar-un-credito

¿Cómo funciona? Por lo general las tarjetas de los otros bancos son liquidadas y congeladas con el fin de no incrementar la deuda y el pago de la única deuda puede ser menor a todo lo que pagabas de forma normal.

No creas que por pagar menos, la deuda disminuyó; por lo general los plazos de la deuda son extendidos por unos meses más. Esa es la razón por la que pagas menos.

Pongamos un ejemplo para que entiendas como funciona la consolidación de deudas.

Historia real

Fernanda era maestra de una preparatoria, tenía dos hijos y pagaba una renta. Ella inició con una tarjeta con un crédito modesto. Cuando sus dos niños ingresaron a la primaria tuvo que hacer un fuerte gasto en uniformes y útiles.

Fue aquí cuando su línea de crédito fue insuficiente y pidió un crédito personal. Pasó un año y aún seguía pagando la tarjeta de crédito y el crédito personal, pero con el inicio del ciclo escolar nuevamente le fue insuficiente el dinero.

Fue entonces cuando pidió una segunda tarjeta de crédito y, para hacer más compleja la situación, decidió decirle sí a la a una tarjeta departamental.

Pasaron seis meses y empezaron los problemas.

Tenía el dinero justo para pagar los cuatro créditos, la renta y todos los antojitos de su hijo, pero había veces que confundía los días de pago y se atrasaba, generando comisiones que se salían de su presupuesto.

Después de un periodo de estrés e incertidumbre, Fernanda escuchó sobre el programa de consolidación de deudas y preguntó en su banco.

Ellos estudiaron su caso y aceptaron su petición.

Lo que hizo el banco fue unificar las cuentas y pagarle a la tienda departamental.

Ahora Fernanda hace un único pago, la cantidad mensual es menor a lo que antes pagaba y tiene la seguridad que en 48 meses, la deuda que nunca creía terminar, iba a llegar a su fin

Lo que debes considerar de la consolidación de deudas

Debes tener claro que la consolidación de deudas es como pedir un préstamos nuevo, entonces está sujeto a todas las variaciones de tasas y comisiones que tiene un crédito normal.

La gran ventaja para ti es que ya no debes romperte la cabeza en 5 cuentas porque todo está centralizado en único préstamo. Como todo crédito si no se maneja de una forma inteligente, puede ocasionar más problemas que beneficios.

Por eso, antes de pedir una consolidación de deudas, debes analizar tu situación financiera y ver si tienes alternativas para pagar.

Te recomendamos que:

  • Repasa tus gastos. Ya conoces qué es un flujo de caja y cómo utilizarlo; puedes ponerlo en práctica y detectar cuáles son las fugas de tus ingresos. Si tus gastos diarios sobrepasan tus ingresos, la consolidación de tus deudas no será efectiva en tanto no disminuyas gastos. 
  • Realiza un presupuesto después de modificar tus gastos. Ya identificaste cuáles son los gastos que debes disminuir o evitar, ahora debes echar cuentas y ver si con esta reestructuración puedes pagar las deudas que ya tienes.

Si ya analizaste tu situación financiera y reconoces que tu mejor opción es la consolidación de deudas, entonces debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Las tasas de interés pueden ser variables.
  • La deuda se redifiere a partir de 12 y hasta 48 meses
  • El pago puede ser quincenal o mensual

El pago puede ser vía nómina o domiciliado a cuenta bancaria

La consolidación de deudas puede ser la mejor forma para terminar una deuda. Valora todos los puntos antes mencionados para saber si es la mejor estrategia para ti.

Guía paso a paso para utilizar el método bola de nieve y otras estrategias de pago

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario