Blog / Salud financiera / Protege tu bolsillo con 5 consejos para solicitar un crédito online

Salud financiera

Protege tu bolsillo con 5 consejos para solicitar un crédito online

Redacción por Redacción Credifiel / 08-ene-2021 10:39:52

Compartir en:

Existen varias empresas que ofrecen préstamos online muy atractivos porque, aparentemente, tienen tasas muy bajas, los expiden muy rápido o piden pocos requisitos. Sé cuidadoso para que no se aprovechen de tu situación.


Lamentablemente, existen personas y compañías que se hacen pasar por empresas financieras establecidas, pero se aprovechan de la gente que busca créditos por internet para pedirles anticipos de dinero o robar su identidad, lo cual puede tener serias consecuencias.

 

Está bien si necesitas un préstamo y quieres solicitarlo por internet, no dudes en hacerlo. Solo considera los siguientes consejos para no ser víctima de la publicidad engañosa ni de los estafadores online.

En Credifiel recopilamos 5 consejos de la CONDUSEF para pedir créditos por internet de manera segura:

 

  1. Busca un crédito de nómina o personal de una empresa avalada por la CONDUSEF.
  2. Usa un simulador de crédito personal y de nómina para tener claridad en las cuentas.
  3. No entregues documentos personales o datos de tarjetas de crédito/débito hasta asegurarte de que la institución está avalada por la CONDUSEF.
  4. Lee las “letras chiquitas”.
  5. Desconfía si algo parece “demasiado bueno para ser verdad”.


1. Busca un crédito de nómina o personal de una empresa avalada por la CONDUSEF.

Primero entra al sitio web del Buró de Entidades Financieras, ahí podrás saber “...quién es quién en bancos, seguros, sociedades financieras de objeto múltiple, cajas de ahorro, afores, entre otras entidades”.

En la página del Buró puedes ingresar al Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros y buscar por producto o por institución 🔎. Es tan fácil como elegir la opción de “buscar por institución” y escribir el nombre de la empresa donde quieres obtener tu crédito exprés.


Te recomendamos que ingreses a las páginas web de las empresas que te ofrecen crédito online. Luego busca en la sección de información/contacto o en el pie de página la razón social de esas compañías. ¿Por qué? Porque el nombre comercial de las marcas no siempre es el nombre de la razón social con la que están registradas ante la CONDUSEF. Por ejemplo, nosotros tenemos como nombre de marca Credifiel, pero Publiseg es la titular que encontrarás en el Catálogo.

 

Así luce el pie de página de nuestra página web, con información que brindamos para garantizar la transparencia de nuestra organización:


información-credifiel

 

Y estos resultados encontrarás sobre nosotros en el portal del Buró:


ejemplo-institucion-de-creditos-catalogo-nacional-de-productos-y-servicios-financieros

Fuente: https://ifit.condusef.gob.mx/ifit/ftb_vista_general.php

 

2. Usa un simulador de crédito personal y de nómina para tener claridad en las cuentas.

Aunque un simulador de crédito no es estrictamente una “medida de seguridad”, sí puede ser un indicio de confiabilidad. ¿Por qué? Si una empresa se tomó el tiempo de crear un simulador dentro de su página web, significa que se preocupa por ayudarte a tener un desglose del crédito y está dispuesta a mostrarte cuáles son sus plazos, montos e intereses. A partir de ahí, tú decidirás con cuál empresa te vas, tomando una decisión más informada antes de realizar el trámite.


Existen soluciones como el simulador de préstamo de Credifiel. Son herramientas gratuitas y rápidas que te darán una idea de cuánto pagar quincenal o mensualmente dependiendo de la suma que necesites.
ejemplo-simulador-credito-credifiel

3. No entregues documentos personales o datos de tarjetas de crédito o débito hasta asegurarte de que la institución está avalada por la CONDUSEF.

Cualquier empresa que te ofrezca un crédito te pedirá documentos para verificar tu identidad y tu capacidad de pago, pero es importante que no compartas contraseñas, NIP o cualquier dato de tus cuentas que sea sensible

Cuando tengas la seguridad de que el proveedor de créditos es confiable y está avalado por la CONDUSEF, entonces ya puedes enviar la documentación requerida.

4. Lee las “letras chiquitas”⚠️.

Al leer las cláusulas, los términos y las condiciones del contrato de crédito sabrás: cómo van a usar y proteger tus datos, si tus datos se compartirán con otras instituciones, cuáles son las condiciones de pago y comisiones del crédito, dónde hacer reclamos y cuál es la responsabilidad que asume la empresa. Por cierto, no olvides mantener una copia digital de ese contrato.

5. Desconfía si algo parece “demasiado bueno para ser verdad” 🚨.

Si ves un anuncio en internet que te promete recibir un crédito sin tener aval, sin comprobar ingresos ni verificar tu historial crediticio, utiliza tu sexto sentido para verificar si algo está mal o es demasiado bueno para ser verdad.

 

Recuerda que nunca te solicitarán datos personales sensibles sin garantía de protegerlos, ni te pedirán dinero por adelantado para otorgarte el crédito. Regresa al punto número uno para comprobar que la empresa a la que estás acudiendo es seria.

 

No te dejes engañar por la rapidez o simplicidad de quienes desean aprovecharse de tu situación. En caso de tener algún problema o inconformidad, siempre puedes acudir a la CONDUSEF, pues este organismo público existe para asesorarte y defender tus derechos como usuario de servicios financieros.

 

Si necesitas un crédito confiable y realizable a través de internet, en Credifiel estamos para ayudarte. Somos una institución respaldada por la CONDUSEF, el Buró de Entidades Financieras y la Asociación Mexicana de Empresas de Nómina.

 

Tenemos préstamos para empleados de gobierno, del sector salud, del sector educativo y jubilados y pensionados. ¡Conócenos!
CTA-Blog-Home-Sitio-Credifiel-tenemos-mas-15-anos-experiencia-conoce-Credifiel

Recibe en tu correo un resumen semanal con los artículos más relevantes.

Si tienes dudas sobre tu crédito contáctanos: