Consejos para emprender un micro-negocio

Todo mundo ha tenido alguna vez la idea de iniciar un micro-negocio, pero desafortunadamente, no muchas personas se atreven a llevar a cabo esta idea.

Ya sea por falta de conocimiento o por el temor al fracaso, por lo general muy poca gente se atreve a tomar esta decisión.

Pero si estás planeando iniciar el tuyo para darle un impulso a tus finanzas personales, en este artículo podrás encontrar la información que necesitas para darle vida a tu proyecto.

Todo lo que debes hacer es revisar cuidadosamente esta lista para que descubras estos prácticos consejos para emprender un micro-negocio.

Conocer las necesidades de quienes te rodean

Es fundamental que antes de que empieces a pensar en una idea para tu micro-negocio, conozcas las necesidades de la gente a tu alrededor.

De esta manera, podrás ubicar de forma específica qué tipo de servicios o productos son los que hacen falta en el lugar que elijas.

Por ejemplo, si en tu calle o colonia no existen o existen muy pocos lugares de venta de comida, podrías evaluar esta idea de micro-negocio.

O si en tu lugar de trabajo has oído que tus compañeros desean adquirir zapatos pero por la falta de tiempo no pueden ir a comprarlos, podrías tomar esto como base para iniciarte en la venta de zapatos por catálogo.

Para ubicar estas necesidades, además de tener los ojos muy abiertos, puedes hacerte preguntas que te ayuden a conocer las necesidades del lugar en el que vives.

Por ejemplo, puedes preguntarte si existen suficientes cerrajerías, plomeros o estancias para perros en la zona en la que vives.

Si al hacerte estas preguntas resulta que no hay suficientes de estos servicios o que definitivamente no existen, estarás ante una oportunidad de negocio muy rentable.

Por ello siempre es importante que hables con tus vecinos, compañeros de trabajo o amigos para que vayas identificando necesidades que podrían ser la clave de tu micro-negocio.

Dale uso a tus habilidades, experiencia y gustos

Una vez que ya te has decidido por una idea de micro-negocio lo que debes hacer es verificar si tus habilidades o experiencia te pueden servir para llevarla a cabo.

De nada sirve si te hayas decidido por un micro-negocio de plomería si no tienes nada de experiencia o habilidades en este tema.

Sin embargo, si te decides por las ventas por catálogo, tu necesidad de experiencia y conocimientos no será tanta.

La decisión de qué micro-negocio iniciar debe ser el resultado de las necesidades de la gente a tu alrededor, combinada con tu experiencia o habilidades.

Lo ideal sería que tu proyecto esté relacionado con algo que te guste. Por ejemplo, si te gustan las mascotas y en tu zona no hay estancias para perros, podrías pensar en esta opción.

Establece un presupuesto

Una vez que ya has decidido cuál será tu micro-negocio, lo siguiente es conocer cuánto te costará echarlo a andar.

Para ello debes informarte sobre los equipos, materia prima e insumos que necesitas para que tu idea puede volverse realidad.

Y la mejor manera para que empieces a conocer estos precios es haciéndote preguntas acerca de tu micro-negocio.

Hay dos preguntas principales que debes hacerte. La primera es, ¿cuánto me va a costar? Y la segunda y no menos importante es, ¿cuánto necesito?

Si tu idea de micro-negocio es por ejemplo la reparación de muebles desde tu casa, puedes empezar preguntando por precios de herramientas.

Aquí lo mejor es que preguntes por ellas cuando vengan en paquete, ya que así podrías ahorrar considerablemente al comprarlas.

De la misma forma necesitas evaluar si tú te vas a encargar de llevar los muebles a tu casa o si los clientes serán quienes los lleven.

Si la primera opción es la que aplicarás, debes calcular el costo de la gasolina para el transporte e incorporarlo al costo de tus servicios.

Recuerda que lo primordial es que compares los precios de los diferentes elementos que necesitas para que tu idea de micro-negocio pueda arrancar.

Elige la ubicación

Elegir la ubicación de tu micro-negocio es casi tan importante como elegir el producto o servicio que deseas brindar.

Esto porque si tu proyecto necesita de un local propio, la renta ocupará un lugar importante en tu presupuesto.

Si por el contrario tu micro-negocio puede llevarse a cabo en tu casa, todavía necesitarás acondicionar un espacio para realizar tus labores.

Toma muy en cuenta la segunda opción, ya que de esta forma podrás tener un ahorro importante en la realización de tu proyecto.

Otra opción que puedes considerar para tu idea es que no cuentes con un local como tal. Esta opción aplica muy bien para quienes quieren dedicarse a las ventas por catálogo.

De esta manera, solo necesitarás un espacio para almacenar los productos que venderás, ya que no necesitarás tenerlos en exposición para llamar la atención de tus clientes.

Todo dependerá de las necesidades de tu micro-negocio.

Obtén el financiamiento para llevarlo a cabo

Una vez que ya elegiste de qué será tu micro-negocio, que ya sabes cuánto te va a costar y que ya estás consciente del lugar en el que lo pondrás, estás listo para buscar el dinero para llevarlo a cabo.

Si eres una persona acostumbrada al ahorro, es muy probable que cuentes con algo de dinero para impulsar tu idea.

El problema es que si tomas este recurso, es muy probable que ya no puedas contar con él en caso de que te surja una emergencia o un imprevisto.

También podrías intentar pedir el dinero prestado a un amigo o familiar de mucha confianza, tomando en cuenta que éste préstamo se haría de manera informal.

Y es importante que estés consciente de esto ya que si en algún momento te piden que regreses el préstamo antes de tiempo, no tendrás forma de decir que no.

Por ello, la mejor forma de iniciar tu micro-negocio es con un crédito personal.

Pero, ¿qué es un crédito personal?

Éste es un préstamo personal contratado con un institución financiera, la cual le otorga dinero a una persona, bajo el amparo de un contrato.

En este contrato se estipula que quien pide prestado el dinero, se compromete a devolverlo íntegro, además de pagar los intereses correspondientes.

Actualmente existen diferentes opciones para que puedas adquirir un crédito de este tipo, y la mejor de esas opciones es Credifiel.

Esto porque los montos que brindan y los planes de pago que manejan pueden ajustarse a tus necesidades, para que puedas darle vida a ese proyecto que anhelas.

Ahora que has visto estos consejos para que inicies tu micro-negocio, estás más cerca que nunca de realizarlo.

Todo lo que necesitas es tomar la decisión para que tu 2019 sea el año en el que tus ingresos aumenten y te permitan alcanzar la calidad de vida que deseas.

Guia para administrar tu micronegocio

 

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario