Cómo vender por catálogo sin perder dinero

Con el retiro surgen inquietudes y deseos de emprender y hacer cosas nuevas. Has trabajado toda tu vida, pero ¿por qué no hacerlo una vez más? Ahora tienes todo el tiempo del mundo para concentrarte en algo que deseas hacer.Lo que sea, en realidad, pero hay una cosa que atrae la atención de muchas personas y de la que platicaremos en este artículo. Se trata de las ventas por catálogo.

Seguramente has hecho una compra de este tipo y también has intentado vender, pero sin imaginarlo como un ingreso real. A este punto te sorprenderá saber que en México, a finales de 2015, un total de 2 millones 600 mil personas se dedicaron a la venta de distintos productos por catálogo, y que al cierre de 2017 la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD) reportó un incremento del 4 al 6 por ciento de este tipo de comercio en comparación con 2016.

Entonces el hecho es real, la necesidad y el ingenio nos pueden llevar a un sitio en el que este tipo de ventas constituyan un ingreso adicional. A pesar de que una de las características particulares de este sector es la rotación de personas ¿Has pensado que por esta vía puedes alcanzar metas y objetivos que habías pospuesto?

En este artículo enumeramos algunas de las ventajas que las ventas por catálogo tienen, pero también, cómo puedes prevenir que el negocio tenga consecuencias negativas por encima de las positivas. De momento, sólo podemos decir: esfuérzate, planifica y ¡a vender!

Para comenzar con esa extensiva lista de ventajas de los servicios de venta directa la primera que te puede atraer muchísimo es la independencia que representa.

Si por años trabajaste bajo las órdenes de un superior jerárquico, con las ventas por catálogo se abre la posibilidad de demostrar tu liderazgo.

Existen esquemas en los cuáles puedes formar un equipo de colaboradoras que también se dedican a la venta de productos y con esto, el trabajo en equipo demuestra una vez más que se puede llegar tan lejos como se quiera ir.

Otro de los aspectos esenciales es el sentido personal que estas ventas tienen. A diferencia de establecimientos en los que nos da la impresión de estar aburridos con una explicación, las ventas directas hacen un proceso mucho más íntimo en el cual se pueden fundar grandes amistades y naturalmente oportunidades de venta. 

Con la demostración y contacto directo con tus clientes, puedes elegir visitarlos o que ellos te visiten a ti para mantener un flujo de intercambio de dinero-productos bastante estable. Con esto último tus clientes también se beneficiarán de los productos que les vendas.

De esta manera existe una suerte de relación en la cual, la confianza, autoestima, organización y manejo de habilidades se desarrolla de manera sustancial. 

Esto ayuda a construir un mejor futuro tanto para ti como para tu familia, porque sabemos que esa es una de tus grandes preocupaciones. Con el ingreso extra no sólo tienes la oportunidad de disfrutar otras cosas, además, puedes ayudar a los que más quieres. 

Otra de las grandes ventajas de las ventas directas o por catálogo es la exclusividad del producto que ofreces a tus clientes.

Este producto, el que tú quieras, lo defines tú misma y es una realidad que no se encuentra en cualquier establecimiento. Con esto, tus productos son innovadores y singulares y ayudan a las personas que no pueden comprar en establecimientos donde los productos son más costosos.

Para tus consumidores te has convertido en una fuente de bienes de alta calidad. 

Basta pensar en la venta directa como un motor de cambio. Imagínate: al ponerla en práctica no solo te estás empleando a ti, sino que ayudas a la generación de empleos directos derivados de la actividad de productores y proveedores de los insumos que estás por vender.

Por este lado, la venta por catálogos es sumamente ventajosa. Pero lo sabemos bien, no todas las cosas que hagamos pueden realizarse idealmente.

En el camino de emprender un negocio de este tipo te enfrentarás a momentos muy duros como falta de clientes, tener que hacer una gran inversión, o tocar de puerta en puerta para empezar a vender. No te desanimes por esto.

Quizá lo más importante que tengas que hacer sea planear cómo lo vas a lograr: planifica cada paso. ¿Ya sabes qué vas a vender? Elige una compañía consolidada que oferte productos que tú misma utilizarías, cuando lo haces de esta manera, el proceso de venta se hace mucho más fácil al estar promoviendo un producto que a ti te gusta y que estás segura, le gustará a los demás. 

Existen algunas marcas que, para poder venderlas, invitan a realizar una inversión a manera de membresía. Cuando esto ocurre muchas personas recomiendan no hacer esta inversión o buscar otra marca que no pida este “trámite” pero ¿por qué no arriesgarse?

Estas inversiones generalmente son mínimas, pero, si tú has decidido que es momento de emprender negocio ¿Por qué no arriesgarse con esta inversión? Recuerda que te has fijado una meta y a este punto quieres cumplirla. 

Tampoco olvides elegir a esa empresa en la que veas los catálogos más llamativos y con un gran diseño, recuerda que al fin de cuentas este pequeño material impreso se convertirá en una de tus principales herramientas de trabajo. Con unos catálogos bien logrados puedes enamorar a tus clientes.

Recuerda que, si bien tu catálogo es una herramienta, debes saber cómo usarlo. Esto se logra conociendo tu producto en su totalidad, así demuestras tu experiencia y haces una venta exitosa. 

Por último, recuerda que siempre puedes acudir a las nuevas tecnologías como las redes sociales para atraer a nuevos compradores. Sírvete de contactar a las personas que se interesen en tus productos a través de mensajes privados y siéntete con la libertad de ofertar, pero siempre ayudando. 

En el sentido financiero, hablar de las ventas por catálogo puede representar inversiones que en ocasiones pueden ser inesperadas.

Quizá necesitas aumentar tu almacén de productos porque la demanda entre tus clientes ha aumentado, pero es probable que hayas diseñado un esquema por pagos para tus compradores y, por lo tanto, no puedas invertir más en este momento.

Si es así, siéntete con la libertad de acudir a alguna institución crediticia para poder cumplir con tu meta. 

Ahora bien, es importante que recuerdes que las ventas por catálogo se acompañan de múltiples beneficios pues, al ser plataformas que brindan toda su estabilidad financiera a distintas empresas, estas buscan compensarte como vendedora.

A lo largo de este artículo hemos hablado de los modelos de venta que se pueden utilizar, pero, ¿cuál es el modelo de ganancias de las ventas directas?

Podemos identificar 3 principales vías de obtención de ganancias con las ventas directas: el contrato de comisión mercantil, descuentos en el precio de tus productos y ganancias multinivel.

Cada una de ellas son explicadas en los siguientes párrafos. La primera sería por la ganancia recuperada después de la inversión: vendiste un producto y has dejado satisfecho a un cliente.

¿Qué sigue? Con la finalidad de invertir en ti, tu proveedor puede incorporarte a un contrato de comisión mercantil, otorgar descuentos en los precios de los productos que venderás o tener ambos beneficios.

En el contrato de comisión mercantil, tus ventas sirven bajo un esquema de comisión o mediación mercantil, la facturación se hace de la empresa al consumidor por el precio total, y tú recibes una comisión establecida por la empresa para esta venta.

Cuando se trata de un descuento en el precio final, el distribuidor obtiene una ganancia como “utilidad” al realizar la venta con el consumidor a través de ti, eso representa un descuento en los productos que estás por vender. 

Cuando se trata de ambos esquemas en funcionamiento, puedes recibir comisiones por tus ventas a la vez que recibes descuentos.

Y además, si formas un equipo de ventas puedes obtener ganancias de cada una de las personas reclutadas para tu grupo. Hemos hablado de las distintas ventajas de la venta directa, pero parece ser que no hemos resuelto nuestra pregunta principal ¿cómo vender por catálogo sin perder dinero?

La respuesta está a lo largo de este texto pues en él se encuentran las guías para que tus ganancias vayan siempre al alza. Si al iniciar en las ventas por catálogo, implementas todas estas estrategias como la independencia, la comunicación efectiva con tus clientes, la decisión y la constancia, puedes vender por catálogo sin ningún inconveniente.

Sabemos que en ocasiones habrá momentos con altibajos. No te preocupes, tanto en la parte de estrategia como financiera, existen sitios en los que puedes orientarte o pedir ayuda.

Seguramente la marca a la que decidas dedicar tus esfuerzos también cuenta con programas de capacitación para lograr tus objetivos, así que basta con que no te desanimes y estés segura de lo que quieres, para poder llevar a cabo tu meta.

Descarga GRATIS la guía para ganar dinero extra desde tu hogar: 

Guía para ganar dinero extra desde tu hogar

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario