Blog / Salud financiera / ¿Cómo ahorramos en México?

Salud financiera

¿Cómo ahorramos en México?

Redacción por Redacción Credifiel / 19-dic-2019 6:00:00

Compartir en:

El ahorro es uno de los hábitos que más beneficios nos pueden traer a largo plazo sin embargo, también es uno de los hábitos en los que la población mexicana no suele interesarse tanto, veamos unos cuantos datos.

De acuerdo a cifras de la CONDUSEF, el 40% de los mexicanos no ahorra, esto deja implícito que el porcentaje restante sí lo hace; resulta una sorpresa un tanto agradable saber que más de la mitad de la población ahorra.

 

Sin embargo, como podemos esperar, los mexicanos hemos adoptado maneras muy creativas (aunque algunas no tan recomendadas) de ahorrar el dinero que con tanto esfuerzo ganamos. En el siguiente artículo te indicamos cómo es que ahorramos muchos mexicanos.Solicita un crédito

Ahorros de manera informal

En consonancia con lo anteriormente mencionado estudio de CONDUSEF, del 60% de las personas que ahorran, el 43% utiliza estrategias informales para poder ahorrar tales como las siguientes:

1. Tandas

art-02-Tandas

Ésta, de hecho, es la forma más común de ahorrar de manera informal entre los mexicanos, las tandas son el caballito de batalla preferido cuando se tiene pensado ahorrar para alcanzar un objetivo a mediano y corto plazo.

 

La mecánica es sencilla: un grupo de personas comienzan a acumular dinero en conjunto en una sola persona cada semana, quincena o mes (depende de cómo se organice el colectivo), a la vez que se sortean números, y el total reunido se entrega a cada persona en el orden del número que se le fue asignado.

2. Acumulación y almacenamiento en el mismo hogar

art-03-Acumulacion-y-almacenamiento-en-el-mismo-hogar

Puede parecer una broma imaginar a una persona ahorrando su dinero debajo del colchón, en frascos o ya de plano en baúles, como un tesoro pirata del siglo XVI.

 

Dejando de lado lo curioso y hasta chistoso de ello, esto puede ser una forma muy popular de ahorrar nuestros sueldos, sin embargo representa un riesgo latente para el bienestar de nuestro capital. ¿Por qué?

Solicita tu crédito

De manera sencilla, almacenar el dinero en casa, además de ser un riesgo por el hecho de que esta pueda ser robada, también supone la posibilidad de que ante futuras devaluaciones e inflaciones que harían perder el valor verdadero del dinero acumulado. Lo que podría traducirse en una fuerte pérdida financiera.

Ahorros de manera formal

Una gran parte de la población mexicana no se encuentra bancarizada, CONDUSEF informa que menos del 50% de la población usa servicios de la banca, que van desde el depósito de la nómina, hasta el asesoramiento financiero y hacer los ahorros de estas formas:

Cuentas de ahorro

art-04-Cuentas-de-ahorro

Son de hecho las más populares, en las que se puede ahorrar desde una cantidad mínima, por ejemplo, 500 pesos y por lo general no tienen un límite de capital para ahorrar, muchas de estas cuentas pueden generar un rendimiento que, en un plazo de tiempo, traerán ganancias.

AFORES

art-05-AFORES

Los AFORES son parecidos a las cuentas de ahorro, sin embargo, estos medios sólo son para personas que desean guardar dinero con el fin de tener un sustento cuando tengan que retirarse o jubilarse.

 

Esta forma de ahorro es la que puede ser de hecho la más estricta, ya que no se permite retirar el total del AFORE hasta que se haya cumplido con el proceso de jubilación; sólo se pueden retirar fracciones de este, las cuales deberán ser cubiertas para poder recibirlo.

Otra alternativa al ahorro: despegar con capital

art-06-Otra-alternativa-al-ahorro-despegar-con-capital

Como se ha visto, hay un número considerable de formas para poder ahorrar, algunas de ellas son informales y, a pesar de ayudarnos a ahorrar, no siempre son las más seguras, como las tandas o la acumulación del dinero en casa.

 

Por otro lado se encuentran los casos de ahorro formal, que son los más seguros; a pesar de ello mucha gente es renuente argumentando que no pueden ahorrar de esta forma pues se descapitalizarían.

 

En este tipo de casos la opción más conveniente puede ser la de solicitar un crédito, el cual podremos destinar para su ahorro, ya sea en una fracción o en su totalidad; aunque es bueno también tomar muy en cuenta nuestras capacidades financieras para saber cuándo solicitarlo.

 

Esto con el fin de que podamos comenzar con el valioso hábito del ahorro, teniendo en cuenta que una de las más sabias decisiones que podemos tomar es dejar de lado el guardar dinero de manera informal.

Plan de finanzas anuales 2020

Recibe en tu correo un resumen semanal con los artículos más relevantes.

Si tienes dudas sobre tu crédito contáctanos: