Claves para hacer una fortuna comenzando con un crédito confiable

Dicen por ahí que es mejor ir lento pero llegar seguro. Esto se puede traducir de muchas formas y es aplicable en casi cualquier circunstancia de la vida.

Recuerdo haberlo escuchado mucho también cuando se trata de los niños, por ejemplo, sabemos que todos hemos tenido una etapa en donde no queremos comer y entonces, después de pasar horas en la mesa, nuestra abuelita siempre decía cosas como “Es lento pero seguro, ya casi va a acabar”.

Y claro, así como los anteriores podríamos poner muchos ejemplos más. También es verdad que en la vida hay que tener mucha paciencia con dos temas en específico: el amor y el dinero. En realidad no podría definir cuál es el que llega más rápido o quizá, cual es el que viene menos lento, lo que es cierto es que con ambos entre más lento puedas cruzar el camino más lo disfrutarás y además, existen mayores probabilidades de éxito.

En cuestiones de pareja, claro, sabemos que lo que rápido inicia también rápido termina. Las relaciones tienen que madurar y eso conlleva un proceso el cual puede durar unos meses o quizá, hasta años, todo depende; lo que es un hecho es que entre más paciencia tengas, es más fácil llegar victorioso a la meta.

Con el dinero sucede algo muy parecido y también se podría comparar con una relación amorosa. Hay muchas personas que son sumamente celosas con su dinero y, casualmente, a veces son las que menos tienen. En cambio, conozco muchos casos en los que las personas comparten incluso más de lo que tienen y extrañamente, el dinero regresa a ellas de una forma inexplicable o en diferentes circunstancias que no podrías imaginar.

Algunos expertos financieros explican e incluso, en diferentes libros he tenido la oportunidad de leer acerca del apego hacia el dinero o hacia las personas. Sabemos que esto bajo ninguna circunstancia es sano pues lejos del apego en sí mismo, estamos hablando de una barrera en el flujo natural de las cosas. En temas financieros es importante aplicar el “Dejar ir” porque entre más control piensas que tienes sobre él, menos dinero podrías tener.

Este es uno de los principios que los millonarios aplican siempre. Ellos tienen verdadero control sobre sus finanzas y precisamente por ello es que gozan de una fortuna pero, cuidado, es muy distinto tener el control a no permitir el flujo. Las personas que han hecho enormes fortunas, es porque saben qué hacer con su dinero y además, estudian ampliamente las oportunidades que tienen para invertir, sin embargo, están dispuestos a hacerlo. La gente que no es millonaria puede ser por distintas cosas, una de ellas es la falta de estrategia y otra puede ser que no permiten que el dinero llegue a sus vidas.

Entonces, ¿Cómo hacer una fortuna aún en la etapa de la jubilación? El punto central de ello es la administración y el liderazgo de las finanzas, sin embargo, lograr esto puede no ser tan sencillo. Para que tomes el control de tus finanzas y multipliques el dinero hasta crear una fortuna, te damos las siguientes claves:

No te obsesiones con el dinero: Ya sea que lo hayas obtenido mediante un crédito, o sea el depósito correspondiente a tu pensión, no pienses en él como el principal recurso. Al contrario, dicen que agradecer siempre es una buena forma de halagar los ingresos, entonces, debes cambiar tu pensamiento y verlo de ahora en adelante como la ganancia por haber hecho algo y además, por hacerlo bien.

Comparte el dinero de tu crédito: Si estás haciendo el plan y comenzando a definir las cosas en las que invertirás tu dinero, podrías considerar el hecho de compartirlo con alguien. No necesariamente tienes que hacer donaciones o regalar tu dinero, otra forma de hacerlo es pensar en invertirlo de una forma en la que puedas ayudar a las personas y con esto todos se vean beneficiados. Por ejemplo, si inviertes en un negocio, piensa en satisfacer y ayudar a las necesidades de las personas, no pienses en que a través de esto ganarás mucho dinero. Sólo es una cuestión de perspectivas.

Piensa en el dinero como un camino: El dinero nunca será una meta, por el contrario, la meta es todo aquello que puedes hacer con el dinero. Entonces, entre más dinero tengas más metas puedes cumplir. Para hacerlo de una manera más sencilla, recuerda que nunca debes pensar únicamente en ganar dinero o en buscar más créditos, en realidad, lo importante es desear y planear lo que podrás hacer con el dinero y que te llevará a estar más cerca de tus objetivos.

Como Walt Disney alguna vez dijo sabiamente: “No hacemos películas para ganar dinero, ganamos dinero para hacer más películas”.

Claro, el dinero es importante para comenzar a crear una fortuna, sin embargo no todo se basa en esto, en realidad te sorprenderás si te digo que el dinero es lo menos importante al momento de hacerte millonario. Existen cosas más estratégicas y oportunas en las cuales pensar, es por ello que, si ya cuentas con el dinero de tu crédito confiable, debes cambiar tu relación con él y la forma en que piensas en su inversión, esto te ayudará a sanar “asperezas” y convertir un préstamo en una fortuna, sobre todo ahora que durante tu jubilación lo podrás disfrutar de una mejor manera.

Además del dinero, también se vale tomar inspiración y es por ello que, para ser mejor cada día, puedes tener un mentor. Se vale hacer una lista de las personas que te inspiren y estudiar sus estrategias para comenzar a ponerlas en práctica, sólo recuerda hacer las adaptaciones necesarias para que te funcionen a ti también.

En Credifiel no otorgamos créditos para prestarte dinero, nosotros te ayudamos a cumplir tus metas.

Administración del dinero a través de métodos simples y cotidianos

 

 

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario