Blog / Salud financiera / Cetes: ¿qué son y cómo invertir en ellas?

Salud financiera

Cetes: ¿qué son y cómo invertir en ellas?

Redacción por Redacción Credifiel / 14-feb-2020 17:25:00

Compartir en:

Acéptalo, guardar dinero en tu colchón no te generará ganancias, ¿sabes cómo sí lo vas a lograr? A través de cetes; si deseas conocer qué son, en qué niveles funcionan, cómo los puedes comprar y algunos tips para invertir, en este artículo te lo explicamos a detalle.

¿Qué son los cetes?

82-Que-son-los-cetes

 

Los cetes son Certificados de la Tesorería Federal que otorga el Gobierno a los inversionistas que decidan incrementar sus ganancias a través de estos bonos. Las personas que quieran invertir en cetes, compran los certificados al Gobierno, de modo que ellos, mediante la compra, le están prestando dinero a este.

 

El Gobierno se compromete a regresarte dicho dinero en el tiempo establecido de compra, además de un excedente o rendimiento que surge por la diferenciación entre el precio de compra y el valor nominal. En el siguiente apartado se abordará su funcionamiento.

 

Solicita tu crédito

Todas las personas mayores de edad, mexicanos o extranjeros que tengan ganas de incrementar sus ahorros, pueden invertir en cetes.

Funcionamiento

Para entender a totalidad el funcionamiento de estos bonos, te los explicaremos paso a paso.

Apertura de cuenta

83-Apertura-de-cuenta

 

Antes de invertir en cetes, deberás abrir una cuenta nueva en el banco de tu preferencia. Se recomienda que la cuenta sea solo para la inversión en cetes, para que conozcas cómo actúa. Al abrirla, deberás indicarle al ejecutivo de cuenta que es para invertir en cetes.

 

De esta forma, el ejecutivo sabrá que puede ofrecerte pagarés del banco. Estos también pueden generar ganancias, sin embargo, son menores, en comparación con el rendimiento de los cetes.

Se ofertan en subastas

84-Se-ofertan-en-subastas

 

Los cetes se ponen a disposición mediante subastas, porque es una de las formas en las que el Gobierno Federal obtiene dinero y puede pagar sus compromisos. Por ello, la Secretaría de Hacienda elabora un calendario en el que se estipula el monto y plazo de los cetes para que se puedan subastar.

 

El monto y el plazo de los cetes se establecen con base en el presupuesto de ingresos y egresos de la Federación. Toma en cuenta que estos bonos actúan en relación con la inflación, tipo de cambio, entre otros aspectos de la economía nacional que repercuten en el monto de la tasa y su rendimiento.

 

Por ejemplo, un compañero del trabajo te pide prestado, tú le ofreces una tasa de interés del 5%, y tu compañero te paga en tiempo y forma.

En otra ocasión, el mismo compañero te pide dinero, pero sabes que no cuenta con la capacidad de pago que tenía en la ocasión anterior, así que decides incrementar la tasa de interés para asegurar tu pago.

 

La misma situación ocurre con los cetes, si Banxico, el intermediario del Gobierno Federal con los inversionistas, sabe que la economía nacional tiene atropellos, pone a disposición tasas de interés con un rendimiento menor, para evitar un alza en la inflación.

 

Así que, cada vez que vayas a invertir, es recomendable que tengas noción del desempeño económico del país, para no bajar el rendimiento de tu inversión y tener unas finanzas sanas.

¿Cómo se desempeñan?

85-Como-se-desempenan

 

Los cetes son títulos que el Gobierno Federal te otorga para prestarle dinero en un tiempo estipulado y durante su transcurso, el dinero que le prestaste puede generar ganancias extras, por lo que obtendrías más de lo que le prestaste en un inicio.

 

Al final se te devuelve el monto del préstamo, así como el rendimiento, o sea, la diferencia entre el valor nominal y el precio que pagaste al comprarlo.

 

Recuerda que el precio al que adquieres los cetes es menor al valor nominal. Si se establece el valor nominal en 10 pesos, que es lo que cuesta, lo adquieres en descuento. De ahí que la diferencia entre lo que pagaste y su valor nominal genere ganancias. ¡Esa será tu inversión!

¿Cómo los puedo comprar?

86-Como-los-puedo-comprar

 

Existen tres formas de comprar cetes: vía Internet, a través de Bansefi y por mercado secundario.

 

Los cetes se pueden comprar mediante una plataforma autorizada llamada Vest. Ahí, podrás adquirirlos desde 100 pesos al mes, sin ningún tipo de plazo forzoso, con un rendimiento del 7% y con una disponibilidad de 24 horas.

 

Solo necesitas crear un registro en ella, para que puedas ingresar con tu cuenta y así invertir en cetes. Con el uso de esta plataforma podrás abrir tu cuenta sin costo alguno.

 

Entre los requisitos que necesitas se encuentran: ser mayor de 18 años, ser titular de una cuenta bancaria, contar con una CLABE interbancaria, vivir en México, además de tener RFC y CURP.

 

La otra forma de compra es mediante Bansefi. Esta entidad pone a disposición sucursales autorizadas para que las personas que no tienen la firma FIEL del SAT, puedan acceder a estos bonos. Algunos de los requisitos son: identificación oficial, comprobante de domicilio y CLABE interbancaria.

 

El otro medio por el cual puedes adquirir cetes es a través de un mercado secundario, es decir que se pueden comprar los bonos entre los inversionistas y no directamente con el emisor que, en este caso, es el Gobierno Federal.

 

Los cetes se pueden intercambiar en este mercado mediante “operaciones en directo, venta en corto y operaciones de reporte”, según el Banco de México.

Consejos para invertir

87-Consejos-para-invertir

Invierte los martes:

Antes de invertir en cetes, deberás tener en cuenta que las subastas se hacen todos los días martes.

Ten un calendario:

La organización es la clave de la inversión. Planifica cuándo y en qué plazos estás invirtiendo para que veas tus ganancias maximizadas.

Puedes comprarlos desde tu celular:

Los cetes se pueden adquirir desde la comodidad de tu dispositivo móvil a través de Cetes Directo. Es importante que sepas que ninguna otra inversión te permite esta acción, así que aprovéchalo.

Seguridad en la inversión:

Como estos bonos son emitidos por el Gobierno Federal, entonces tienes garantizado su cobro de la renta y el capital.

Tasas fijas:

El menor riesgo de pérdida es a través de la cuota o tasa fija, porque tienes garantizado el rendimiento; aunque no podrás obtener un ingreso mayor, debido a esta cualidad, existe un límite que se respeta, por eso son seguras.

 

Metas financieras

Recibe en tu correo un resumen semanal con los artículos más relevantes.

Si tienes dudas sobre tu crédito contáctanos: