3 problemas inevitables que enfrentarás si no pagas tus deudas.

Tags: solicitud de credito, paga tus deudas, prestamo para saldar deudas

Sabemos que en estas fechas es fácil endeudarse, pero para que esa situación no sea un impedimento para disfrutar las fiestas de los últimos meses del año, te prevenimos explicándote los problemas que ocurren cuando dejas de pagar tu deuda.

Si te preguntas: ¿cuál es la mejor estrategia para pagar tus deudas? En este artículo te las desglosamos una por una.

Caso de Juan

null

Juan es empleado de gobierno. Él decidió disponer de varias tarjetas de crédito, pues tenía la capacidad financiera para pagar el monto de cada una de ellas de forma mensual. Así que al inicio comenzó con una, después con otra, ¡hasta que llegó a tener cinco tarjetas!

Juan decidió hacer varias compras para fin de año con las tarjetas que tenía, sin embargo, su deuda creció. Ahora, Juan no puede hacer los pagos como normalmente lo haría, pues se vió desfalcado al ir incrementando su deuda.

Los pagos que realiza Juan apenas cubren el monto mínimo y los acreedores llaman a su casa para pedir que realice el pago completo de lo que se le pide cada mes, pero Juan no puede admitir que ha tenido un problema con las deudas y ahora no sabe qué hacer para liquidarlas.

Si el caso de Juan se te hizo familiar, déjanos decirte que no eres el único que ha pasado por esa situación de endeudamiento. Sabemos muy bien que, en muchos lugares has pedido consejos para salir de esa situación, quizá con conocidos, familiares, pero ninguno de ellos te da consejos que te pueden ayudar a resolver responsablemente tu situación.

art-03-enfrenta-tus-deudas

Por esta razón nosotros decidimos darte una serie de herramientas para enfrentar tus deudas, pero sobretodo para liquidarlas.

El caso de Juan es una situación que ocurre con muchos trabajadores del sector público, aunque déjanos recomendarte que dejar la situación tal y como está no es responsable, pues las consecuencias son grandes.

Éstos son algunos de los problemas inevitables a los que tendrás que enfrentarte si no las pagas.

1. Llamadas de los despachos de cobranza

null

Toda persona que haya tenido un problema con el manejo de las deudas sabrá que las llamadas de los despachos de cobranza son un asunto muy difícil con el que los deudores tienen que lidiar.

En ocasiones los conocidos o familiares te persuaden para no hacerles caso. Sin embargo, sabemos que el trabajo de los despachos de cobranza es recuperar el monto total de la deuda que adquiriste con las entidades bancarias.

Así que, muy probablemente será difícil que estos despachos dejen de hacer llamadas sólo porque no les contestes. Además que, no es una solución responsable para afrontar tu problema con el endeudamiento.

Repasemos, un momento, en la forma en la que los despachos de cobranza actúan tras el retraso de los pagos conforme van pasando los meses y no reciben respuesta clara.

Durante los primeros 30 días

null

En un inicio, los ejecutivos de cobranza comienzan realizándote una llamada cordial y amistosa. En ella, te invitan amablemente para que pagues el monto sugerido en el recibo.

Aunado a ello, escuchan los motivos por los cuales no pudiste hacer tu pago en la fecha indicada. Después te recuerdan que es muy importante que realices cada uno de los pagos de forma responsable, respetando el monto sugerido, puesto que es para que liquides más rápidamente tu deuda, por último, te indican cuándo son las fechas límites de pago.

Para que no afecte negativamente en tu historial crediticio.

Después de 60 días

null

Pasados los primeros 60 días después de la primera llamada, los ejecutivos dejan de hacer llamadas cordiales.

Lo primero que hacen es que comienzan a llamar a todos los número de contacto que dejaste, ya que lo que desean es que hables con ellos para ver cuándo debes de realizar los pagos inmediatos, pues como en toda deuda adquirida, los intereses incrementan tras el atraso del pago.

Posteriormente, los ejecutivos ya no sólo te llamarán personalmente, sino a tus conocidos y familiares. En esta parte, los despachos de cobranza comienzan hacer cada vez más complicadas las llamadas, pues ellos se encargan de que tu familia conozca que tienes una deuda con ellos y que no haz realizado los montos en los pagos sugeridos.

Además de proporcionar ese tipo de información, agregan que no contestes sus llamadas, por ello los ejecutivos se contactan con tu familia.

Esta fase es incómoda puesto que, quien tiene la deuda eres tú, no tus familiares.

Al llegar a los 90 días

null

Cuando pasan de los 90 días, la situación se torna más compleja de lo que parecía en un inicio. Olvídate que los ejecutivos de cobranza sean amables, tanto contigo, como con tus conocidos o familiares, o bien con todo aquello que tenga contacto contigo.

Las llamadas se intensifican, ya no sólo las realizan cada fecha vencida, como se acostumbraba con anterioridad, sino que comienzan a ser todos los días de la semana. Ya no se va a respetar los horarios de contacto, como se estipularon al principio, serán en horarios complicados.

En la mayoría de las ocasiones los despachos de cobranza hacen llamadas a tempranas horas del día. Así que ¡olvídate de levantarte tarde los fines de semana! Porque los despachos comenzarán, en ocasiones, desde las 7 am.

Pero eso no es todo, también con tus familiares y conocidos aplicarán las mismas estrategias de presión para que se aseguren de que pagues el monto de la deuda lo más pronto posible.

Cuando pasan de los 120 días

null

 

Al pasar los 120 días de la primera llamada, la situación es completamentamente diferente pues tu deuda será vendida a otros despachos de cobranza, los cuales ahora serán tus acreedores.

El problema con estos despachos de cobranza, es que, cuando asumen tu deuda, lo que querrán conseguir es que pagues, ya no sólo el monto que tenías en un principio, sino todo el acumulado durante los días que dejaste pasar.

En muchas ocasiones su lenguaje es ofensivo, también realizan amenazas para que liquides tu deuda. Pero, no sólo serán groseros contigo, sino con tu familia, tus conocidos, porque este tipo de despacho se encarga de ejercer presión y de esta forma pagues.

Ambos coincidimos en que este tipo de situaciones las puedes evitar desde que ocurre la primera llamada. No hay necesidad de pasar por ese tipo de hostigamiento financiero y por ello te recomendamos que te asesores no sólo financieramente, sino jurídicamente, ya que sus repercusiones en el ámbito legal son mayores.

Además que, para estas fechas de fin de año, ese tipo de llamadas no son nada agradables.

2. Afecta en tu historial crediticio

null

Es importante liquidar en tiempo y forma tus deudas, por la simple razón de que en tu historial crediticio ese tipo de conductas se penaliza hasta con 6 años, en el mejor de los casos.

Este tipo de conductas se sancionan con estar boletinado en el buró crediticio. Eso significa que, no podrás adquirir créditos de ningún tipo hasta pasados los 6 años. Ahora bien, es importante aclarar que los 6 años sólo aplican para una sola deuda; si tienes más de una, ¡imagínate cuánto tiempo tienes que esperar para volver a tener un buen historial crediticio!

Este tipo de situaciones pueden representar un serio problema, puesto que, en muchas ocasiones, tenemos apuros económicos, pero como nos encontramos boletinados no podemos acceder a un préstamo seguro, rápido y confiable.

Orillandonos a una nueva deuda con prestamistas particulares los cuales manejan altas tasas de interés, así que no es una opción confiable y que te ayude a salir de este tipo de situaciones.

El hecho de no poder ejercer un crédito por nuestro mal desempeño en esta área, nos aleja de las posibilidades de liquidar a través de un préstamo.

3. La deuda aumenta

null

Sino te haces responsables de lo que debes, en un inicio, resultará más difícil hacerlo después. Dejarlo para después es una de las peores decisiones que puedes tomar para este tipo de situaciones, porque tu deuda aumentará, junto con los intereses.

El tema de los intereses en las deudas a todo el mundo nos conflictúa, porque en muchas ocasiones pagamos, en pequeños montos lo que te pide la entidad bancaria, sin embargo, al pedir el informe del avance de nuestra deuda vemos que no pagamos nada, porque todo lo que has abonado ha sido sólo para la liquidación de los intereses, no de la deuda capital.

Sin contar que también tu deuda capital se incrementa, siendo una enorme bola de nieve que se sigue acumulando mientras dejas de pasar más tiempo.

Pero, no te preocupes, aquí te dejamos una serie de soluciones que te permitirán tener claridad para decidir cómo liquidar tus deudas.

Soluciones

1. Crédito personal

null

Los créditos personales siempre son una alternativa para liquidar tus deudas, pues cuentan con facilidades de pago. En Credifiel existen dos alternativas para solicitar un crédito: crédito por descuento en nómina, o bien, un crédito de domiciliación, en éstos, el descuento es mediante tu nómina bancaria.

Solicita tu crédito

Si decides el segundo tipo de crédito, Credifiel te brinda la oportunidad de tener un seguro colectivo contra accidentes y de salud. Este tipo de seguro está diseñado para brindarte protección y respaldo económico en cualquier tipo de accidente.

Credifiel es una entidad financiera que se encarga de ofrecer préstamos desde $2, 000 hasta $70, 000, está dirigido a todos los trabajadores del estado y cuenta créditos para cada uno de los sectores de gobierno.

Además, si logras condonar tus deudas, podrás festejar el fin de año más tranquilo, sabiendo que ya condonaste tu deuda y, además, compraste los regalos para la familia.

Las ventajas de un préstamo de este tipo para la condonación de deudas son:

La liquidez inmediata: Es decir que no tienes que hacer los pagos personalmente, se te descuentan automáticamente de tu nómina.

Fácil acceso al dinero que se te provee: Si lo que deseas es pagar tu deuda con el préstamo, éste se te da de inmediato, por lo tanto no tendrás que estar pasando por las situaciones incómodas de las llamadas de cobranza.

Te invito a leer el siguiente artículo, si quieres conocer más información sobre las ventajas de un préstamo vía nómina.

2. Asesoramiento financiero

null

La educación financiera es fundamental para solucionar tus problemas con las deudas, porque te ayudará a saberte administrar en tus finanzas.

Credifiel, impulsa la educación financiera a través de la información que brinda la CONDUSEF. Te recomendamos que también busques asesoría financiera para que puedas elaborar un plan financiero de tipo personal y, de esta forma, evitar el futuro endeudamiento.

Este tipo de planes te ayudan a organizar tus ingresos y egresos, así mismo, te sugerimos que los delimitan temporalmente. Es decir, que establezcas un periodo límite para poder ordenar tus finanzas en un tiempo determinado.

Es importante…

Que no dejes pasar tiempo para ponerle un fin a tus deudas. Recuerda que, si lo que no quieres es el hostigamiento de los acreedores, éstas pueden liquidarse de forma fácil, pero sobretodo de forma segura con Credifiel, una alternativa para la condonación de tus deudas.

Diferencias entre ser rico y vivir entre deudas

Los mejores tips en tu mail