20 tips para ser un maestro destacado

Tags: maestro destacado

La educación es una de las tareas más nobles y algunas veces, más complicada, que puede tener un ser humano.

Ser maestro implica no sólo dedicación y empeño, también se trata de contar con verdadera pasión por la profesión.

Si continuamente estás en la búsqueda de ser un mejor profesor para que tus alumnos brillen por sus resultados, te compartimos 20 tips para ser un maestro destacado.

Te aseguramos que verás resultados no sólo en tus alumnos, también en tu propio desarrollo como docente.

1. Sé siempre puntual.

art-02-Se-siempre-puntual

Parece una obviedad pero, en realidad, es muy importante que se repita: la puntualidad es una cualidad que tus alumnos valorarán de manera positiva a largo plazo.

Esto te permitirá que te acerques a ellos y trabajen en conjunto de manera activa, escuchando sus necesidades, cosa que no sucede si llegas apurado.

2. Llega con anticipación.

Lo ideal es que estés al menos 15 minutos antes de que comience tu jornada laboral en la escuela.

De este modo puedes empezar tu día sin prisa alguna, así como afinar los detalles que pienses pertinentes para dar una mejor clase durante ese día.

3. Dedica tiempo suficiente a la planeación.

art-03-Dedica-tiempo-suficiente-a-la-planeacion

No dejes para el último momento la planeación de tus clases.

Reserva al menos dos horas al día para planear un buen contenido para tus clases de la semana, de acuerdo al programa de tu escuela.

4. Prepara temas extras.

No te conformes con tener listo solamente lo que está marcado en el calendario escolar de esa clase.

Piensa que quizás te tome menos tiempo impartir cierto tema que tenías previsto y si es así, debes gestionar el tiempo restante con otro aprendizaje.

Te recomendamos que siempre prepares al menos un 20 por ciento más de lo que tenías planeado enseñar originalmente, para que estés cubierto.

5. No copies actividades grupales genéricas: créalas tú mismo.

art-04-Crea-tus-actividades-no-las-busques

Algunas veces es una verdadera pérdida de tiempo buscar actividades para impartir en tu clase.

Quizás sean todas repetitivas o una variación de lo mismo que ya has hecho.

Mejor usa tu propia creatividad y con base en tu experiencia, crea nuevos juegos o dinámicas para nutrir tu clase; es mejor crear que copiar.

6. Siempre recapitula la clase pasada.

Un maestro destacado no asume que sus alumnos comprendieron lo que les impartió la clase pasada: se segura de que así haya sido.

Antes de comenzar una nueva clase, recapitulen sobre lo que vieron en la anterior.

Es una buena forma de mantener frescos sus conocimientos.

7. Aprende a controlar tu enojo.

art-05-Aprende-a-controlar-tu-enojo

Es lógico y hasta cierto punto de esperarse, que tus alumnos en algún momento te hagan enojar.

O bien, que suceda algo en tu vida personal que te haga sentir de ese modo, pero es importante que no te lo lleves al aula.

No ganarás el respeto de tus alumnos con una mala cara, sino con empatía.

8. Respeta tus fines de semana.

Si quieres ser un maestro destacado, es importante también que cuides de tus ratos libres y te dediques tiempo a ti mismo.

Esto implica que no trabajes los fines de semana a menos que sea absolutamente necesario.

Recuerda que tiene que haber un tiempo para el descanso, para el trabajo y sobre todo, para pensar en innovaciones para el aprendizaje que vas a transmitir a tus alumnos.

9. Evita a los compañeros tóxicos.

art-06-Evita-a-los-companeros-toxicos-1

Procura estar rodeado solo de otros maestros que al igual que tú, busquen crecer en su profesión.

Los maestros tóxicos podrás distinguirlos por cosas como no querer colaborar o trabajar en equipo, negarse a nuevos tipos de aprendizaje, maltrato emocional a los alumnos, etc.

10. Crea una clase alternativa.

Quizás otro maestro se vea obligado a cancelar su clase por algún imprevisto y tengas que salir ‘al quite’.

Podrías improvisar y esperar que todo salga bien, pero lo mejor es que tengas preparada una clase alternativa o de emergencia para esas situaciones.

Así, puedes adelantar cosas del curso o bien, evaluar a tus alumnos a través juegos.

11. Utiliza en lo posible material audiovisual.

art-07-Utiliza-en-lo-posible-material-audiovisual

Un maestro destacado se distingue por hacer las clases dinámicas e interesantes para sus alumnos.

Un medio perfecto para eso es el material audiovisual: un buen audio, un podcast, quizás un par de videos, puedan ayudarte a finalizar la lección.

12. Habla calmadamente y evita gritar.

Volvemos al tema de que puede haber un momento en que tus alumnos hagan que pierdas la paciencia.

Pero gritar jamás será la respuesta, ya que generarás más ruido y tus alumnos elevarán más la voz, con lo que el nivel de molestia general se elevará.

Mejor invitalos a guardar silencio con tu actitud tranquila y explicales que habrá consecuencias si no lo hacen, por ejemplo, bajarles puntos.

13. Practica la empatía.

art-08-Practica-la-empatia

Ser un maestro empático se trata de tener perspectiva y reconocer las emociones que tengan tus alumnos.

De ese modo podrás conectar con ellos y ser capaz de escucharlos para comprenderlos, conectando de manera emocional.

14. Haz preguntas abiertas.

Como maestro tu meta debe ser formar mentes brillantes, que sean capaces de analizar lo que se les presente, cualquiera que sea la materia

Para eso, es recomendable que evites las preguntas cerradas: nada de sí o no.

Mejor utilizar preguntas abiertas que los inviten a la reflexión y al análisis, que sea necesario que trabajen en equipo o que piensen bien su respuesta.

15. Apréndete sus nombres de pila.

art-09-Aprendete-sus-nombres-de-pila

Evita llamarlos por su apellido, ya que eso les quita importancia y pone una barrera innecesaria.

Lo mejor es que los llames por su nombre y para crear un espacio de respeto, no utilices el pronombre ‘tú’.

Hablarse de ‘usted’ puede parecer raro en un principio, pero a la larga, hará que se denote una jerarquía sana y de respeto entre maestro y alumnos.

16. Aprovecha todo el espacio del aula.

No limites a tus alumnos a estar sentados de la manera tradicional, solo en filas y mirando hacia ti.

Existen otras opciones que facilitan el diálogo, por ejemplo, formar una U pegando los bancos a las paredes.

O bien, salir al patio e impartir la clase acompañado de la naturaleza.

17. No des clase magistral.

art-10-No-des-clase-magistral

La enseñanza unidireccional en donde sólo estás parado repitiendo lo que sabes no es digna de un maestro destacado.

Los alumnos no merecen estar solamente de oyentes, escuchando de forma pasiva lo que tienes que decir.

Lo mejor es que siempre los tengas participando en actividades, impulsando a hacer preguntas, a cuestionarte.

18. Camina por todo el salón.

Tampoco es que no te vayas a sentar por un par de minutos si te sientes un poco cansado de recorrer el salón.

Acá lo importante es que te muestres pendiente de los movimientos y necesidades de tus alumnos durante toda la clase.

Que vean tu interés hace que se incremente su atención a la clase.

19. No enfrentes a un alumno en clase.

art-11-No-enfrentes-a-un-alumno-en-clase

Evita engancharte si uno de tus alumnos está mostrando un mal comportamiento en clase.

Enfocar tu atención a regañarlo en ese mismo instante hará que lo avergüences y/o trate de ser aún más impertinente.

Mejor habla con él después de clase para trata el asunto con calma.

20. Enséñales nuevas técnicas de estudio.

Otra de las labores que forman parte de un maestro destacado es proporcionar nuevos métodos de estudio a sus alumnos.

Dales las herramientas para que puedan aprender mejor y así tengan un mejor resultado en todas las clases.

Ya sea el link de una página interesante, algún método novedoso que hayas visto, consejos sobre cómo gestionar su tiempo: todo es valioso.

No esperes más e integra lo antes posible estos tips a tu rutina de enseñanza.

Verás que pronto tus alumnos mostrarán mejores resultados y te sentirás más orgulloso de tu labor como maestro.

Mejora tu vida y trabajo con un crédito personal

Para ser un maestro destacado no solo es importante aplicar estos tips, también debes contar con una vida financiera sana.

Esto implica desde tener un manejo espectacular de tu presupuesto hasta apoyarte en herramientas como créditos personales que te ayudan a seguir construyendo una mejor vida.

Ya sea mejorando tu hogar con una remodelación, o en unas merecidas vacaciones para ti y los tuyos, o bien, para invertir en material para la clase, ya que algunas veces, el sueldo o presupuesto de la escuela no alcanza.

Existen créditos personales como los que otorga Credifiel: contamos con préstamos rápidos y confiables que se adaptan a tus necesidades y pueden descontarse de tu nómina de trabajo.

Invierte en tus clases, tus alumnos te lo agradecerán.

Guía para administrar los recursos en el hogar  

Los mejores tips en tu mail