15 infalibles para ahorrar si organizas la noche mexicana

Tags: Tips ahorro noche mexicana

Ya llegó septiembre, mes de fiesta y celebración, y como todo gran festejo, no solo se trata de música, comida y baile, sino de crear buenas experiencias y recuerdos de ellas.

Todo es increíble, siempre y cuando la rifa no falle y te toque organizar la fiesta a ti.

Y es que, con este tipo de eventos, la alegría no ayuda mucho a moderar los gastos, sobre todo si te visita toda la familia: las tías bailadoras y los primos reventados, con quienes no quieres quedar mal, especialmente si los frecuentas poco.

Ante tan emocionante celebración... ¿Cómo cuidar tus finanzas y prevenir este tipo de gastos tan festivos sin quedar como un aguafiestas?

Lee el siguiente texto en donde encontrarás 15 consejos para que tengas una fiesta exitosa ahorrando antes y después.

1.-Planea

Como bien lo mencionamos, nadie quiere ser recordado como el amargado y tacaño de la fiesta, pero también es importante tener un buen manejo de las finanzas.

¡No entres en pánico! Lo primero que debes hacer es ponerte las pilas y no dejarte llevar por las emociones, así tendrás un buen festejo y cuidarás tu bolsillo.

Recuerda que lo más importante es la planeación, puedes empezar haciendo lo siguiente:

  • Haz una lista de todo lo que vas a necesitar. Toma en cuenta los platillos que vas a preparar, las bebidas y, si es el caso, cómo es que vas a ambientar (esto incluye desde la música hasta los adornos). A partir de eso, piensa la manera de conseguir las cosas a buen precio.
  • Planear implica también tener listo un presupuesto. Con base en tu lista, calcula cuánto es que tu bolsillo puede cubrir. Si piensas pedir un crédito, toma en cuenta la cantidad que podrías llegar a gastar para llevar a cabo la fiesta para no excederte.
  • También considera que este presupuesto puede tener algunos cambios, pues en estas fiestas nunca faltan los invitados de los invitados, que en México siempre son bien recibidos. Esto implica comida y bebidas extras.
  • Para calcular tu presupuesto también toma en cuenta tus gastos personales diarios, esto incluye tus comidas diarias, pasajes, etc.
  • No te excedas y mejor trata de hacer rendir el presupuesto lo más que puedas. Piensa en que después tendrás que recuperarte de los gastos que hiciste en la celebración.
Contar con una buena planeación te ayudará a ahorrar dinero y tiempo. Piensa que muchas veces cuando te come el tiempo compras como sea y en donde sea, lo cual afecta tu economía.

CTA: Descarga el cuadernillo de planeación automático y calcula tu presupuesto. (enlazar descargable cuadernillo de planeación)

2.-No te emociones con tu tarjeta de crédito

No te dejes llevar por la fiesta. No importa lo mucho que te agrade la tía Mari o cuánto te emociona ver a tus fabulosos primos cantando las de Vicente Fernández. Si vas a usar tu tarjeta de crédito es importante que te moderes.

Si llevaste a cabo una buena planeación, verás que aplicar el tarjetazo en realidad no será necesario.

Cuidar tu tarjeta evitará que tengas deudas a futuro. ¡Ojo! Debes recordar que el dinero que está en la tarjeta de crédito no es tuyo, es un préstamo que debes pagar en un cierto límite de tiempo, para no generar intereses.

Mantener el buen historial es importante para el futuro, aprende a aprovechar las ventajas de un crédito.

Si no cuentas con crédito y estás pensando pedir uno, busca la institución que más te convenga y te resuelva de manera inmediata, para que consideres el crédito dentro de tu presupuesto.

3.-Compra barato

Tener ubicados algunos lugares en donde podamos conseguir todo lo necesario sin salir con un trauma por la lista de precios, puede ser de mucha utilidad, algunos de ellos son:

  • Mercados: En estos lugares es más fácil que consigas casi de todo y a un muy buen precio.
  • Central de Abastos: Si hay un sitio para comprar barato es este.
  • Tiendas del Centro: Esto seguramente ya lo has hecho. Recorrer las calles del centro, en donde hay una enorme variedad de artículos para todo tipo de festejos.
  • Tiendas de mayoreo: Comprar en lugares donde te venden al mayoreo te puede convenir cuando necesitas comprar en cantidades grandes.

Date tiempo para visitar los mercados que te queden más cerca y, con lista en mano, compara precios.

Una ventaja de comprar en el mercado es que, con suerte, además de ahorrar dinero, podrás conseguir recetas y consejos de las vendedoras, incluso hasta te podrían dar un ingrediente de pilón.

Aquí encontrarás todo lo necesario para tus platillos y también puedes aprovechar para comprar todo lo desechable a un muy buen precio de mayoreo.

Una ventaja de comprar en la central es que los precios son super amigables con tu cartera, y los productos que comprarás serán frescos, así como de buena calidad.

Pero si nunca has ido, este es un buen momento. Verás lo mucho que te ahorrarás comprando en estas tiendas.

Los refrescos,por ejemplo, pueden salir más baratos si los adquieres en estas tiendas grandes.

Lo más seguro es que haya una de estas abarroteras cerca de tu casa. Anticipate y verifica los precios.

Te darás cuenta que sale más económico comprar algunos productos aquí que en la miscelánea que está a la vuelta de tu casa o en una tienda de cadena de las que hay en cada esquina.

4.-Olvida los platillos caros

Está increible querer festejar nuestra independencia, pero, si no estás en tu mejor momento financiero, quizás no es necesario preparar chiles en nogada para quedar bien.

Aunque son ricos y festivos, no a todos les gustan y hacerlos resulta un poco caro.

Busca ideas en las redes sociales, son una magnífica herramienta para encontrar recetas festivas, creativas y lo más importante económicas. Apuesto a que has visto en Facebook alguna.

Si en la fiesta mexicana habrá niños, te recomiendo descargar: 101 lunches que cuestan $12 pesos, ahí encontrarás ideas para hacer bocadillos divertidas con un presupuesto muy bajo

También puedes apostar por los antojitos clásicos, que siempre gustan rinden bien. Piensa en que seguramente tus familiares te caerán para el recalentado.

Algunos platillos con los que puedes ahorrar son:

  • Tostadas: Este platillo, además de festivo, es mucho más barato que esos chiles en nogada a los que todo el mundo les quitan ingredientes que cuestan, como pasas o las nueces. En cambio, las tostadas cada quien las prepara a su gusto.
  • Pozole: ¿A quién no le gusta? Este plato puede ser una maravilla, que además de ser muy rico, rinde y es llenador. Perfecto para el recalentado del día siguiente.
  • Sopes: Este antojito es una buena idea y muy económica, pues lleva pocos ingrediente y la mayoría no cuestan mucho. También rinde bastantes porciones y si la familia es numerosa, es una excelente opción.
  • Taquiza: Esta alternativa puede salir un poco más elevada en costo que los platillos anteriores, sin embargo, la ventaja que tienen las personas que ofrecen este servicio es que en el presupuesto a veces también se incluyen las bebidas.

Optar por una taquiza también te ayudará a ahorrar tiempo en traslados y preparación de platillos. Los taqueros se encargarán de todo el servicio.

5.-Ponte de acuerdo

Una buena opción es repartir los gastos de la fiesta entre todos; así como también las responsabilidades.

Piensa que hacer una incluye también moverte de un lado a otro, esto también implica un gasto de gasolina o transporte que te puedes ahorrar.

El beneficio de compartir los gastos de las fiesta, es que se puede alcanzar con un bajo presupuesto para cada quien.

Además, también evitas tener que quebrarte la cabeza pensando en qué es lo que quieren para comer.

Hay apps que te permiten distribuir el gasto entre varias personas, por ejemplo podrías utilizar: SPLITWISE o DIVVY.

6.-Si puedes, evita las bebidas alcohólicas

El gasto más grande de cualquier fiesta tiene que ver con las bebidas alcohólicas, pues son de los productos más caros y con frecuencia los que más se consumen.

Es comprensible que al tío Simón le guste mucho el tequila, pero tampoco es necesario comprar en exceso. Además piensa que es una fiesta familiar y no quieres que acabe en desastre.

Si ya de plano no lo puedes evitar y quieren fiesta con botella, quítate la pena y pídeles que la traigan ellos, o bien, que hagan la vaquita.

No asumas el gasto tú, si lo haces tus finanzas terminarán muy raspadas. Ya pusiste tu casa y compraste la comida, ellos entenderán.

7.-No contrates mariachis

¡Lo sé! ¿Qué es de una fiesta mexicana si no hay mariachis? Pasa lo mismo que con la botella.

Si a tu familia de plano le gusta festejar mucho con mariachis, habla con ellos y ponte de acuerdo para hacerse cargo del gasto.

El problema con llevar mariachis a una fiesta es que el costo a veces se eleva hasta el doble.

¿Por qué? Pasa que cuando ya estás picado la lista de canciones se incrementa, porque la tía Ana está esperando a que le toquen “Paloma Negra” y tu prima Evangelina quiere “Cielo Rojo”.

Algunos mariachis cobran por canción y otros cobran por hora ( desde 1, 500 pesos), de ahí el problema de dejar que la lista crezca.

Por eso es importante establecer cómo y de a cuántos le van a entrar a este gasto.

Si nadie quiere cooperar, no asumas el gasto tú sólo y mejor aprovecha para sacar tu equipo de sonido y canten hasta el amanecer sin que ello implique un cobro de canciones extra.

8.-Solicita un crédito

Si sigues los consejos que te hemos dado y aún así te falta dinero para organizar una celebración digna, entonces puedes pensar en alguna alternativa para salir del problema financiero como solicitar un crédito.

En México hay muchas instituciones de gobierno que cuentan con alianzas estratégicas con entidades financieras sólidas como el caso de Credifiel y, por medio de ellas, los trabajadores pueden tener acceso a pequeños préstamos financieros rápidos, para solventar sus deudas y satisfacer las necesidades de sus familias.

Algunos de los requisitos que piden para poder aplicar a uno son:

  • Tener 18 años
  • 1 año de antigüedad
  • Recibir tu sueldo en alguna cuenta de nómina
  • Una solicitud de crédito
  • Identificación oficial
  • Comprobante de domicilio
  • Comprobante de ingresos ( recibo de nómina)
  • Estado de cuenta.

No solamente podrás sacar a adelante la fiesta patria, estos créditos también te pueden servir para otros imprevistos, cumplir algunas metas o emprender algún negocio.

Después de la fiesta

Una vez que ya pasó la diversión, es momento de hacer el recuento de los daños, que, seguramente por andar bailando y brindando con el tío que vino de Michoacán, se te olvidó.

Parte de este recuento, es revisar el estado de tus finanzas y elaborar un plan para sanar el bolsillo y no quedar a la deriva en los próximos meses.

A partir de aquí, ahora tendrás que recuperarte para tus finanzas no se hundan.

9.-Recicla

Es muy probable que te haya sobrado demasiado plástico y cartón entre los vasos, platos, cubiertos y botellas de refresco.

Junta todo lo que se pueda reciclar y vender. Aunque te den poco, piensa que todo suma y además ayudas al medio ambiente.

Otra opción es llevar tus envases de plástico a las máquinas de Big Box que se encuentran en la Ciudad de México, en dónde recibes puntos en un monedero electrónico a cambio de una botella de pet.

Los puntos acumulados te pueden servir para ponerle saldo a tu celular o comprar en una tienda de conveniencia. Hacer del reciclaje un hábito, también ayuda un poco a la cartera.

10.-Paga tus deudas

A pesar de ser cuidadosos con el dinero, a veces es inevitable que se te pase la mano y te excedas un poco en los gastos, como cooperar para pagar otras dos horas de mariachi, comprar el postre que te faltó o si de plano te endeudaste para poder patrocinar la fiesta.

Si ese fue el caso, es recomendable que te deshagas de ellas en cuanto puedas, de este modo evitarás pagar los intereses que generan.

Para poder hacerlo, te recomendamos lo siguiente:

  • Escribe todo lo que debes: Arrastra papel y lápiz y escribe todo lo que debes, haz tus cuentas y saca el total. Nuestra mente es increíble para recordar pero a veces necesitamos herramientas para hacer memoria.
  • Paga en plazos cortos: Establece objetivos de pago a una distancia de tiempo no muy grande para que puedas avanzar más rápido.
  • No destapes hoyos para tapar otros: A veces se piensa con la cabeza fría y parece muy fácil pedir prestado aquí y allá, no repitas la ecuación; esta es una práctica muy común y un error.
  • Alejate de personas maravilla: Los prestamistas, esas personas que prometen sacarnos de la oscuridad financiera que nos ahorca, no son una buena opción si pretendes salir de tus deudas, lo único que pasará es que terminarás peor de endeudado.
  • Date un regalo: Sólo cuando avances un poco en el pago de tus deudas. Esto te motivará a seguir adelante y hará menos pesado el objetivo.

Pégalas en donde puedas verlas a diario, así recordarás constantemente que hay que pagar.

Tacha las deudas según te vayas deshaciendo de ellas. Hacer esto te motivará a continuar con el objetivo y hasta sentirás alivio.

  • Paga más del mínimo: Abonar un poco más de la cuota mensual a las deudas ayudará a disminuir los intereses y también a evitar que crezcan.

Para llevar a cabo esta tarea, toma en cuenta tus gastos diarios y aprieta un poco el cinturón. Cuando menos te des cuenta las deudas se habrán ido.

Pides prestado de la tanda para pagar tu tarjeta de crédito y luego exprimes la tarjeta para pagarle a la vecina que presta con intereses y que te busca hasta en el trabajo para que le pagues.

Esta práctica nos puede ahogar en un círculo viciosos sin salida, en donde lo más seguro es que nuestras deudas se mega multipliquen. Mejor concentra todas tus dudas en una sola.

Estas personas a veces piden demasiados intereses y nos venden la idea de que les pagaremos en poco tiempo o que no hay problema; una vez que aceptamos no podemos deshacernos de ellos ni de las deuda.

No se trata de despilfarrar toda la quincena, sino de escoger algo que no se desvíe de tus planes de pago.

  • Gasta sólo en lo necesario: Al menos durante el periodo de pago, evita esos gastos hormiga como el cafecito con el señor del carrito, los churritos de la tarde y todo aquello que al final del día realmente no necesitas.

Estas fugas de dinero que vas sumando al final del día, en un mes se convierten en una cantidad que bien puedes dirigir al pago de tus deudas.

  • Se constante: La constancia es la clave para alcanzar tus metas. No interrumpas el ritmo de pago para que puedas acabar pronto.

11.-Después de la celebración, aprieta el cinturón

No se trata de privarte de todo, pero sí de tomar en cuenta que acabas de pasar por un gasto importante y que debes balancear un poco tus finanzas personales. Esto quiere decir que tendrás que hacer algunos ajustes en tu rutina de gastos.

Esto lo debes hacer aunque no hayas generado deudas, pues todo equilibrio es importante. Si desinflaste tu bolsillo, hay que inflarlo otra vez.

Para reponerte un poco, establece una meta de tiempo y toma en cuenta estos consejos:

  • Prepara comida en casa para llevarte al trabajo y no comer en la fonda o en el local de costumbre. Recuerda que no será para siempre, sólo mientras parchamos nuestra cartera.
  • Evita los transportes que sean caros como los taxis. De ser necesario, mide tus tiempos para llegar a tu lugar de trabajo en transportes más económicos como el camión o el metro.
  • No hagas tu pedido quincenal de zapatos en el catálogo de la secretaria de tu jefe. Aunque se trate de pagos chiquitos, mermarás tu quincena y, si tienes otras deudas o quieres ahorrar, te meterás en problemas.
  • De ser posible, también evita comprar todas la chucherías que vas encontrando camino a tu casa, desde la comida chatarra que venden en la calle hasta los detalles “para el niño o la niña” que venden en el transporte público ¿Realmente los necesitas?.
  • De momento, hay que eliminar las salidas de fin de semana: cine, cenar en la calle, bares, etc. Busca alternativas económicas mientras te recuperas. O bien alterna salir un fin de semana sí y otro no.

12.-Aplica métodos de ahorro

Nunca es tarde para comenzar. Ya viste el esfuerzo que significa armar una fiesta para toda la familia. Ahora también hay que mostrar ese lado responsable y comenzar a ahorrar. No importa cómo lo hagas, pero da el primer paso. Tu cartera te lo va a agradecer.

Aunque formas de ahorrar hay muchas, te damos algunos métodos prácticos para comenzar:

  • Aplica el método de la escalera: fija una meta de ahorro para el final de la semana y trata de incrementarlo para la siguiente. A esto se le conoce como escalera de ahorro, pues vas subiendo el monto semana con semana.
  • Aparta un porcentaje de tu quincena: dedica un cierto porcentaje de tu sueldo y destínalo al ahorro. Tú define el monto. Por supuesto, apartando lo que abonarás a tus deudas y revisando qué puedes quitar de tus gastos diarios.
  • La botella de refresco: esta forma de ahorrar es un gran reto, pero increíblemente útil. Consigue una botella de refresco desechable de dos litros. Hazle una ranura junto a la boquilla y deposita monedas de 10 pesos en ella hasta que logres llenarla.
  • El truco del dinero perdido: consiste en apartar una cantidad de dinero y hacerla “perdediza”. Esconde esa suma de efectivo y no la toques. Resuelve problemas como lo harías si no tuvieras ese dinero.

Tú determina el tiempo y la cantidad que quieres ahorrar. Solo hay que tener disciplina, ser constantes y establecer objetivos.

Algo que también debes saber para poder ahorrar, aparte de tus metas y objetivos, es que tienes que aterrizar bien tus capacidades de ahorro, en otras palabras, ser realista. Tus expectativas también lo deben ser.

13.-Haz que crezcan tus ingresos

Nada como poner en práctica tu creatividad y el uso de tus habilidades para inflar un poco más el cochinito. Incrementar los ingresos es parte del buen manejo de las finanzas.

Aplica estas ideas:

  • Las ventas por catálogo: son una gran herramienta para conseguir dinero extra, preguntale a la compañera que vende zapatos en el trabajo. Hay que abrirle la puerta a nuestro vendedor interno.
  • Saca provecho de tus destrezas ocultas: es otra manera de obtener dinero extra.

Hay una gran variedad de productos que puedes ofrecer: belleza, hogar, ropa y calzado. La ventaja de vender por catálogo es que puedes empezar poco a poco y sin necesidad de invertir demasiado.

Todos tenemos una habilidad extra, como cocinar, reparar aparatos eléctricos, pintar casas, enmendar ropa o conocimientos de plomería. ¡Ofrece tus servicios! Seguramente hay muchas personas que los necesitan.

Lucir tus talentos es una muy buena manera de obtener ingresos adicionales. Hay que ponerlos en práctica.

  • Enseña lo que sabes: si tomaste cursos de repostería, sabes algún idioma o eres bueno practicando algún deporte, por qué no sacar ventaja.

Puedes impartir cursos en tu casa, así no tendrás que pagar renta. Si todo sale bien, invierte en aprender otras técnicas de lo mismo que enseñas. Mantente actualizado y podrás dividir los cursos en niveles.

Para ganar más no es del todo necesario trabajar horas extra en la oficina, el secreto está en poner en práctica esa habilidad que tenemos y convertirla en un negocio.

14.-Aprende a manejar el dinero

El conocimiento es poder. Date la oportunidad de aprender sobre finanzas personales para aplicarlas a tu vida diaria.

De esta manera podrás identificar cuáles son las fallas que afectan a tu quincena.

Toma algún curso sobre manejo de finanzas personales, en donde te enseñen las ventajas de saber ahorrar y a controlar tus gastos diarios; así como formas de inversión.

Estar bien informado te ayudará a tener un mejor control sobre tus ingresos y te dará ventaja sobre imprevistos.

También es una buena manera de cumplir metas futuras como un viaje o emprender algún negocio.

Si tienes hijos, enséñales a manejar su dinero. Un ejemplo es que ahorren su domingo para cumplir un objetivo, como comprar un juguete. El esfuerzo los hará más conscientes del valor de las cosas.

15.-Dale valor a los créditos

Los créditos pueden ser grandes aliados en el manejo de tus finanzas personales si los manejas correctamente, ya sea que los uses para salir de un imprevisto, invertir o cumplir una meta.

Una de las ventajas de este tipo de préstamos es que se autorizan de acuerdo a tu capacidad de pago. Ninguna institución seria te va a ofrecer más de lo que puedes pagar.

Algunas instituciones como Credifiel otorgan créditos vía nómina, de manera que los pagos se descuentan de manera automática.

Organiza tus gastos con este cuadernillo de planeación

Los mejores tips en tu mail