Ventajas de domiciliar tu crédito

No cabe duda de que los créditos para trabajadores del gobierno están llenos de ventajas, no importa la perspectiva desde la cual quieras verlos, siempre vas a encontrar una buena razón que te ayudará a decidirte para solicitar uno.

Y es que cuando llegues al momento en el que te pregunten "¿De qué forma desea realizar su pago?", lo más seguro es que dentro de las opciones estará la domiciliación. Pero ¿Qué es domiciliar tu crédito? y ¿Cómo podría convenirte? Antes de que te enfrentes a este momento y no tomes una decisión adecuada por desconocimiento, mejor te brindamos la información que necesitas saber.

Para comenzar, la domiciliación es un proceso a través del cual tú le indicas al banco los pagos que de forma automática deberá hacer, en este caso hablando de tu crédito, la institución bancaria se encargará de hacer los pagos quincenales o mensuales a Credifiel, facilitándote el procedimiento de pago y evitando retrasos.

Es verdad que un crédito domiciliado es una gran idea, sin embargo, aquí te hablamos de las razones que tienes para hacerlo. En Credifiel, nuestros préstamos son vía nómina y también por domiciliación. Checa aquí por qué te conviene:

Evitarás el riesgo de tener dinero en efectivo: Actualmente, ¿Quién trae dinero en efectivo en la bolsa? Aunque para muchas cosas, como el transporte y la comida, el dinero en efectivo sigue siendo necesario, también hay muchas otras cosas que se pueden pagar de forma domiciliada. Además de práctico y sencillo, puedes mantenerte seguro ya que no tendrás una cantidad grande de dinero yendo de un lado a otro contigo. Lo mejor es domiciliar tu crédito para evitar la pérdida o incluso el robo de dinero.

Contarás con un mejor historial crediticio: Aunque para Credifiel este no sea un requisito necesario para otorgarte un crédito o un refinanciamiento, en cuestiones financieras lo mejor es siempre tener las cuentas en orden. Además, nunca sabemos si en un futuro necesitaremos alguna recomendación de pago, por ello es que tener un crédito domiciliado evitará que por olvidos o por equivocaciones tu historial se vea manchado por faltas de pago. Es mejor irse a la opción más segura.

Mantendrás tu cuenta bancaria en movimiento: Hay algunas cuentas de banco que, dependiendo sus características, si no tienen por lo menos un movimiento al mes, cobran comisiones lo que por supuesto se traduce en costos extra que no se tienen contemplados para las finanzas personales. Aunque los cargos no parezcan ser muy grandes, cuando los vemos de forma mensual nos damos cuenta de que si pueden significar un gran gasto para nuestros bolsillos. En cambio, si decides domiciliar tu préstamo, tu cuenta bancaria estará continuamente en movimiento de forma natural y automática, tú no tendrás que preocuparte de nada.

Olvídate de las fechas de pago: A veces todas las cosas en las que tenemos que pensar y el día a día nos hacen olvidar fechas importantes. No estamos hablando del aniversario o del cumpleaños de nuestros familiares, aunque también sucede, más bien estamos hablando de aquellas fechas en las que ciertos pagos se deben hacer pues de lo contrario, lo más seguro es que tengamos recargos e intereses en nuestro crédito. Al contar con la ventaja de poder domiciliar tu préstamo podrás olvidarte de estos días de pago, así tu banco te estará ayudando a tener un mejor historial crediticio y a mantener al día tus finanzas.

Tus finanzas familiares no se verán afectadas: Si la forma de administrar las finanzas de la familia es a través de diversas cuentas, ¡Felicidades! Este es un gran tip que muchas familias deberían de practicar. Es por ello que si tienes diferentes cuentas de banco, sólo utilizarás una para domiciliar el pago de tu crédito y el resto del dinero para la despensa o para los gastos del hogar no se verán afectados y siempre estarán disponibles para ti y para tus hijos. Al tener diversas cuentas puedes contar con la oportunidad de tener una mejor administración y además, de ahorrar un poco más pues es más sencillo volverse consciente de la cantidad total que tenemos y también de la que podemos disponer. Míralo por el mejor lado, no gastarás de más ni contarás con dinero que no tienes.

Puedes ahorrar tiempo: Si no domicilias tu crédito lo más seguro es que serán algunos minutos los que dediques a hacer alguna transferencia bancaria o que incluso, tengas que ir directamente a las oficinas de la institución con la que tienes el crédito para realizar el pago en efectivo. De cualquier forma que decidas hacerlo habrá que invertir tiempo y como mencionamos más arriba, puedes olvidar hacer estos pagos. Una gran opción es que decidas tener un crédito por domiciliación y te dediques sólo a pensar en las mil y un formas que tienes para disfrutar de tu dinero.

Para obtener un crédito con Credifiel los trámites son muy sencillos. Lo único que necesitas para poder domiciliar el descuento de tu préstamo es una cuenta bancaria. ¿Ya la tienes? ¡Perfecto! No esperes más y deja que tu banco lo haga por ti. Al momento de solicitar el préstamo con nosotros, tú nos indicarás la forma de pago que prefieres así como la periodicidad en la que lo harás.

Trámites sencillos para obtener dinero más rápido. Los sueños no esperan y en Credifiel lo sabemos. Solicita tu crédito ahora mismo a través de nuestros teléfonos y también a través de los canales digitales.

Metadescripción: Cuando solicitas un crédito hay distintas formas en las que puedes realizar el pago. En este artículo hablamos de las ventajas de domiciliar tu crédito y olvidarte de que tienes un financiamiento.

Cómo fijar y cumplir tus metas financieras

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario