Tendré visitas por un mes y los gastos de servicios aumentan

Dicen que no todos nacieron para ser un buen anfitrión y es que, a ciencia cierta, recibir visitas en la casa siempre causa un gran conflicto. Cuando eres soltero podría ser que las cosas resulten más sencillas, no tienes que pensar en el espacio y mucho menos en el número de personas a las que deberás darles de comer. 

A veces es fácil pensar que "Donde cabe uno caben tres", sin embargo, suele complicarse mucho más que sólo eso. ¿Qué hacer cuando tus visitas se van a quedar un mes en casa? Cuando llegan los primos, los tíos o incluso tus sobrinos a la casa no sólo significa que los gastos de servicios aumentarán, también se involucra el tiempo y la atención la cual cuando eres trabajador del sector salud es prácticamente imposible tener o saber en qué momento podrías estar disponible.

Por ejemplo, si las visitas llegan porque decidieron que quieren dar un tour por la ciudad, lo más lógico es que desearán que también seas tú quien los lleve a conocer los atractivos más emblemáticos del estado. ¿A qué hora? ¿En qué momento? ¿Con qué dinero? Estas son sólo algunas de las preguntas que comienzas a hacerte cuando te enteras de que las visitas llegarán a tu casa.

Entonces, ¿Cómo prepararte ante este acontecimiento? Si bien es necesario acomodar y hacer algunos arreglos al interior de la casa, también debes de buscar la forma de ahorrar lo más posible del presupuesto siendo que en las siguientes semanas podrías gastar mucho más en los servicios y también en la despensa.

A continuación te vamos a dar una lista de claves que puedes seguir para recibir visitas en casa y no afectar tu presupuesto:

Elabora una lista de los platillos que les gusta comer a los invitados: A veces es complicado adivinar qué es lo que les gusta comer a tus invitados pues puede resultar que algunos estén a dieta o también puede ser que sigan alguna tendencia con la que no coman carne o algún producto derivado de los animales. Ante esto lo que puedes hacer es preguntar con anticipación qué les gustaría comer y con ello, armar un presupuesto semanal que también te permita pensar en otras posibilidades gastronómicas. Por ejemplo, si alguien no come carne roja, puedes pensar en diversas posibilidades de cocinar pollo o pescado. Con esta lista también puedes evitar gastar en la compra de cosas innecesarias o que no se aprovechan debidamente.

Permite la circulación de luz y de la ventilación natural: Si vas a tener que hacer alguna modificación en el acomodo de muebles para que puedan colocar colchonetas o algún colchón inflable para que todos tengan donde dormir, asegúrate de que éstos no tapen las entradas de luz y de ventilación. Al hacer podrías ahorrar en el recibo de luz ya que podrías encender las luz por las noches hasta que el sol ha partido o bien, durante las mañanas puedes aprovechar la luz del día. Otra forma de ahorrar dinero en el recibo de energía eléctrica es porque mediante la ventilación natural evitarás prender el aire acondicionado pues es lógico que habiendo tantas personas en un mismo lugar, el calor comience a concentrarse.

Define algunas reglas al interior del hogar: Podría parecer que hablarle de reglas a los invitados sería como falta de cortesía o de educación, sin embargo, si lo haces parecer como una dinámica divertida podría dar grandes resultados. Un ejemplo es el horario de ver televisión, aunque no es la actividad ideal cuando visitas a la familia si se debe tomar en cuenta dentro de las reglas. También podrías proponer que todos deben ver el mismo programa a manera de ahorrar en luz eléctrica. También es importante tomar en cuenta el consumo de agua por lo que reduce y define el tiempo que cada quien puede tardarse bañándose. Esto te ayudará a disminuir el impacto de las visitas en tus bolsillos.

Recibir visitas en casa no es algo que únicamente tenga un impacto económico durante el tiempo de la estancia, generalmente los servicios que se pagan de forma bimestral o mensual también se ven afectados e incluso, podrían causarte futuras deudas si no los cuidas o los contemplas con anticipación.

Tener visitas en casa y más cuando son seres queridos siempre es un momento bonito y divertido, sin embargo, debes estar consciente de esto para evitar que la emoción te haga gastar de más. En México nos gusta consentir a los que queremos pero también es prudente tener un límite sobre las cuentas.

Otro punto importante es que sí se vale aceptar que los invitados aporten a las cuentas. Aunque pienses que esto no es padre o que no es un gesto de hospitalidad, piensa que no aceptar ese dinero podría causarte más de una deuda. O quizá no tengas que aceptar una cantidad económica pero sí podrías permitir que un día compren el gas o que lleguen con un poco de despensa.

Si tienes problemas económicos a futuro, también puedes pensar en la opción de solicitar prestamos para empleados del imss los cuales funcionan mediante descuentos via nomina. De esta manera ni los invitados sorpresa ni los eventos familiares harán que tus finanzas sufran un desequilibrio. Si con anticipación aprendes a organizar tus finanzas, podrías invertir en una nueva entrada económica.

Recuerda que los créditos son una herramienta financiera que pone la balanza a tu favor, conoce los mejores tips y aprende a utilizarlo para incrementar tu capital.

10 Cosas que no pueden faltar en casa cuando tienes visitas por períodos extensos

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario