No gastaes de más este 14 de febrero 

En este 14 de febrero, no necesitas gastar demasiado para demostrar que quieres a una persona. Evita endeudarte con cosas materiales. 


Emocionados por nuestra disposición a gastar, no es de extrañar que las marcas aprovechen la oportunidad para aumentar los precios el 14 de febrero.

Pero solo porque cada pareja hace cola para usar su dinero de forma irresponsable no significa que tengas que hacer lo mismo.

Ser descuidado con tu dinero no es la mejor manera de mostrar tu amor o tu amistad ni de encender el romance y la pasión. Además, en lugar del valor monetario del obsequio, los personas aprecian cada vez más la intención que motiva el gesto.

En este sentido, los aspirantes a Romeos y Julietas deberían tomar nota: los grandes y costosos regalos pierden su atractivo romántico cuando no van acompañados de un sentimiento honesto y profundo En cambio, aquello que uno da con sinceridad, algo único y especial, es lo que está ga-nando corazones.

Esta es una buena noticia para tu billetera.

Puedes dejar de sentirte estresado por no haber superado la cantidad de dinero que gastaste en el obsequio del catorce de febrero del año pasado.

Gastar el catorce de febrero no vale la pena

Para que nadie nos acuse de ser amargados y cínicos, nos gustaría felicitar a nuestros lectores que llevan una sana, feliz y amorosa relación con sus parejas, y que tienen amistades benéficas y provechosas.

No hay nada de malo en querer celebrar el amor y la amistad un día o fin de semana especial.

Pero a decir verdad, a diferencia de otras tradiciones, cualquier efecto psicológico beneficioso que se obtenga de buscar el regalo más costoso para satisfacer las presiones sociales no tiene nada que ver con el amor. 

La atención diaria, la bondad y la confianza mostradas a tu pareja son mucho más importantes para mantener el amor que cualquier gasto imprudente, por más romántico que sea.

Esto hace que el catorce de febrero, más que cualquier otra celebración, sea simplemente una excusa para que ciertas empresas llenen sus cuentas.

La pareja inteligente, entonces, puede hacer un mejor uso de su catorce de febrero resistiendo la tentación de gastar dinero solo para presumir a los demás que su romance es tan vacío y genérico como el de los demás.

Por el contrario, puedes planear celebraciones auténticas que tengan como base y sustento una experiencia compartida que enfatice las cualidades únicas de su amor.

La mejor forma de no gastar de más este catorce de febrero es con la realización de una celebración del amor diaria, espontánea y significativa.

Las empresas solo quieren que compres sus productos, como lo quieren el resto del año, los que venden flores y chocolates suben sus precios para ganar más, y tú puedes demostrar tu cariño de muchas otras maneras. 

La verdad sobre el 14 de febrero

Innumerables mensajes de marketing han dejado huella en nuestra memoria, convirtiendo el catorce de febrero en joyas, flores, chocolate, buena comida y bebida, y en muchos otros objetos de consumo que al final nada tienen que ver con el amor ni con la amistad.

Nos dicen una y otra vez que esa es la manera de celebrar el día y que así es como muestras el verdadero amor.

Pero si realmente quieres celebrar este día de una forma especial, en su forma más pura, podrías intentar mil formas originales para compartir tus sentimientos con la persona que amas.

El punto es que las costumbres y los comportamientos que se han convertido en las señas de identidad modernas del catorce de febrero no son honestas ni sinceras.

Medir el amor por alguien en términos monetarios habla más de tu poder adquisitivo que de la calidad de tus sentimientos.

Podrías odiar a tu pareja y regalarle un Mercedes Benz porque esperas que esto genere una imagen falsa de tu relación hacia los externos.

La práctica de gastar dinero para mostrar tu amor es producto del trabajo de mercadólogos astutos que han hecho que consideremos que el dinero expresa sentimientos.

En consecuencia, la psicología humana ha permitido que estas prácticas se filtren y se apoderen de nuestras conciencias y, por ende, de nuestros recursos económicos.

Los gastos como un gesto de compensación no son amor

No podemos evitar preguntarnos cómo un día que se supone que tiene que ver con el amor a menudo resulta estar lleno de gastos innecesarios, estrés y situaciones de peligro potencial.

Literalmente, se ha demostrado que las rupturas ocurren más a menudo en las semanas inmediatamente anteriores y posteriores al día más romántico del año.

Los investigadores sugieren que las relaciones que son disfuncionales para empezar se vuelven más frágiles cuando se las considera a través de las expectativas elevadas de momentos significativos como el catorce de febrero.

Por lo tanto, las parejas con problemas pueden gastar más para com-pensar las deficiencias emocionales que existen en sus relaciones, en un gesto por mejorar o estabilizar los vínculos interpersonales.

Si en la actualidad tienes la fortuna de tener una relación relativamente sana y de apoyo, hay una presión innegable para hacer algo especial y costoso que demuestre tu amor cuando llega el catorce de febrero.

En una relación que no se basa en el cariño, la confianza y el amor, es probable que las expectativas materiales tengan un peso mayor del que deberían.

Una encuesta del año pasado reveló que hasta el 25% de los hombres celebra la ocasión por un sentido de obligación o porque esperaban tener suerte en algún nuevo romance, más que porque sientan un compromiso de reciprocidad amoroso con su pareja.

Mientras tanto, el 13% de las mujeres dijeron que decidieron celebrar porque todos los demás lo estaban haciendo.

Por lo general, este tipo de información nos deja ver que muchas personas celebran, compran y gastan porque los demás lo hacen y no porque les nace un sentimiento puro que los invite a dar y compartir.

A menudo, esto significa ceder a la presión social y hacer lo que otras parejas hacen. En el catorce de febrero, ceder a estas presiones significa pagar precios exagerados.

Te invitamos a celebrar el amor y la amistad de una forma auténtica y sincera. No trates de compensar las deficiencias emocionales con dinero, no sirve de nada. Vale mucho más un abrazo afectuoso y un "te quiero".

En Credifiel tenemos más artículos como este con información relevante que te ayudarán a tomar mejores deciciones financieras. A la vez, te invitamos a descargar nuestra Guía Breve sobre Cultura financiera totalmente gratis. 



Guía breve sobre cultura financiera

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario