Como poner un negocio que te dé dinero diario

Poner un negocio es una excelente opción para tener ingresos extra en tu bolsillo. Necesitas una idea que sea rentable, invertir y solo encargarte de administrarlo. 

Pensar únicamente en deudas o en generar dinero porque lo necesitas, probablemente serían las razones por las que no logres crecer de manera personal y tampoco, como un emprendedor.

Si tu crecimiento en estos dos aspectos se ve reducido, lo más probable es que tu empresa tampoco crezca de la forma que habías pensado y también deseado. Si estás pensando en poner un negocio, debes saber que en lo último que debes enfocarte es en el hecho de que te hará ganar dinero.

Claro, todos los negocios es lo que buscan pero si te enfocas en ofrecer buenos productos y atención al cliente, seguramente será más sencillo echarlo a andar y encontrar una opción que te brinde la mejor forma de hacerlo.

Antes de poner un negocio piensa en las razones que tienes para hacerlo: ¿Disfrutas la actividad que harás? ¿Tú comprarías el producto con el servicio ofrecido? ¿Tus clientes serán lo más importante?

Si a todo lo anterior respondiste que sí, entonces puedes comenzar a pensar en los siguientes pasos que incluyen la planeación de todo el negocio.

Este paso es fundamental antes de iniciar cualquier proyecto, además de ayudarte con la visión general de la empresa, podrás tener una idea del capital y presupuesto que necesitas para empezar, aunque esto sea de los últimos pasos que debes dar puesto que seguramente podrías sorprenderte de saber que no es la cantidad de dinero que habías imaginado.

Algunas de las razones que puedes tener para iniciar un negocio son:

Incrementar los ahorros para tu retiro 

Esta debería de ser una de las principales razones que aparezcan en las listas de todas aquellas personas que deseen aventurarse en el camino del emprendimiento. 

Un negocio siempre te ayuda a pensar en el futuro, pocas veces deberíamos de pensar en los resultados a corto plazo que puedan darnos.

Planear a futuro siempre es importante para crear objetivos a largo plazo que mantengan motivados a todos los participantes del proyecto, así sabrán que cumplir con sus respectivas actividades dará más beneficios que únicamente “El día a día”.

Comercializa en algo que siempre te ha gustado

¿Nunca llegaste a pensar que había algo que te gustaba tanto que deseabas venderlo y hacerlo llegar a más personas? Yo sí, siempre las cosas que probaba me hacían decir: “Cuando sea grande voy a hacer una empresa que las venda” porque era tanto mi gusto por ellas que quería que más personas disfrutaran igual que yo.

Esta es una buena razón para comenzar una empresa, la idea de compartir algo que te gusta mucho puede llevarte a realizar el negocio con más alegría y felicidad para todos tus clientes.

Crear empleos

Sabemos que la situación actual de país no es precisamente la más óptima y que por esta misma razón, miles de personas se encuentran desempleadas.

Aunque con tu negocio no podrás emplearlas a todas, de cualquier manera podrías hacer que la empresa que comenzó como un proyecto personal, se convierta en algo que beneficie a más de uno.

Pensar en la prosperidad de todos siempre harán que pasen cosas padres, al final, esto es lo que deseamos dentro de nuestro negocio, ¿Cierto?

Invertir en un patrimonio para tus hijos 

¿Estás planeando el futuro de tus hijos? Invertir en un negocio siempre será una buena opción para los próximos años.

De esta manera no nada más podrás tener ingresos suficientes para pagar la universidad y los estudios que deseen hacer sino que también podrás tener dinero disponible para otros proyectos, viajes y etapas de la vida.

A todos nos gusta tener la posibilidad del dinero al instante.

Enfrentarte a nuevos retos 

Otro de los motivantes para comenzar con un negocio es el hecho de saber que vienen muchos y nuevos retos por enfrentar. ¿Cómo hacer frente a las crisis económicas? ¿Cómo hacer una campaña de marketing? ¿Problemas económicos?

Aunque suene rara la idea de pensar en la adrenalina como una razón para iniciar un negocio, ésta puede ser una gran idea. Recuerda que los objetivos siempre deben ponernos a prueba lo suficiente para que realmente lo tengamos como un reto.

Como podemos ver, las deudas no siempre son la mejor razón para comenzar un negocio y mucho menos, para realizar una gran inversión.

Es ilógico únicamente enfocarse en que por cada peso invertido deberás ganar tres, claro que como estrategia siempre se debe observar la mejor opción para invertir, sin embargo, no nada más hay que enfocarse en ello. La forma más sencilla de comenzar un negocio, por la razón que sea, es a través de la solicitud de un crédito.

Si ya sabes cuál es tu razón y también has pensado en su planeación, entonces lo único que te falta es la liquidez económica para iniciar el nuevo proyecto. Que no sean las deudas un motivo para quedarte fuera de la competencia, por el contrario, úsalas a tu favor y solicita un crédito ahora mismo.

Al invertir tu préstamo en un negocio tendrás la posibilidad de comenzar a ganar lo antes posible, de esta manera el crédito prácticamente se pagará solo y tú no tendrás que preocuparte por las mensualidades.

En Credifiel contamos con convenios con las empresas gubernamentales para ofrecerles a sus trabajadores una forma más sencilla de hacer crecer sus ingresos y sus oportunidades para tener el estilo de vida con el que siempre han soñado.

Nuestros créditos son por plazos cortos y además, tenemos descuentos vía nómina, lo que te ayudará a reducir los intereses.

Tampoco solicitamos aval ni ningún tipo de garantía, nadie más podría ofrecerte tantas facilidades para iniciar tu próximo negocio, pagar tus deudas o también, pensar en el futuro de tus hijos.

En Credifiel somos tus aliados financieros durante todas las etapas de tu vida. Nosotros contamos con préstamos para liquidar deudas. 

5 Ideas de negocio con poca inversión

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario