Los 6 sencillos pasos a considerar para adquirir tu crédito de nómina

¿Alguna vez te imaginaste que podía ser tan sencillo adquirir un crédito de nómina? Yo tampoco lo había imaginado. En mi experiencia y a través de los casos de múltiples amigos y conocidos, sabía que la solicitud de un crédito podía ser una cosa terrible, casi que era algo que no se le deseaba ni a tu peor enemigo, sin embargo, en caso de ser necesario pues no había muchas opciones.

Mi nombre es Leticia y quiero contarte un poco acerca de la experiencia que tuve en la solicitud de un crédito. Pero no creas que este era un crédito cualquiera, mi salvación fue un préstamo vía nómina. Pero antes de contarte acerca de él, quiero hablarte de toda la historia previa que tuve que pasar.

Bien dice el dicho que "cuando más oscuro está es porque pronto va a amanecer" y algo muy parecido fue lo que me sucedió a mi. En ese momento en el que la esperanza se perdía, apareció Credifiel. ¿Cuál era la razón por la que necesita obtener un préstamo financiero?

Durante ya varios años de mi vida me he mantenido rentando una casa en donde mis hijos y yo podemos vivir tranquilamente. La verdad es que la casa es un poco lejos de los lugares que frecuentamos, el trabajo y las escuelas de los niños no son tan cerca y además de invertir mucho dinero para trasladarnos, también el tiempo se vuelve muy complicado pues hay que invertir varias horas en ello.

A pesar de estas inclemencias, la verdad es que vivimos muy cómodos en este lugar. Los vecinos son buenas personas y en diversas ocasiones nos hemos ayudado, lo que favorece la convivencia y sobre todo, la seguridad pues nos cuidamos unos a otros. A pesar de todo esto, siempre he deseado adquirir una casa propia para mis hijos y para mi, no hay mayor seguridad para el futuro que esto.

Aunque mi trabajo es sólido y cuento con un contrato que me respalda, mis ingresos no son muchos. Trabajar en el gobierno te da algunas ventajas, como por ejemplo, no estar en peligro de que la empresa pueda quebrar por alguna falla en cualquier momento. Esto se traduce también en seguridad y en estabilidad para poder hacer algunos proyectos a futuro.

¿Alguna vez has tenido una oportunidad que parece especialmente hecha para ti? De esas que no puedes dejar ir. Un buen día mientras iba de camino a la casa, vi que un departamento estaba en venta. Enseguida anoté el número telefónico del anuncio y llegando a casa marqué para solicitar informes. Cuando me contestaron me quedé congelada. El precio del departamento era muy barato y además, estaba dentro de la ciudad. Sinceramente hoy en día esas oportunidades no se encuentran tan fácil. Yo estaba desesperada porque quería que ese departamento fuera mío pero para ello, necesitaba mucho dinero.

Yo tenía algunos ahorros que había podido guardar durante los últimos años pero obviamente no me alcanzaba ni siquiera para dar un buen enganche. Tuve que ir de urgencia con los banco. Primero fui con la institución en la que he tenido cuenta bancaria durante más años, pensé que ellos podrían ayudarme. Al principio hicieron parecer que esto sería muy sencillo, sin embargo, después de que la inmobiliaria y el banco hablaran, se dieron cuenta de que no podrían prestarme la cantidad completa y del total que había solicitado, sólo podrían darme el 60% debido a que mis ingresos no son muy altos y en mi historial crediticio tengo algunas fallas y retrasos.

Con ese dinero y con mis ahorros no era suficiente para el enganche, además también tenía que considerar los gastos de escrituración y todos los trámites a realizar. Ante tal situación sólo tenía la opción de continuar mi búsqueda e intentar conseguir el dinero en otras instituciones financieras así que tomé mis papeles y continúe mi camino.

Fue así como acudí a tres instituciones financieras más y en todas me decían lo mismo. Era de entenderse, sin embargo, yo necesitaba el dinero y me sentía desesperada de no poder conseguirlo. Me sentía en el limbo, justo en ese momento en el que el patrimonio de mis hijos se me iba de las manos poco a poco. Nadie quería otorgarme el crédito completo y tampoco era una buena opción solicitar más de un crédito, eso podía meterme en problemas.

Fue así como la verdad, perdí la esperanza por completo pero como dicen por ahí "Siempre hay un ángel cerca de ti", entonces una de mis compañeras de trabajo me recomendó ir con Credifiel, "ellos te ayudarán para adquirir tu crédito vía nómina en sólo 6 pasos" y como lo dije al principio, esto lo creía imposible, sin embargo, fue más que cierto y me volví un caso de éxito.

Lo único que tuve que hacer fue ponerme en contacto con ellos, esto como paso no. 1. La verdad es que les escribí a través de redes sociales e inmediatamente le dieron seguimiento a mi caso. No tuve que ir a ninguna sucursal para hablar con los ejecutivos así que pudimos dar pie al paso no. 2 en donde me preguntaron la dependencia de la cual soy trabajador de gobierno. Yo no sabía que ellos tienen convenio con el gobierno y que por eso yo tenía un crédito prácticamente aprobado.

Lo único que tuvieron que hacer fue verificar que mi dependencia tuviera el convenio que me permitiera adquirir un crédito de nómina. Efectivamente esto era posible y en el paso no. 3 sólo tuve que enviar algunos documentos para pasar al 4º paso: validar la información. Mis documentos se cotejaron con la información que mi dependencia gubernamental tenía, todo fue rapidísimo.

Una vez que esto sucedió sólo había que definir algunos detalles del crédito. Me preguntaron que cuál sería la forma de pago que prefería y también cuál sería la periodicidad con la que haría mis pagos, aquí entendí que estábamos en el paso no. 5 y que pronto tendría mi dinero. Después de que este punto quedó aclarado, sólo tuvieron que pasar algunas horas para recoger el dinero y dar por terminado mi proceso de 6 pasos.

Posterior a esto sólo tuve que ver el siguiente paso con la agencia inmobiliaria para que ese departamento fuera mío y de mis hijos. De lo demás, ellos se encargaron. Aunque parezca una historia sacada de un cuento, así es como pueden pasar cosas milagrosas, a través de Credifiel pude adquirir mi crédito de nómina sin necesidad de revisar el buró de crédito y sin que mis ingresos fueran un problema.

Al igual que yo, tú también has realidad tus sueños.

Checklist: Pasos y detalles que debes cuidar al momento de solicitar un crédito

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario