Libre de deudas: Un sueño Posible

¿Sabías que las deudas pueden estar directamente relacionadas con la comodidad? ¡Sí! Lejos de referirnos únicamente a la comodidad que nos dan las cosas que compramos, también existe una gran comodidad al pagar con tarjetas de crédito en lugar de guardar y administrar el dinero en efectivo.

Esta es una de las principales razones por las cuales las personas adquieren deudas que después, son incontrolables y parecen no tener fin. 

Pero antes de comenzar a hablar del tema, también es importante mencionar que no todas las deudas son malas, para ello se debe tener muy claro en cuáles es prudente entrar y de cuáles es mejor mantenerse lejos.

En el párrafo anterior mencionamos las compras con tarjeta de crédito, aquellas que se van haciendo con compras “pequeñas” y que con el paso del tiempo, sin darnos cuenta, suman cantidades de dinero que después no podemos pagar.

Estos impulsos son los que se deben evitar a toda costa, este es el tipo de deudas innecesarias en la vida porque no aportan beneficios claros ni a largo plazo.

En cambio, existen otro tipo de pagos a largo plazo los cuales desde el primer momento estás consciente de que existen y además, tienen un objetivo particular.

Claro que estos no se pueden denominar “deudas” por una simple razón, existe un objetivo y están debidamente controladas. Por ejemplo, comprar una casa, un auto, renovar o construir en un terreno, en fin.

Todos ellos ofrecen mejoras a la calidad de vida de las personas y por ello, los préstamos y los créditos para dichos objetivos sí se deben tomar y hay que estar cerca de ellos pues los beneficios son enormes.

En cuanto a las deudas de las que debemos mantenernos lejos se encuentran aquellas causadas por la adquisición de productos como tecnología, muebles, electrodomésticos y muchos otros más que generan altos niveles de intereses y que además, su tiempo de vida suele ser muy corto.

Para hacerlo puedes tomar algunas medidas precautorias como:

  • Hacer una lista de necesidades y ordenarlas por prioridades, así será mucho más sencillo saber cuáles se deben solventar primero y cuales pueden esperar. Creer que todo es necesario y además urgente es la principal razón por la cual las compras suelen ser desmedidas.
  • Elabora presupuestos y fija días específicos en los cuales puedes adquirir dichos productos o hacer las compras necesarias para satisfacer la lista de necesidades. Esto te ayudará a saber cuándo puedes hacer gastos extra sin afectar las cosas importantes del hogar.
  • Piensa en algunas opciones “De segunda” si no es necesario adquirir productos nuevos. Hacerlo puede ahorrarte mucho dinero y también, mantenerte lejos de las deudas de una forma inteligente. Recuerda que las cosas que se catalogan como “de segunda” no tienen porqué ser malas, al contrario, podrías encontrar opciones antiguas con mejor calidad que las actuales.

También es importante decir que aunque, quizá, por algún mal cálculo hayas caído en alguna de estas deudas, los financiamientos y créditos para poder liquidarlas son una excelente opción, así que no te debes preocupar por encontrar la mejor forma de ganar dinero extra.

Credifiel es una de las instituciones en donde te prestamos dinero para satisfacer tus deudas y regresarte la tranquilidad que habías perdido. Conócenos y contáctanos.

Las mejores prácticas para tener dinero disponible

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario