Las 4 formas de aprovechar el dinero prestado de Credifiel

Rosario es una mujer de 40 años, casada y que vive felizmente con toda su familia e hijos. Ella es una mujer que durante toda su vida se ha dedicado a la docencia, para ella siempre ha sido muy apasionante el hecho de aportar conocimiento a otras personas, sobre todo, estando en edad infantil y juvenil.

Rosario además tiene otras pasiones, le gusta leer y sobre todo, compartir el tiempo libre que tiene con su familia. También, le gustaría llevar a cabo algunos proyectos dentro de su comunidad ya que así como ella, muchas de sus amigas tienen hijos.

Rosario está un poco preocupada por la situación que vive actualmente la industria de la educación. Desde hace algunos años sabe que muchos maestros se encuentran en desacuerdo por las nuevas reformas.

También está completamente consciente que las ganancias que ella obtiene por realizar una actividad que disfruta mucho no son las que desearía tener de forma mensual.

Considerando que aunque vive en familia y no es el único miembro del hogar que aporta dinero, de cualquier forma le gustaría tener más ingresos para comenzar a hacer realidad muchos de los proyectos que tiene en mente.

Esto es algo que a Rosario le mortifica y todos los días le hace sentir un gran pesar.

Aunque con mucha frecuencia ha pensado en ello, también sabe que solicitar un aumento de sueldo no es cosa sencilla, pues es una decisión que depende de muchos factores y no es una situación sencilla de resolver, ella lo sabe perfectamente.

Siempre piensa en algunas otras formas de obtener ingresos extra, pero también, le preocupa que éstas puedan quitarle tiempo de calidad con su familia.

Realmente siente que no sabe qué hacer, lo único que tiene claro es que no desea continuar con las mismas limitaciones debido a su sueldo de maestra.

Un buen día, Rosario pensó en la posibilidad de solicitar un crédito.

Se le hizo una gran opción ya que el dinero podría tenerlo en poco tiempo, aunque también, pensó que sería complicado obtenerlo, generalmente solicitan muchos papeles y el trámite se vuelve engorroso.

La decisión que tomó fue no darse por vencida sin haberlo intentado y entonces, comenzó a realizar una búsqueda por las diferentes instituciones que podrían otorgarle un financiamiento.

A través de internet fue como decidió llegar a la mejor opción crediticia.

Ahí se encontró con Credifiel quien mediante los convenios con instituciones gubernamentales, otorga créditos de una manera muy sencilla y además, con distintos métodos de pago que no afectan la economía ya que se vuelven en una forma muy accesible para todos los trabajadores de gobierno.

Cuando tuvo su primer acercamiento con Credifiel a través de las redes sociales, Rosario sentía nervios y aún estaba un poco indecisa, sentía temor de solicitar un financiamiento, sin embargo, la atención que le otorgaron le sirvió para resolver todas sus dudas respecto al funcionamiento de dichos créditos.

De esta forma fue como, completamente convencida, dijo “Sí quiero obtener mi crédito para disfrutar de nuevos proyectos con toda mi familia”.

Efectivamente, la idea de obtener el dinero de forma inmediata se hizo realidad. Rosario estaba muy sorprendida de que todo el proceso haya sido tan rápido, sólo tuvo que brindar algunos de sus datos y entonces, gracias a los convenios de Credifiel con algunas instituciones de gobierno fue como se pudo agilizar el proceso.

Lo único que ella podía pensar fue “Aquí si entienden mis necesidades”. Así fue como, en pocos días ella pudo tener el dinero que necesitaba en su cuenta, totalmente a su disposición. Ahora, sólo le faltaba pensar en la mejor forma de aprovechar el dinero que Credifiel le había prestado.

¿Tú ya sabes qué hacer con el dinero cuando lo tengas en tu cuenta? Aquí te damos algunas opciones: 

  1. Salir de vacaciones: ¿Hace cuánto no tomas un descanso con tu familia? Ocupar tu crédito para salir de vacaciones o tomar algunos días libres es una gran opción. Siempre compartir grandes momentos con la familia es completamente gratificante y además, es un respiro para el alma. Esto te ayudará a despejar tu mente y recargar tu energía, después de esto, estarás llena de motivación para dar inicio a todo lo que traes en mente y hasta ahora, no has podido cumplir. 
  2. Remodelar tu casa: ¿Cómo es la casa de tus sueños? ¿Deseas cambiar el color de la recámara? O mejor aún, ¿Quieres cambiar los muebles o implementar una cocina integral? Seguramente te gustaría hacer muchas modificaciones, que pequeñas o grandes, todas requieren una buena inversión al momento. Para todos esos ajustes es que puedes aprovechar tu crédito otorgado por Credifiel. Así, toda la familia vivirá mucho más feliz y en un espacio que fue creado especialmente para ustedes y por ustedes.
  3. Comenzar un negocio: ¿Cuáles son los proyectos que te gustaría iniciar en tu colonia? Una excelente forma de utilizar tu crédito es invirtiéndolo en un negocio a futuro. Con esto, en poco tiempo el financiamiento comienza a cubrirse solo, es decir, mediante las ganancias obtenidas es como puedes ir saldando tu cuenta hasta quedar libre de gastos y obtener todas las ganancias para ti. ¿Un sueño? Puedes comenzar a hacerlo realidad ahora mismo.
  4. Saldar las deudas anteriores: Si ya no sabes cómo librarte de las deudas generadas por malas decisiones o por compras innecesarias, no te preocupes, puedes solicitar un financiamiento con el cual, librarás las deudas más grandes de tu lista. Así, poco a poco tus finanzas estarán más sanas y podrás disponer por completo de tu sueldo. 

En Credifiel te prestamos la cantidad de dinero que necesitas, los cuales podrás liquidar mediante domiciliación o en pagos vía nómina, de esta forma, los gastos que tienen de forma mensual no se verán afectados en ningún momento del año.

Para nosotros lo más importante es tu bienestar y el cumplimiento de tus objetivos. Como lo decían muchos pensados, “Si ya lo pensaste, puedes hacerlo”. Solicita un préstamo rápido y seguro.

Guía para ganar dinero para pagar el inicio de universidad de tus hijos

 

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario