¡La mejor técnica de ahorro! empieza por el 1%

Uno de los retos más difíciles, además de ir al gimnasio, comer sano o llegar temprano, es poder ahorrar, ¡y no es para menos! La situación en tiempos recientes se ha vuelto mucho más complicada, los artículos de la canasta básica cada vez son más caros pero los sueldos no crecen.

Es por ello que muchas personas desisten de ahorrar, lo hacen a medias o de plano no se esfuerzan en hacerlo; muchos especialistas recomiendan hacer el ahorro partiendo desde el 10% de ganancias, a pesar de ello, muchos insisten en que es imposible.

Solicita tu crédito

Pero, ¿y si se comenzara a ahorrar sólo reservando el 1% de nuestros sueldos? No es imposible, y en este artículo te brindamos algunas ideas creativas que te pueden ayudar a comenzar tu fondo de ahorros.

1. La técnica del 1%

art-02-La-tecnica-del-1-porciento

Cuando se habla de ahorro, la gente comenta que tiene resguardado el 10%, 15%, 30% y hasta el 50% de ahorros, por lo que muchas personas exclaman con incredulidad “¡Eso es imposible!” Y claro, es imposible si decidimos comenzar nuestros ahorros desde el 50%.

El proceso de ahorrar es gradual, como un hábito o, para que se entienda un poco mejor, como una dieta, si alteramos nuestra alimentación de golpe nos arriesgamos a padecer algún tipo de descompensación.

Del mismo modo, para comenzar con el hábito del ahorro, es vital dar el inicio desde cambios pequeños, pueden ser imperceptibles a primera vista, pero con el paso del tiempo verás resultados muy efectivos.

Comenzar desde lo más pequeño en cuestiones de ahorro sería el 1%, pero ¿cómo hacerlo? En realidad, es muy sencillo, para ello, ten una calculadora a la mano y uno de tus recibos de nómina.

Del total de tu sueldo solo calcula el 1%, así, por ejemplo, si recibes en tu nómina un total de $2,900.00 el 1% del total sería de $29.00; y ¡listo! Hemos podido ahorrar el 1%!, pero, ¿ahí termina todo?

En realidad no, esto sólo será el comienzo, ya que para poder llegar a ahorrar el 20% o hasta el 50% el paso a seguir consiste en que el siguiente mes se duplique la suma ahorrada, ya no sería el 1%, ahora sería el 2%, teniendo en mente el anterior ejemplo, ya no serían $29.00, ahora serían $58.00.

art-03-ejemplo

Sólo restaría continuar con este régimen para que gradualmente, podamos hacer de nuestro fondo de ahorros, más grande; si se sigue al pie de la letra este método en un año ya tendremos el 12% de ahorros, en 2 años, el 24% y así sucesivamente. En cuestión de 4 años podríamos ahorrar el 48% de nuestro sueldo.

Ahora bien, cabe mencionar que este no es el único método para poder ahorrar, y por supuesto, tampoco significa que al poner en práctica el método del 1% tengamos que dejar de lado otras estrategias que nos ayuden a potenciar nuestro ahorro, así que seguimos con el listado.

2. Busca siempre la alternativa más económica

art-04-Busca-siempre-la-alternativa-mas-economica

Este método es muy útil a la hora de hacer las compras de la despensa o gastos relacionados al hogar; es muy importante, siempre hacer la comparativa de qué artículos adquirimos y siempre buscar una alternativa que sea más económica.

Supongamos que al ir de compras al super adquieres un cartón de leche que cuesta $19.00 y ves que hay otro muy parecido que tiene un costo de $17.00, no tienes que dudar, compra el de menor precio y así seguirás contribuyendo a realizar tu fondo de ahorros.

De forma muy parecida y a pesar de que es algo que algunos ya hacen, es muy recomendable que busques ofertas o promociones en las que se agreguen productos a la compra o en donde haya rebajas en los precios de los artículos que normalmente adquieres.

3. El método del jarrón

art-05-El-metodo-del-jarron

Puede parecer muy trillado y hasta romántico, pero este método, si se realiza con la disciplina necesaria, puede ser muy efectivo, es muy sencillo. En un jarrón o tal vez puede ser una botella hay que echar cierta cantidad de dinero al día, dejar que el jarrón se vaya llenando y cuando menos nos hayamos dado cuenta, tendremos una suma considerable acumulada.

Puedes imponerte una cuota diaria de $10.00 o $20.00, aunque también hay variables muy interesantes que van desde depositar el costo de aquellos antojos o artículos no indispensables que compramos hasta echar todas las monedas de cierta denominación que lleguen a nuestras manos durante ese día.

Lo importante de este método es no dejar de depositar en el jarrón, hacerlo de continuo y sobre todo, ¡evitar a toda costa abrir el jarrón y sacar el dinero porque eso significa que lo gastaríamos de inmediato.

4. La tradición japonesa del Kakeibo

art-06-La-tradicion-japonesa-del-Kakeibo

 

Japón es un país que se caracteriza por el orden y la disciplina de sus habitantes, en todo aspecto. Una de sus tradiciones que los ha hecho tener el reconocimiento mundial de ser un pueblo disciplinado es esta, el Kakeibo o Kakebo.

El kakeibo debe su nombre a una libreta o diario que usan los japoneses para poder llevar a cabo un registro por mes o por semana de la paga que reciben y cómo se irán distribuyendo los gastos en función de sus necesidades.

Es costumbre del japonés promedio sentarse y con toda la disciplina y el rigor posible, acompañado de sus recibos o facturaciones, darse a la ardua tarea de anotar los gastos que se han hecho, los gastos que vienen y detectar en dónde hay “fugas” de dinero para así hacer una nueva planeación o reforzar la ya realizada.

Por lo general esta actividad la hacen las amas de casa japonesas, sin embargo, hay muchas ocasiones en las que las parejas lo hacen juntas e incluso, si ya cuentan con hijos, los incluyen en esta práctica, para que desde su tierna infancia comprendan el valor de ahorrar mediante el Kakeibo.

En este artículo sólo se enlistan algunos de los métodos más sencillos y creativos que pueden ayudar a darte un primer empujón para que puedas comenzar una disciplina de ahorro, sin embargo, estos no son todos, hay muchos otros métodos que puedes conocer, e incluso crear uno propio.

Claro está que, para poder ahorrar se requiere mucha disciplina y a veces, autocontrol. La labor exige sacrificios, pero los beneficios de ahorrar a la larga, son de lo mejor. Ya sea que elijas sólo el método del 1% o desees conjuntarlo con algún otro de los que se han mencionado en este artículo, tu esfuerzo a la larga se verá compensado con creces.

Solicita tu crédito

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario