Dinero rápido y seguro para la mejor etapa de tu vida

¿Qué es lo que las personas piensan acerca de los créditos? Para muchas puede ser una de las peores experiencias de su vida o llamarlo como “La peor decisión que hayan podido tomar”, pero, ¿Realmente eso fue? Una de las percepciones que se tienen de forma común es que los créditos lo único que ocasionan son deudas. Lo que raramente se ve, es la forma rápida y segura con la que puedes obtener el dinero y comenzar a invertirlo.

Pero argumentando en contra de este recurrente pensamiento puedo decir que los créditos nunca generan deudas cuando sabes utilizarlos a tu favor y además, cuando sabes administrar tus finanzas de manera correcta. En realidad, las personas son quienes generan las deudas. Además, si lo vemos desde otro punto de vista, las deudas se pueden adquirir de muchas formas, aún cuando las personas no hayan solicitado préstamos en su vida, ¿Entonces será correcto seguir pensando esto?

Para quienes saben como aprovecharlo, un financiamiento puede ser una excelente herramienta de crecimiento financiero. Por ningún motivo podríamos considerarlo como algo que sólo quienes tienen deudas o “No les alcanza” pueden solicitar, en realidad lo que pocas veces nos dicen y por ello, un número reducido de personas saben, es que también a través de estos préstamos puedes hacer que tu dinero crezca y tu cartera incremente a cualquier edad y en todo momento de la vida. Uno de los mejores momentos para hacerlo es durante la jubilación ya que obtener dinero de forma rápida y sencilla es la oportunidad para invertir el capital de tus cuentas y además, aprovechar tu tiempo.

Sí, es verdad, los créditos generan intereses pues recordemos que éstos son dinero prestado, no es tuyo y por ello debes pagar una cuota mensual, sin embargo, también solicitar créditos puede ser algo completamente estratégico y todos deberíamos estar preparados y educados para hacerlo en cualquier momento. ¿Alguna vez durante tu vida tuviste la necesidad de solicitar un préstamo? Lo más seguro es que tu respuesta sea sí y seguramente eras muy joven cuando lo hiciste, puede ser que el dinero prestado no haya sido invertido de la mejor manera y entonces, “Ni a melón te supo”, como se dice comúnmente cuando ocurre una situación y no logras disfrutarla.

Pero en esta ocasión y después de haber acumulado años de experiencia financiera, las cosas pueden ser muy diferentes. También es verdad que otro mito acerca de los préstamos es que sólo puedes solicitarlos cuando tienes una buena solvencia económica, cuentas con un trabajo seguro y tienes todo a tu favor para que el crédito se liquide de manera eficiente y nada se pueda salir de control. Lo que esto nos genera es un pensamiento de “¿En algún momento de la vida esto puede funcionar así”? Un dicho popular en nuestra sociedad  y que todos hemos escuchado es que nada es seguro más que la muerte, entonces, ¿Qué estás esperando para solicitar un financiamiento y aprovechar tu jubilación?

En Credifiel nos hemos olvidado de los trámites engorrosos y tardados que generalmente se tienen que llevar a cabo para solicitar un préstamo. Nosotros además de escuchar tus necesidades, te ofrecemos distintas soluciones adecuadas a tus necesidades. De esta manera no se verán afectados tus ingresos. Pero ¿Sabes qué es lo más importante? La solvencia económica quedó en el pasado, esos trámites en donde debes comprobar ingresos y además, arriba de una cierta cantidad ya quedó obsoleto pues sabemos que hoy en día hay muchas formas de obtener ganancias, además, nosotros queremos ayudarte a que las incrementes para que puedas disfrutar la mejor etapa de tu vida.

A través de la inversión por financiamientos, las personas jubiladas tienen acceso a una mejor calidad de vida y sobre todo, a mayores ingresos de forma extra a su pensión. ¿Qué es lo que harías si pudieras obtener dinero rápido y seguro? ¡Seguro estás pensando en unas vacaciones por tiempo indefinido! Ya no debes preocuparte por regresar en una fecha específica y mucho menos por cumplir responsabilidades laborales, así que podrías irte a cualquier lugar del mundo a disfrutar y poner tu mente en otra sintonía mientras tu crédito se está pagando de forma natural.

En Credifiel te otorgamos préstamos vía nómina, así nunca tendrás que preocuparte por su pago y es una buena forma de reducir la tasa de interés que además, es fija. Además, con un crédito en Credifiel puedes utilizar tu préstamo de muchas formas. Una vez que tengas aprobado el monto y el dinero en tu cuenta, puedes darte a la tarea de hacer un presupuesto con base en tus objetivos. Debes retomar aquella lista de metas y actividades por realizar durante esta etapa, así, tu crédito te servirá para muchas cosas que en conjunto, le dan mayor bienestar a tu vida.

Por ejemplo, del 100%, puedes destinar un 40% para su inversión, recuerda que invertir es significado de poner tu dinero en un lugar que te generará ingresos de forma posterior, lo que se busca es rendimiento constante y además, un retorno de inversión constante y proyectado para el futuro a manera de que pueda ser mucho mayor a la cantidad inicial invertida.

Después es justo que dentro de tus planes puedas pensar en la posibilidad de viajar a lo largo del país o quizá, visitar por primera vez un país o mejor aún, ir por segunda vez a una ciudad que te haya conquistado desde el primer día. La lista de posibilidades es inmensa y cada quien tiene la suya, es por esta razón que ahora que ya sabes cual es la mejor opción para solicitar un crédito y disfrutar de tu jubilación, debes sentarte y ponerte a pensar con completa calma en aquellas cosas que realmente deseas hacer y que te llenarán por completo.   Te recomendamos que el porcentaje que inviertas sea mucho mayor al que destines para vacaciones, viajes y otros proyectos.

Guía para tener jubilación plena con finanzas sanas

 

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario