Día de la mujer: conoce tus derechos

El papel de las mujeres en la actualidad es indiscutible. Su contribución a una sociedad más igualitaria y libre es clave en la formación de una humanidad justa y que busca las mejores oportunidades para todos los seres humanos que habitamos en la Tierra. Es triste ver que aún quedan lugares en los que las garantías de las mujeres no son respetadas.

Más triste es aún ver que incluso en nuestro país, las mujeres viven en condiciones distintas a los hombres. La inseguridad para ellas es mayor, el acoso en las calles es cotidiano y por si fuera poco, la tasa de feminicidios está al alza.

¿Cómo lograr una sociedad en la que cada vez más se respete el papel de la mujer en la sociedad?

Lo primero que se tiene que dejar atrás es la idea de que las mujeres son sólo las encargadas de las labores del hogar y madres de los hijos. Las mujeres son mucho más que eso. Son trabajadoras y aportan al desarrollo económico de los países en los que se han integrado al mercado laboral. Las mujeres pueden y saben dirigir.

Por eso, en el Día Internacional de la Mujer lo esencial no es felicitar a tus amigas, claro que es válido, pero lo ideal sería que juntas empiecen a reconocer sus derechos y asegurarse del respeto de los mismos. Cuando menos en el papel que la ley demanda, las mujeres en México tienen sus derechos garantizados.

La historia nos dice que este día surgió a razón de que en el año 1857 las obreras de la fábrica textil “Cotton” en Nueva York, Estados Unidos realizaron una huelga en demanda de una jornada laboral y salarios más justos. Cuando apareció la policía para enfrentarlas hizo gala de fuerza e imposición, golpeando y matando a varias de ellas.

Por si fuera poco, al dueño de la fábrica se le ocurrió encerrar a las mujeres que quedaban con vida y prendió fuego al local, muriendo todas ellas quemadas. Este crimen de odio fue la razón para que años más tarde se instituyera este día para el reconocimiento de las mujeres no sólo en su papel laboral, sino en la formación de sociedades democráticas.

A pesar de que, desde años atrás, la mujer se ha visto envuelta en el ámbito laboral, esta participación no ha sido reconocida como tal. La conquista de derechos hasta ahora ha sido de poco en poco y cuando menos en México el derecho al voto es ya un hecho, o el derecho al trabajo remunerado también. No obstante, aún faltan algunas conquistas por hacer.

En nuestro país la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Ley Federal del Trabajo rigen los principios de convivencia laboral para hombres y mujeres. Los patrones han de saber que el desconocimiento de estas condiciones no libera de su cumplimiento, y por ello deben asegurarse en todo momento de cumplir con lo establecido por la legislación vigente.

Los derechos laborales de las mujeres

De acuerdo con la doctora Patricia Kurczyn Villalobos, “los derechos de las mujeres trabajadoras son las normas jurídicas enfocadas a la protección de su salud, educación, dignidad y desarrollo, así como la protección de la maternidad en relación con la mujer misma y el producto del mismo”.

Estos derechos, deberán protegerse mediante normas distintas según se trate de una relación de trabajo entre particulares, un individuo o un organismo de gobierno. Como ya lo indicamos, la Constitución establece el derecho de igualdad, y derivado de ello, están los derechos de las mujeres trabajadoras.

Ahora bien, toda garantía social debe proteger y tutelar los derechos de las mujeres trabajadoras que gozan de derechos propios de su sexo en función de factores como la igualdad de condiciones laborales, y salario pero además en correspondencia con la maternidad, de las responsabilidades sobre la crianza de los hijos y la atención a la familia.

En la actualidad se promueve que las responsabilidades familiares deben ser compartidas por hombres y mujeres de forma que los papás también tienen derecho a tener una licencia para cuidar de un hijo enfermo, y de esta forma tomar parte en la familia.

Es importante destacar que los derechos laborales de los que actualmente gozan las mujeres no son un privilegio como se ha llegado a pensar. La defensa de la igualdad de derechos no implica la creación de privilegios para un grupo determinado, en realidad, las diferencias de trato que se estipulan para las mujeres en algunos casos tienen por objeto protegerlas.

Por ejemplo, la mujer tiene derecho a proteger la maternidad como un proceso biológico y es por eso que puede tener una licencia de trabajo cuando está por tener a su hijo. Los derechos a los cuidados con motivo de la maternidad no serían privilegios sino una defensa de la función de reproducción del ser humano.  

La Convención Sobre La Eliminación De Todas Las Formas De Discriminación Contra La Mujer de las Naciones Unidas estableció en 1981 un documento en el cual estipula que toda forma de discriminación será considerada violencia contra la mujer. México participó como firmante de este documento por lo cual debe atenerse a los siguientes principios:

  • Las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres con respecto a oportunidades, elección de carrera, empleo, seguridad, beneficios y capacitación laboral.
  • El derecho a una remuneración y trato igualitario por la labor que desempeñen, y misma indemnización que la de un hombre.
  • El derecho a la protección de la salud en el trabajo, así como la salvaguarda de los derechos reproductivos.
  • Queda prohibida la discriminación en torno al embarazo, las licencias de maternidad, y el estado civil.
  • Además, tienen derecho a las prestaciones básicas como servicio de guardería para sus hijos, servicios sociales que permitan combinar la vida familiar con el trabajo, y la participación en la vida pública.

Nuestro país también es firmante de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer de 1998. Dicho documento establece, en su artículo 4 que “toda mujer tiene derecho al reconocimiento, goce, ejercicio y protección de todos los derechos humanos y a las libertades consagradas por los instrumentos regionales e internacionales sobre los derechos humanos”. 

De esta forma las mujeres tienen derecho a que se respete su vida, libertad, seguridad personal, igualdad de protección ante la ley, libertad de asociación, a una vida libre de violencia, y a estar libre de toda forma de discriminación. 

Lo más importante como mujer es que sepas que tienes el derecho a ser valorada y educada libre de patrones estereotipados de comportamiento y prácticas sociales y culturales basadas en conceptos de inferioridad y subordinación.

Los derechos de las mujeres son extensivos a todos los ámbitos sociales. En México, contamos con instituciones como el Instituto Nacional de la Mujer que te ayuda a garantizar tus derechos e instrumentos como la Ley General de Igualdad entre Mujeres y Hombres (LGIMH) en la cual se establece la obligación de las autoridades de garantizar el principio de igualdad sustantiva entre mujeres y hombres en el ámbito del empleo.

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) que establece la prohibición de la violencia laboral constituida por la negativa ilegal a contratar a la víctima o a respetar su permanencia o condiciones generales de trabajo; la descalificación del trabajo realizado, las amenazas, la intimidación, las humillaciones, la explotación, el impedimento a las mujeres de llevar a cabo el período de lactancia previsto en la ley y todo tipo de discriminación por condición de género, así como el hostigamiento y acoso sexual.

La Ley Federal del Trabajo (LFT) en la que se establecen las pautas para impulsar la inclusión y la igualdad sustantiva en México. Y por último, la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (LFPED), la cual se armoniza con los derechos humanos contenidos en tratados internacionales ratificados por el Estado mexicano, estableciendo que se prohíbe toda discriminación por origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social y de salud, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Todos estos instrumentos son la garantía de tus derechos. Conócelos y hazlos valer cuando sea el caso. No permitas nunca que te discriminen o violenten por ser mujer, y si eso pasa, denúncialo, platícalo con tus seres queridos y aprende a transmitir el mensaje de igualdad entre tus conocidos.

Dónde y cómo obtener dinero extra si tu sueldo no te alcanza

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario