Crédito amigo, el aliado para sanar tus finanzas

Ya terminó la primera parte del año y en esta temporada seguramente adquiriste algunas deudas que ya quieres liquidar, pues no te gustaría que llegara el siguiente año y tú aún con compromisos financieros sin pagar.

Un buen historial crediticio se construye a partir de un compromiso que se cumple a tiempo y que funciona como garantía en el caso de que busques otro préstamos o crédito en el futuro.

Parece que liquidar estas deudas puede ser un reto difícil de superar y por ello, un Crédito amigo suele ser la solución de muchas personas para resolver esos pendientes financieros que pueden convertirse en una bola de nieve interminable.

Las ventajas del crédito amigo

Contar con una institución de confianza que te brinde las mejores soluciones para estabilizar tus finanzas personales y familiares debería ser considerado como un pilar importante dentro del aprendizaje de las finanzas en todo el mundo.

No se trata solo de ser cliente de una institución bancaria y ya:

Se trata de fidelizar una relación de confianza con un grupo financiero que más que prestarte dinero y cobrar intereses, procura tu bienestar económico y se preocupa por ofrecerte un servicio de acuerdo a tus necesidades y posibilidades.

Existe una serie de aspectos que debes tomar en cuenta para elegir ese crédito amigo que te da estabilidad, con quien puedes construir una relación de confianza mutua, donde exista una posibilidad de recompensar tu esfuerzo y puntualidad de pagos y donde encuentres un aliado siempre disponible.

Que sea seguro

Elige una institución financiera que cuente con todos los requisitos legales y que no solo te prometa, que también te cumpla y no sea fraudulenta: recuerda que tu elección debe estar avalada por el Buró de Entidades Financieras de la Condusef, para evitar decepciones de terceros y quedarte sin dinero o sin documentos.

¡No te dejes engañar!

Que tenga préstamos de todo tipo

Elige una opción que tenga planes de préstamo con diferentes características: esto significa que es capaz de ver a cada cliente como alguien diferente, con necesidades únicas y estilos de vida distintos.

Una institución financiera con estas características tendrá planes para jubilados, para profesionistas, para médicos, empleados del gobierno y otros sectores que no siempre gozan de beneficios en pro de su economía familiar.

Que tenga facilidades al tramitar

Elige una institución que tenga procesos administrativos eficientes para ti y todos los clientes, que piense en tu tiempo y el de los demás.

La evaluación de la documentación para un crédito o préstamo es una de las razones por las que muchas personas abandonan los procesos de solicitud, ya que no les resuelven en el menor tiempo posible.

Acudir a una financiera que cambie la percepción sobre tu experiencia con otras financieras, un servicio de respuesta y atención rápida cambiará tu visión de los préstamos bancarios.

Que conozca tus necesidades

Una institución financiera humana conoce lo que sus clientes requieren: su estilo de vida y cómo puede aportar para que este sea más sencillo, a través de requisitos que no compliquen más su vida diaria y que, al contrario, los ayuden a alcanzar sus metas y sueños en el menor tiempo posible.

Que atienda sectores no valorados

No se trata solo de tener planes de préstamo para toda la gente, sino de ofrecer servicios especiales para cada persona.

Una institución financiera de calidad da oportunidades a personas de diversos perfiles que no han encontrado opciones viables para dar solución a esas emergencias o a esos planes que requieren un dinero extra con el cual, de momento, no cuentan.

Parte de esto es hacer convenio, por ejemplo, con entidades gubernamentales para que la obtención de un préstamo sea más fácil y sencillo para sus trabajadores, de tal forma que así se atiende a empleados de sectores como el de la salud, educación, industria energética e incluso jubilados y pensionados.

Que no consulte el buró de crédito

Si tu historial ha sido un impedimento constante para adquirir un préstamo en anteriores ocasiones, debes elegir una institución financiera que confíe en ti y no consulte el buró de crédito para ayudarte a cumplir tus objetivos sin obstáculos en el camino

Que te recompense

Elige esa institución que recompense tu esfuerzo por cuidar tu dinero, por mantener un buen historial crediticio y por incrementar las oportunidades futuras para acceder a préstamos mayores, con la confianza y el sello de una empresa financiera íntegra e innovadora.

Que trabaje con base en valores

El servicio de excelencia, la transparencia con sus clientes, el trabajo en equipo, un ejercicio de la integridad y honestidad con una responsabilidad social: todos estos son valores que tu Crédito amigo debe tener y que en Credifiel tenemos para nuestros clientes nuevos y más fieles, a quienes demostramos día con día porque somos la institución financiera en la que puedes confiar.

En Credifiel, contamos con una amplia oferta de préstamos dependiendo tus necesidades. Tu ajustas la cantidad que deseas, así como los plazos de tus pagos. Además, no necesitas un aval y lo mejor de todo es que puedes hacer tu trámite en línea.

Tramita tu préstamo Credifiel ahora mismo y llega a tus metas más rápido y a tu manera.

Por si fuera poco, te regalamos esta increíble guía “Plan de ahorro para la segunda mitad de año”, la cual te enseñará métodos con los cuales podrás ahorrar y tener ese dinerito extra que te será muy útil al finalizar este 2018.

 Nuevo llamado a la acción

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario