¿Cómo puedo pedir un préstamo?

Solicitar un préstamo puede resultar algo intimidante, conlleva un compromiso a mediano o largo plazo con una institución financiera que siempre se preocupará por recuperar el dinero prestado con sus debidos intereses. 

Sin embargo, también nos dan la oportunidad y capacidad de incrementar sustancialmente nuestro poder adquisitivo. Podríamos, por ejemplo, comprar una casa para asegurar nuestro patrimonio, conseguir un automóvil para hacer la vida más cómoda, hasta podrías pagar las deudas que te causan dolores de cabeza.

Hay una utilidad inherente al pedir un préstamo. Es una forma rápida y por lo general sencilla de ayudar a tu economía, salir de los apuros y conseguir lo que deseas.

Pero, siempre existen dudas en el proceso de adquirir un crédito, en la actualidad los requisitos se han flexibilizado y seguro existe un plan que se adecue a tus necesidades y capacidades económicas.

El propósito de este artículo es explicarte cómo puedes pedir un préstamo, cuáles son los requisitos, qué es lo que tienes que tomar en cuenta, de qué te tienes que cuidar y qué tipo de préstamo te conviene solicitar según el uso que le vayas a dar.

La pregunta esencial es ¿cómo puedo pedir un préstamo? La respuesta es más sencilla de lo que probablemente piensas. Lo primero que tienes que definir es para qué necesitas un préstamo. Determina las metas que quieres alcanzar con el dinero que te proporcionarán.

Reflexiona si de verdad necesitas el préstamo, ¿puedes conseguir lo que quieres ahorrando?, ¿tu objetivo puede esperar a que tengas el capital suficiente? ¿qué tanto afectará a tus ingresos el contratar un crédito? Estas preguntas te pueden ayudar a definir si debes solicitar el préstamo o no.

Una vez que decidiste obtener el préstamo viene la parte de definir ¿para qué voy a usar el crédito? ¿Qué cantidad de dinero necesitaré para conseguir mis metas? Asegúrate de tener esto muy presente porque es el motivador principal para la solicitud del préstamo.

Es recomendable que el importe que solicites sea el que necesitas, aunque puede ser un poco más, para tener algo extra que te pueda ayudar en otras cosas. Es hora de analizar tus opciones. ¿A cuál institución financiera acudirás para solicitar tu crédito?

Existen infinidad de opciones, desde bancos hasta empresas que se dedican única y exclusivamente a otorgar préstamos.

Los factores a considerar son: cómo están organizados sus planes, cuál es la cantidad mínima y máxima que te pueden otorgar, cuáles son los tipos de préstamos que manejan, cuáles son sus tasas de interés, qué pasa si en algún momento por alguna razón no puedes pagar tus cuotas y qué garantías exigen en ese caso.

Hay que conocer a profundidad el plan que vas a elegir, debes fijarte hasta en las letras chiquitas. Te estás comprometiendo con una institución, asegúrate que todo esté en orden.

Para pedir un préstamo es obligatorio tener un flujo de dinero regular y constante, estable. Es necesario comprobar que eres capaz de cubrir los pagos sin problemas y a tiempo. Es casi imposible que las instituciones financieras confíen su dinero a alguien que no tenga una manera comprobable de regresarlo.

Ese es uno de los requisitos más importantes que se piden. Esa es la razón por la que solicitan los comprobantes de ingreso, para corroborar la liquidez del prestatario.

Después de haber decidido a cuál empresa acudirás por tu crédito, para evitar que tengas que dar varias vueltas, asiste con los papeles que se requieren. Por lo general no hay mucha diferencia en los documentos que solicitan. Normalmente se requieren:

-Identificación Oficial.

-Un presupuesto de qué es lo que se planea adquirir con el préstamo.

-Comprobante de ingresos.

-Comprobante laboral.

-Comprobante de domicilio.

-Estado de cuenta bancario.

Lo más probable es que, después de esto, la institución realice una investigación para determinar si eres un candidato viable para el préstamo, este es un paso muy común y no te debes preocupar por proporcionar datos importantes como los que contienen tus estados de cuenta.

Por lo general, te entregarán un aviso de privacidad en el cual te informan cómo es que manejarán tu información. Si cumples con los requisitos económicos del plan que elegiste, estás casi listo para recibir tu préstamo.

Ahora, ya que te concedieron el préstamo es momento de asegurarse que las condiciones del acuerdo estén claras y que no haya detalles que hayas pasado por alto. Por ejemplo, qué sucedería en caso de no cumplir con tus pagos de manera puntual, ¿cuál es la cantidad exacta de dinero que pagarás por concepto de intereses?

Esto es mucho más sencillo si eliges un plan de tasa de interés fija, así sabrás a ciencia cierto cuál es la cuota de interés que estarás pagando, a diferencia de un plan de interés variable que pueda fluctuar mes con mes, a veces pagando menos a veces pagando más. El mercado cambia y los intereses igual.

Una forma de darte cuenta si la empresa a la que acudiste por tu crédito es legítima y hace sus tratos limpiamente y sin afán de perjudicar al prestatario es investigarla.

Hoy en día es muy fácil conocer la opinión de los clientes con solo googlear el nombre de la empresa, aparecerán opiniones de personas que ya hayan tenido la experiencia de ser clientes de tal o cual institución. De ese manera no irás a ciegas y tendrás una visión más completa de lo que significa ser prestatario de la empresa crediticia que desees.

Ya realizado y analizado lo anterior, es hora de recibir tu préstamo. No hay que volverse loco ni perder el piso al ver que el dinero se encuentra en tu cuenta bancaria. Hay que tener la cabeza fría y utilizar ese dinero para lo que lo solicitaste.

Puede ser muy tentador correr y comprar todo lo que se te atraviese. En pocas palabras, ese sería un gran error. Después de haber cumplido la meta que te propusiste, desde el principio, sé muy responsable con tus pagos.

Esto te dará una mejor historia crediticia y hará mucho más sencillo solicitar nuevos préstamos en caso de necesitarlos. Incluso te ofrecerán mejores planes. Piénsalo como una inversión, si quieres conocer tu estatus en el buró de crédito puedes ingresar a su página.

Si quieres conocer los requisitos mínimos para solicitar tu préstamo en credifiel puedes checarlos aquí

10 factores a considerar para pedir un préstamo

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario